Sociedad y Justicia

Canadevi y AMPI exigen la verdad y pronta solución al problema del RPPC

  • Siete desarrolladores de vivienda pararon obras
  • Piden la certeza de una fecha en la que podrán continuar operando

 

 

Las representaciones estatales de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) y de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) manifestaron su inconformidad por los graves daños que el cierre parcial del Registro Público de la Propiedad y el Comercio acarrea a los desarrolladores y promotores de casas-habitación: exigen la verdad de lo que sucedió y una fecha de reactivación total de los servicios.

A pesar de encontrarse entre los principales afectados, Antonio Rodríguez Miralles, presidente de la Canadevi, aseguró que desconocen de bien a bien qué fue lo que sucedió, pues la única información que tienen es a través de los medios de comunicación sobre un supuesto interno de hackeo y que la información está segura, a pesar de que además representan a dos de los sectores productivos más importantes en Aguascalientes.

Recordó que a la par de los efectos hacia quienes representan, los daños se extienden a bancos, notarías e inclusive dependencias como el Infonavit, en donde los trámites para otorgar créditos están paralizados, además del Issste e Isssspea, al no ser posible dar certeza jurídica a compradores de bienes inmuebles.

Rodríguez Miralles aseguró que mientras algunos desarrolladores ya pararon obras, otros no las han iniciado por esta misma situación; al momento son ya siete los que detuvieron trabajos en sus proyectos: “Queremos y exigimos una solución pronta, inmediata para que podamos resolver. Yo le he planteado a la autoridad que para que nos den un poco de oxígeno, vayan sacando lo que ya se ingresó en el RPPC que ya tienen folio, aunque sea de manera manual, como estaba antes de los procesos digitales”.

Si bien no ponen en duda que se trabaja en la solución del problema, los empresarios coincidieron en la necesidad de una certeza respecto de una fecha en la que podrán continuar operando para que no se detenga la economía, pues cuentan con varios colaboradores que necesitan seguir ganando un ingreso y lo que menos pretenden es incumplirles.

El representante de sector consideró que, si esta situación finalmente se podría solucionar hasta el 30 de marzo, el plazo se extendería hasta dos semanas más, debido a la necesidad de sacar el rezago de trámites que ya estaban ingresados. “Nos tiene muy molestos, muy inquietos con esta situación, además de que no se hayan tomado las precauciones necesarias para que esto no pasara”, recalcó Antonio Rodríguez

 

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!