Manual para terminar con el planeta en 2020 - LJA Aguascalientes
22/07/2024

En este inicio de año siéntase con la libertad de llevar a cabo uno o varios pasos para la destrucción del planeta, al fin y al cabo cada quien podemos poner nuestro granito de arena, de granito en granito se hace la playa o se destruye. Vaya con tranquilidad que al fin y al cabo somos alrededor de 6 mil millones de personas, un número bastante importante para exterminar de manera rápida y sin problemas con la naturaleza, el hábitat, los nichos ecológicos y acelerar lo más posible la extinción de especies, al fin de cuentas vamos muy bien, se han descrito alrededor de 1.9 millones de especies y se extinguen por varias causas, pero somos los reyes de la extinción, por supuesto a continuación algunos consejos para que usted no deje de extinguir de manera directa o indirecta. Todo sea por ganar un trofeo o una medalla.

La motivación de hacer este manual nace de que una loca mujer, Rachel Carson, se le ocurre decir en su libro La primavera silenciosa, 1962, que se está contaminando, que nos fijemos en lo que le estamos haciendo al planeta, ¿cómo? Si sus compatriotas alegaban que todas las emisiones se disolvían en el aire, cómo olvidar a Roberto Carlos, 1977 con su canción del “Progreso” se atreve a decir que el “quisiera ser civilizado como los animales” si los animales está visto que son un bien que hay que tomar para comer, vestir, divertirse… creo que nadie lo escuchó. Para el año 1988, un grupo llamado El Personal, de Guadalajara, nos presentaba una canción más divertida que dejaba de lado tanta palabrería de conciencia “nosotros somos los marranos” donde a ritmo de reggae decían “hay que llenar el mar de orines, sí.., pa que se mueran los delfines, síííí”. Cuál sería el sentido, quizás hablaban en un sentido inverso, pero el género humano parece que le gusta ser el malo de la película, y como ya me cansé de lo contrario quiero ver el fin, quiero saber cómo termina, por lo que les presento mi propuesta de manual para acabar con el planeta este año que está en pañales y al que le podemos sacar mucho provecho, cabe destacar que no está basado en hechos reales, cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia, justo es si y sólo si, a alguien quiere subirse al tren de la destrucción. Comenzamos

  1. Sea tan amable de tomar su ducha mínimo de 20 minutos, deje correr el agua mientras se enjabona, use champú franceses, dicen que son los mejores y además tienen consigo mucha contaminación desde el envase hasta el traslado, etc. 
  2. No le cierre al agua mientras se lava las manos, déjela fluir que al fin y al cabo le puede tocar ver la última gota, imagino que podría tener un premio, lo mismo aplica al lavarse los dientes.
  3. Siente que no tiene ropa suficiente, vaya y compre, de preferencia de marca, así se asegura que hay explotación humana en la cadena de producción.
  4. Crema, cosméticos, todo para el aseo personal, por supuesto no acepte imitaciones y vea la etiqueta que diga “dermatológicamente probado”, de seguro muchos animales habrán muerto para que usted tenga una piel suave y sedosa.
  5. ¿Debe salir por algo que le falta? Lleve su coche, evite la fatiga, siempre hará falta dióxido de carbono en el ambiente y partículas suspendidas, abone en esto.
  6. Tiene espacio en su casa para un jardín, no lo haga, póngale piso hay, tantos pisos tan elegantes que le van a evitar que la tierra entre a su casa.
  7. Si tiene una fiesta pida llevar refrescos y desechables, se podrá divertir sin estar al pendiente de sus cosas, simplemente se tiran a la basura.
  8. Tiene frío dentro de su casa, compre un calentador eléctrico, su confort está garantizado, ahora que si tiene calor, un enfriado será lo ideal, contaminan que da gusto.
  9. Siente estrés, vaya a unas bonitas vacaciones a la playa, compre corales como recuerdo de su visita y tráigale a sus amigos y amigas, o como dicen, “sino puedes traerme nada, de menos una conchita”. Por la basura que lleva a la playa no se complique, es una buena colaboración para la extinción de especies marinas, de hecho la puede mandar desde la ciudad.
  10. Si mientras lee esto le da hambre, vaya por unos taquitos, pídalos para casa, así se asegura que le darán un platito con una bolsita de verdura aparte, salsa en otra bolsita y todo se lo pondrán dentro de otra bolsa de camiseta para que usted lo pueda llevar con facilidad. No se preocupe en guardar las bolsas buenas, cada vez que vaya le volverán a dar, hay muchas. Usted sea un contaminador de 10.

Podría continuar con estas recomendaciones para acabar con el planeta, pero entre los millones de personas que habitamos el planeta surgen más y nuevas formas de destruir, somos muy creativas. Así que por ahora me despido, no sin antes desearles un feliz y maravilloso fin del mundo 2020, bueno, no es que sea adivina, ni profeta, sólo que se cansa una de pedir a amigos, familiares, estudiantes y a todos que cuidemos y cuando has escuchado cosas como “nada más porque me va a calificar lo hago”, “nada más cuando usted viene no usamos desechables” o cosas más científicas como “alguien va a encontrar la manera de sacar agua de algún lugar, para que nos preocupamos”. “Yo la pago, no te importa si la tiro”. Sólo por eso hoy me rindo y hago mi humilde contribución. Muchas gracias

 

[email protected] | [email protected] 


Show Full Content
Previous El director de salud mental vs. los medios de comunicación
Next El Pepe, una vida suprema, el documental de Don Pepe Mujica/ Alegorías Cotidianas
Close

NEXT STORY

Close

De Rebote 

15/12/2020
Close