Sociedad y Justicia

Próxima, la regularización del outsourcing en México

  • En febrero se subirá al pleno para discutirse, no se habla de su eliminación, sino de su correcta aplicación
  • Tanto empresarios como gobierno han abusado de la subcontratación violentando prestaciones laborales básicas como pago de seguro, generación de antigüedad, entre otros
  • El outsourcing repercute en los derechos de los trabajadores y en la misma recaudación de impuestos 

 

 

El outsourcing, o por ley conocido como subcontratación, es una figura que se implementó para eficientar procesos que no estuvieran directamente ligados con el producto o servicio final que se ofrece, es decir, que no fueran fundamentales. Sin embargo, la también llamada terciarización fue malversada para que las empresas o el mismo gobierno pudieran evadir pagos de prestaciones a trabajadores, afectando así sus derechos. A finales del año pasado se aprobó en comisiones la reforma que busca regularizar el outsourcing ilegal, al respecto Daniel Gutiérrez Castorena, senador perteneciente al grupo parlamentario de Morena por parte de Aguascalientes, añadió que a tal iniciativa sólo le falta subirse a pleno, dar lectura y aplicarse; lo cual comenzará a principios de febrero.

En entrevista, el senador explicó el esquema: “Entendemos que cuando se crea esta figura, tenía por objetivo el que resolvieran alguna problemática particular fuera de la empresa, es decir, o un trabajo especializado, una actividad no fundamental dentro del trabajo, del proceso productivo en la propia empresa”. Sin embargo, señaló que el problema fue cuando la terciarización se extendió al interior de las empresas, supliendo la relación laboral que los trabajadores tenían con su patrón directo y perdiendo algunos derechos laborales. Aunado a lo anterior, también se comenzó a usar en procesos fundamentales, de manera que teniendo más subcontratación, burlaban la generación de antigüedad en el empleado, así como pagos de utilidades, seguro social, primas vacacionales, entre otras cosas. 

Es en los casos como el mencionado donde se está haciendo uso del outsourcing “ilegalmente”: “La (terciarización) ilegal es que estas empresas que subcontratan realizaban actividades fundamentales dentro de las empresas”, añadió el morenista. Como tal no se busca la eliminación entera de este esquema de contratación de personal, lo que sí se pretende es erradicar el mal uso que se le ha dado y que termina golpeando los derechos de los trabajadores. Si el trabajo que se va realizar se considera como fundamental, éste deberá de ser en relación directa con el patrón y no con una empresa terciaria para que se le respeten las prestaciones que por ley le competen. No obstante, para ello se tiene que definir cómo se consideraría o hasta qué punto se considera que una labor es fundamental para el bien o servicio o que se ofrece. 

Cabe señalar que en la iniciativa, según Daniel Castorena Gutiérrez, se prevén sanciones para quienes abusaron del outsourcing que podrían llegar hasta la prisión, pues se le consideraría como delito, por ello cree necesario que esta regulación ya debe de quedar en la ley. 

Por parte de los empresarios, se apoya la moción de que debe regularse el uso de la subcontratación, pues es cierto que algunos, tanto empresarios como gobierno, sí han abusado para tener finanzas internas más sanas, no obstante, la eliminación no es factible porque este esquema, de manera no fundamental, resulta eficiente en algunos oficios. Aunque en los gobiernos es común encontrar esta figura o la contratación por honorarios, ello termina afectando también en la recaudación de impuestos.

 

The Author

Adrian Javier Flores Nieves

Adrian Javier Flores Nieves

No Comment

¡Participa!