Sociedad y Justicia

Sector de la construcción tiene déficit de más de dos mil albañiles auxiliares

  • Bajos salarios y falta de prestaciones lograron que jóvenes abandonen esos trabajos
  • Esperan que sector se reactive con obra pública

 

El 2019 representó un año difícil para el gremio de los albañiles, ya que la disminución de obras provocó la baja de empleos en el sector de la construcción y que ahora sea complicado encontrar jóvenes ayudantes que quieran trabajar en él por estar muy mal pagado, informó Manuel Macías Arias, secretario general interino del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria de la Construcción de Aguascalientes (Sutica).

Explicó que el déficit principal es de ayudantes porque no se les paga lo debido y porque ahora que se espera que por fin se reactive el sector, la mayoría de las obras están fuera de la mancha urbana, lo que les obliga a invertir en el pago del transporte, aunado a que pocos son los patrones que cumplen con brindarles las prestaciones de ley; ahora se hace necesario contratar gente de otros estados para ocupar esos puestos.

Tras la queja de la Cámara Mexicana de la industria de la Construcción (CMIC) en el estado respecto a que en el 2019 se perdieron cerca de cuatro mil empleos en el año, una de las razones es que los constructores que lograron algunas licitaciones tuvieron la necesidad de parar proyectos, lo cual afectó a los albañiles.

Consideró que actualmente requieren alrededor de dos mil ayudantes de maestros de obra, especializados y de los que hacen de todo, más ahora que se espera que con la aprobación de presupuestos y la llegada de los apoyos se reactive la obra pública; ya que el 2019 fue muy complicado para el sector.

Informó que para un ayudante general la paga del año pasado fue de 700 a 900 pesos semanales en jornadas de 48 horas a la semana, al considerar que el salario más justo debería ser de mil 600 a mil 800 por semana. Lo anterior obliga a estos jóvenes a realizar “chambitas” por uno o dos días, pero siempre buscan contratos en obras grandes para tener garantizado su sueldo para sacar adelante a sus familias.

Consideró que en general los albañiles ganan sueldos muy bajos y sin prestaciones, aunque renuentes a seguirse capacitando para ganar mejor y a sindicalizarse.

Respecto a su organización, externó que el número de agremiados es variable, ya que los registros se realizan conforme hay obras en construcción, así que hay bajas e incrementos constantes: “tomemos en cuenta que, por ser un gremio con alta movilidad, el sindicalizarse es sólo para trabajar temporalmente”.

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!