Sociedad y Justicia

Necesario, desligar filiación política de los sindicatos de trabajadores

  • Los trabajadores deben de elegir el sindicato que proteja sus derechos laborales y no debe de dejarse guiar por inclinaciones políticas
  • Antes, la CTM tenía el control del sindicalismo gracias a su relación con el PRI; hoy en día Catem, sindicato en crecimiento, está directamente ligado a Morena 

 

 

En mayo del 2019 fue publicada la reforma laboral incentivada por el Gobierno Federal en la que se hicieron cambios relevantes dentro de la Ley Federal del Trabajo, Ley del Seguro, entre otras legislaciones. Uno de las modificaciones más importantes como parte de esa reforma fue el Convenio 98, el cual habla de la libertad sindical de los trabajadores. Al respecto, el morenista Daniel Gutiérrez Castorena, senador por Aguascalientes, reiteró que uno de los cambios más importantes fue precisamente la implementación del Convenio 98 en donde se implica la democracia y la libre contratación colectiva de los trabajadores. 

“Tú te das cuenta ahora cómo esa medida que se tomó del Convenio 98 permitió precisamente la libertad sindical y la libre contratación. Lo que fue una demanda muy largamente acariciada por parte de los trabajadores en busca de la democracia sindical, se logró con la aplicación del Convenio 98. Es decir, todo el sindicalismo mexicano luchaba por la democracia para quitar el charrismo sindical (…) el corporativismo sindical”, destacó Gutiérrez Castorena.

La Confederación de Trabajadores de México (CTM) es uno de los sindicatos que durante mucho tiempo tuvo gran peso en el país gracias a su relación directa con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y por ello se le atribuía una de las bases del control político del obrero en los estados, precisamente a través de este corporativismo sindical, que hoy en día se busca erradicar con el Convenio 98 de la reforma laboral. El senador explicó que este corporativismo “implicaba un control de los trabajadores en donde era un toma y da; el gobierno le daba a los líderes charros, los charros le juraban lealtad al gobierno, y eso les permitió mantener por muchas décadas el control de los trabajadores”. 

Sin embargo, una de las cuestiones que más se criticó en relación con el sindicalismo fue la llegada del senador del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Pedro Haces Barba, a la secretaría general de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (Catem), sindicato que ha ido ganando popularidad en el país y que está directamente relacionado con Morena, partido que actualmente tiene la mayoría de los actores políticos del país.

Al cuestionarle a Daniel Gutiérrez Castorena sobre esta relación directa entre Catem y Morena, el senador respondió: “No, no, no, para nada. Es más, Catem ni siquiera… El senador Pedro Haces era suplente de Germán Martínez. Él llega tiempo después de que se aprobó esa iniciativa, ese Convenio 98”.

El 7 de noviembre del 2019 fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el decreto por el que se promulga del Convenio 98 relativo a la Aplicación de los Principios del Derecho de Sindicación y de Negociación Colectiva, adoptado en Ginebra el 1 de julio de 1949. En el convenio de Ginebra se aboga por la libertad sindical y la protección de los trabajadores, si bien este acuerdo ya es una realidad en México, los empleados no deben de dejarse guiar por ninguna cuestión o inclinación política, sino que deben verificar qué sindicato les ofrece mejores beneficios y con ello ir desligando el sindicalismo de la clase política, que todavía es tangible en los sindicatos. 

The Author

Adrian Javier Flores Nieves

Adrian Javier Flores Nieves

No Comment

¡Participa!