Sociedad y Justicia

Se requiere información científica para debatir la legalización de la marihuana 

  • Es ilegal en muchos de los países el hacer estudios acerca del consumo de marihuana
  • Recientemente se comienzan a hacer estudios en el campo de la medicina, estudios estrictamente controlados

 

En el debate sobre la legalización de las drogas, ambas posturas siempre recurren al uso de elementos moralistas al no tener información estrictamente científica acerca de efectos del uso de drogas, principalmente en el caso de la marihuana.

“El debate se está enfocando mucho en lo moral porque la evidencia no solía ser tan grande, por lo que pueden argumentar que afecta o no, en ambos bandos”, señaló el profesor investigador del CIDE, Fernando Alarid Escudero.

Es paradójico que sea necesario un sustento con rigor científico para el debate en torno a su legalización de la marihuana, pues no el mismo estado u organizaciones civiles no pueden generar este tipo de información pues es ilegal que se tenga una investigación sobre la cannabis, inclusive en países como Estados Unidos.

La única información que está a la mano se obtiene de estudios más informales, como encuestas a consumidores en donde existe una ambigüedad en los resultados al no tener un estricto rigor científico. Además, se puede obtener información generada en otros países, sin embargo, estos estudios no permiten que se pueda replicar en todas las partes del mundo.

Reiteró que esa es la razón por la que en el debate sobre la legalización se usan recursos morales, así como tener lecturas a medias tintas de la información, dependiendo si se alinea o no a sus intereses.

Alarid Escudero celebra que ya se comiencen a generar las primeras evidencias acerca de su uso en el campo médico con lo que se prevé que se tomarán decisiones mejor informadas.

Ejemplificó la regulación del tabaco, pues, a diferencia de lo que externó Tania Ramírez, en sus inicios sí tuvo una discusión moral, aunque en este caso se inclinaba a ser más positiva, pues especialistas recomendaban el uso de tabaco inclusive a mujeres embarazadas, desde luego sin sustento alguno sobre ello. Fue hasta cuando se comenzó a generar evidencia que demostraba los daños a la salud cuando se comenzaron a legislar en contra del consumo.

The Author

Gabriel Soriano

Gabriel Soriano

No Comment

¡Participa!