Opinión

Cierre del reporte laboral para Aguascalientes / El apunte 

La STPS informó, en su reporte laboral al cuarto trimestre del 2019, que se encuentran en Aguascalientes el 1.63% de los trabajadores mexicanos asegurados en el IMSS, lo que significa una cifra muy superior a la de su participación demográfica del 1.1% nacional. La tasa de desocupación disminuyó la cifra, pero siguió semejante a la del país en general (3.2%); a diferencia de la de hace unos meses de 3.8%.

Por ahora destaca que Aguascalientes, recuperó el 1.1% nacional de los empleadores y siga sosteniendo el 1.2% de los trabajadores asalariados, aumentó a 0.7% de los trabajadores por cuenta propia, lo que permite seguir considerando un faltante de al menos 50 mil efectivos trabajando por su propia cuenta, básicamente desempeñando artes y oficios muy demandados y poco difundidos. Del año 2000 a la fecha se han venido reduciendo aquí los ocupados bajo esta modalidad del 17% al 14%. Porque en los estados vecinos siguen contando con uno de cada cinco de sus ocupados como dedicados a estos menesteres.

En materia salarial, continúan acercándose paulatinamente los salarios devengados en Aguascalientes a los del promedio nacional, gracias a su productividad y mayor grado de especialización, la diferencia es de 20 pesos diarios. El salario medio de cotización de los aguascalentenses en el IMSS se incrementó a 358.40 pesos, contra los 378.10 pesos de los mexicanos en general, a diciembre del 2019.

La población económicamente activa (PEA) del estado, la reportan con 605 mil 419 efectivos, de la cual la mayoría 584 mil 992, se encuentran ocupados; predominan los asalariados con 445 mil 360. Para el cuarto trimestre del 2019 el número de empleadores aumentó sumando 28 mil 434. Por su parte, los “cuenta propia” se han venido incrementando, contando ahora con 85 mil 370.

 

Analizando la evolución de los indicadores laborales tenemos que, en los segmentos establecidos por edades, los cambios más importantes se han dado en los dos grupos extremos. Veamos, por un lado, al grupo de jóvenes de entre 14 y 19 años que ha reducido su porcentaje de participación casi a la mitad, pasando del 12% al 7% en 19 años. Los siguientes grupos, conservan un porcentaje semejante de participación hasta los 49 años (70%); pero a partir de los cincuenta años la ocupación laboral está aumentando, durante el mismo lapso (19 años), pasó del 16% al 22%, es decir, que contrario al fenómeno de los más jóvenes, los adultos maduros y los adultos mayores, tienden a incrementar su participación laboral en el tiempo.

Por escolaridad o nivel de instrucción, en los últimos 19 años se ha venido modificado el perfil del desempleado: el 45% cuenta con estudios de educación media o superior, 14% más que en el año dos mil; 31% de los desocupados tienen instrucción secundaria y sólo 14 de cada cien cuentan con primaria o están sin instrucción, cuando en el 2000 eran tres de cada diez.

 

De hecho, la tendencia apunta a que uno de cada dos de los desocupados tenga en su haber algún estudio en educación media o superior. En general, en las zonas industriales la desocupación y la rotación de personal son mayores que en las zonas rurales o de economías más tradicionales. En Aguascalientes, pese a la creación de nuevas inversiones y empleos, se suele tener un desempleo alto o semejante al nacional (3.4%) siendo particularmente alto en la capital.

La mayoría de la PEA hidrocálida se dedica a la industria manufacturera, la extractiva, a la construcción o al comercio, sumando éstas un 51%, lo que equivale a una cifra superior a los 298 mil 345 efectivos, que en general se encuentran devengando entre los dos y los cinco salarios mínimos. Sólo el 4% del total se dedica a las actividades agropecuarias; y un dato mayor representan los trabajadores del gobierno (6%). El 39% restante labora en el transporte y comunicaciones o bien, en los diversos servicios.

 

En la participación de hombres y mujeres, los valores de los varones vienen a la baja, tanto como los de las mujeres se comportan al alza. Así, la tasa masculina de participación, llegó al cuarto trimestre del año 2000 al 63%, por 37% de la femenina. Actualmente la dotación se encuentra en 60% por 40% y tiende a empatarse para los próximos años, no tanto en salario como en participación.

 

 

 

 

 

 

A finales del 2015 el estado de Aguascalientes contaba con una población económicamente activa PEA = 541 mil 469 pero se encontraban en realidad ocupados 517 mil 336 y el resto (4.66%) o 24 mil 133 estaban desocupados. Cuatro años después, la PEA ha aumentado a 605 mil 419 ocupando a 584 mil 992 efectivos. Los empleos aumentaron en 67 mil 656 adicionales durante 48 meses, lo que representa un incremento importante calculado en los 1,410 empleos mensuales.

El ingreso promedio por hora trabajada fue de 39.33 pesos para los hombres y 36.5 para las mujeres; mientras que el promedio de horas de trabajo remunerado a la semana por parte de los hombres fue de 45.8 y por parte de las mujeres 37.9 horas. La PEA no ocupada o desempleada correspondió a 3.4 por ciento de la población masculina y la femenina, 3.3. Como resultado de la diferencia en la participación económica de hombres y mujeres, en la población adulta mayor (60 años y más) se refleja en la tasa de jubilación de la población de 60 años y más edad fue de 27.3 para los hombres y 11.5 por ciento para las mujeres.

*Aguascalientes, las mujeres pertenecen más al quintil de menores ingresos que los hombres (63 a 37%); se emparejan en los quintiles II y III de niveles medios y son franca minoría entre los deciles IV y V de mayores ingresos (30 a 70%)*.

*Los porcentajes de participación femenina entre la población ocupada han crecido más que la de los hombres, en los últimos años, pero su participación entre las mejor pagadas, si bien ha venido mejorando… lo ha hecho paulatinamente.

La Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, coloca en su centro a las personas y el planeta proporcionando a la comunidad internacional el ímpetu que necesita para trabajar unida, a fin de abordar los enormes desafíos que enfrenta la humanidad, incluyendo los relacionados con el mundo del trabajo.

¿Cómo lo lograremos?

*Sociedad: Consume productos locales, favoreciendo establecimientos formales. 

* Iniciativa privada: Emprende, invierte en México y brinda un salario justo por el trabajo.

*Academia: Fortalece la investigación, colabora para crear soluciones innovadoras y apoya en la medición del impacto.

* Gobiernos: Incentiva la formalidad y facilita la creación de empresas y su crecimiento mediante capacitación financiera y acceso a capital.

Se busca la aceleración como un enfoque integrado que define políticas públicas que parten de un ODS pero que tienen sinergias en otros objetivos, detonando un efecto multidimensional que acelera el desarrollo sostenible.

The Author

Eugenio Herrera Nuño

Eugenio Herrera Nuño

No Comment

¡Participa!