Denigrante medio tiempo del Super Bowl/ El banquete de los pordioseros - LJA Aguascalientes
23/01/2022

Yo sé que el asunto se trata del espectáculo, eso lo tengo perfectamente claro y de ninguna manera esperaría ver en el medio tiempo del Super Tazón a la Orquesta de la Royal Concertgebouw de Ámsterdam, a la Orquesta de la Gewandhaus de Leipzig, la Filarmónica de Berlín o la Academy of Saint Martin in the Fields, aunque ya en una ocasión, en el Super Bowl 50 estuvo el director venezolano Gustavo Dudamel, todo un referente en la dirección orquestal de Latinoamérica y actualmente director titular de la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles, claro, con un repertorio diferente al que él frecuenta, pero bueno, estuvo ahí. En fin, de alguna manera la NFL nos había acostumbrado a espectáculos mucho más dignos, y por dignos me refiero, entre otras cosas, a la calidad musical pero también a la imagen que los protagonistas del medio tiempo representan. Recuerdo por ejemplo, cuando los Rolling Stones se presentaron en el medio tiempo del Super Tazón XL en el año 2006 en el Ford Field de Detroit, Michigan, les pidieron no tocar la canción de Satisfaction por considerar que la letra era una incitación al sexo, o el escándalo surgido en la presentación de Justin Timberlake y Janet Jackson en el Super Bowl XXXVIII cuando durante su presentación accidentalmente (¿?) Timberlake tiró del vestido de Jackson y dejó al descubierto unos de sus senos, el escándalo fue mayúsculo y este evento marcó la vida de la cantante.

Durante la era de los super tazones ha habido cualquier cantidad de espectáculos, algunos a la altura de las expectativas, otros se han quedado cortos, casi siempre dando más importancia al espectáculo que a la música en sí misma, lo que por supuesto, resulta comprensible, finalmente el medio tiempo de un evento tan importante como es el Super Tazón no es un concierto, es, sobre cualquier otra cosa, un espectáculo y así debemos entenderlo, pero incluso, bajo esa misma perspectiva, hemos tenido espectáculos de medio tiempo verdaderamente lamentables, pero este del año 2020, en el medio tiempo del Super Bowl LIV fue el peor de todos, lo digo sin temor al error, el peor, denigrante y carente de calidad, muy lejos de lo que la NFL nos había acostumbrado, ha habido algunos muy malos como el de los Black Eyed Peas en el Cowboys Stadium de Arlington, Texas, esto fue en la edición XLV el 6 de febrero de 2011, ese fue muy malo, pero el actual fue mucho más allá de los límites de lo detestable.

He visto en las redes sociales algunos comentarios de personas que dicen que al contrario, que fue algo muy bueno por aquello de la presencia latina en un evento de este tamaño y por los reflectores con que cuenta y que el espectáculo y el baile, las voces, y la producción y no sé cuántas otras cosas, pero en realidad, siendo objetivos, artísticamente hablando esto no ofreció nada, fue un espectáculo decadente, denigrante e indigno de un evento de este tamaño, ninguna de las dos protagonistas tiene la solvencia artística que justifique su presencia ahí. Por otro lado, la muy desagradable presencia de dos reguetoneros fue el colmo, esto es algo más de lo que los amantes de la buena música, y como aficionados a la NFL, podemos soportar. Simplemente inaceptable, no entiendo, a ver, siendo este ofensivo ruido llamado reguetón o como sea que se escribe, una verdadera ofensa a la dignidad de la mujer y una bofetada a lo que dignamente llamamos música, ¿cómo es posible que lejos de prohibirse con severidad, todavía se promueva en un evento de semejantes características? Quien me diga que el reguetón no es ofensivo y denigrante, sobre todo para la mujer, no tiene idea de lo que está diciendo. Y ahora, en estos tiempos en donde se busca castigar con toda justicia el feminicidio, en donde se busca proteger a la mujer en contra del abuso y del acoso, en donde se busca evitar la violencia intrafamiliar en donde la mujer y los menores suelen ser los más afectados, se promueve una música en donde se denigra sin inhibiciones la dignidad de la mujer, que alguien me explique porque no entiendo.

Insisto, la NFL nos acostumbró a Paul McCartney, Bruce Springsteen y la E Street Band, The Rolling Stones, U2, Tom Petty & The Heartbreakers, Sting, James Brown, ZZ Top, Smokey Robinson, Michael Jackson, que aunque no me gusta, su presentación fue de primer mundo, en fin, no es el objetivo hacer una lista de todos los que se han presentado en este evento, pero cualquiera de ellos fue más digno y mejor que el más reciente.

Para los que se desgarran las vestiduras hablando de la presencia latina, yo como mexicano soy latino y de ninguna manera me siento representado por semejante basura, lejos de enorgullecerme me da vergüenza. Si se buscaba el orgullo latino, pues ahí está Carlos Santana que sin duda hubiera hecho un mejor papel, o siendo Miami una comunidad con numerosa presencia cubana, hubiera sido genial invitar a algunos de los integrantes del Buenavista Social Club, Omara Portuondo, Eliades Ochoa, Ry Cooder, que produjo a aquella asociación, estoy seguro que la hubieran hecho en grande y habrían dignificado realmente la esencia latina y no causar lástimas como lo vimos el pasado domingo 2 de febrero. 

No vi el medio tiempo, más tarde vi el resumen y leí algunos comentarios; siendo el football americano uno de mis deportes favoritos, el segundo después del tenis, vi el juego completo, pero en el medio tiempo salí a tirar la basura, preferí tirar la basura que verla por televisión. 


Show Full Content
Previous UTA impartirá Taller a Padres de Familia
Next Terán vence a Napoleón III (1)/ Cátedra
Close

NEXT STORY

Close

La Purísima… Grilla: Sospechosismo o No jales tanto de la cuerda

11/09/2013
Close