Obesidad aumenta riesgo de infecciones y resistencia a los antibióticos - LJA Aguascalientes
21/05/2022

  • Se implementó una estrategia en las unidades médicas y hospitales para supervisar el óptimo funcionamiento de los Subcomités para el Control de Antibióticos
  • Este fenómeno causa generación de “súper-bacterias”, problema mundial que pone en riesgo la salud pública y compromete vidas

 

La obesidad aumenta el riesgo de infecciones y es un factor que desencadena la formación de “súper bacterias” resistentes a antimicrobianos, en especial a los antibióticos, por su abuso y uso incorrecto, alertó el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste).

Para tratar de revertir este problema de salud pública en el ámbito mundial, el director general, Luis Antonio Ramírez Pineda, implementó una estrategia en las unidades médicas y hospitales para supervisar el óptimo funcionamiento de los Subcomités para el Control de Antibióticos, cuya responsabilidad es revisar que su prescripción sea adecuada, evitar el abuso, identificar las infecciones más frecuentes y reconocer resistencias a tratamientos para tomar las medidas pertinentes.

Estas acciones tienen el objetivo de impactar en disminuir el gasto innecesario en futuros tratamientos, hospitalizaciones, prevención de infecciones nosocomiales y evitar la exposición de personas a epidemias graves y de alta letalidad.

La infectóloga pediatra Jetzamín Gutiérrez Muñoz, directora de la Clínica de Especialidades Churubusco, informó que cada kilo de más en el cuerpo humano significa mayores riesgos contra la salud y el exceso de grasa e índice de masa corporal (IMC) en personas obesas modifica el microbioma (bacterias naturales del cuerpo) y baja las defensas lo que incrementa la amenaza de infecciones.

Explicó que las personas con peso excesivo están expuestas a dosis de antibiótico altas; por otra parte, el excedente de grasa provoca que estos fármacos no se asimilen de manera correcta e incluso algunos antibióticos por su propia bioquímica se depositan más en el tejido adiposo, lo cual favorece que las infecciones se tornen cada vez más complicadas.

“Necesitamos una sociedad consciente de que la prevención es el mejor antídoto contra las enfermedades; personas dispuestas a cambiar sus hábitos para mantener su salud y mejorarla, es decir hacer ejercicio todos los días, disminuir su peso, bajarle al consumo de grasas, a la ingesta de calorías, harinas y bebidas azucaradas, para llegar a un balance porque todo funciona mejor en un organismo que está en su peso ideal”, recomendó la especialista.

Advirtió que “cuando un paciente no se toma los medicamentos en dosis, horarios y duración indicados por su médico, abre una oportunidad para que alguna cepa de la bacteria se autorreplique, multiplique y transfiera genes de resistencia”.

Afirmó la especialista que se debe estar conscientes de que la industria farmacéutica en el marco de la iniciativa 20/20 impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para producir 20 medicamentos este año, ha sintetizado 18 moléculas nuevas o combinaciones para tratar diferentes tipos de bacterias potentes, pero no todas podrán combatirse, de ahí la importancia de tomar medidas para disminuir el impacto de este fenómeno multifactorial.


 

 

Issste


Show Full Content
Previous Se espera de Necaxa un equipo trabajador 
Next Ofrece IEA créditos a jóvenes para continuar o concluir estudios superiores
Close

NEXT STORY

Close

Gestiona el Ayuntamiento capital recursos por más de 600 millones de pesos para obra pública

22/04/2014
Close