Política

Donald Trump desata cacería masiva de mexicanos por delitos menores

  • Antes de Trump, la policía gringa detenía a 200 connacionales en promedio cada año; ahora la cifra ronda los 4 mil arrestos. ¡Y ya vienen las elecciones!

EMEEQUIS/Patricia Tapia


 

En agosto del año pasado, Miguel Espinosa, un inmigrante mexicano, fue detenido en Yellow Springs, Ohio, por violar una señalización de tránsito. Presentó un documento inválido y suspendido a los policías, por lo que fue trasladado a la cárcel del condado de Greene.

Con la llegada de Donald Trump (2017) a la Presidencia de Estados Unidos, tan sólo entre 2018 y 2019 más de 6 mil mexicanos fueron encarcelados en ese país por cometer delitos menores o faltas administrativas, lo que da pie a que sean deportados si sus papeles no están en regla.

De acuerdo con información de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), en 2018 se registraron 2 mil 846 casos de mexicanos presos por este tipo de delito y en 2019 alcanzaron los 3 mil 773. 

Los datos resaltan, pues de 2010 a 2017 las cifras promediaban apenas 236 casos por año, pero a partir de 2018 se convirtieron en millares.

 

La migra, implacable

Una primera versión del testimonio indica que las mismas autoridades penitenciarias, al revisar la situación legal de Espinosa, avisaron al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por su sigla en Inglés), quedando bajo su custodia.

Sin embargo, el administrador de la cárcel dijo que las autoridades de ICE se habían enterado por el registro de arresto, cuando las huellas digitales del sujeto se ingresaron en una base de datos nacional. Ahora se encuentra en espera de una posible deportación.

Espinosa, quien ya había cometido otras infracciones viales que no habían pasado a más, llegó a vivir a Yellow Springs en el 2000, según reportan medios, por lo que sería una nueva política lo que se aplicó en su detención.

 

¿Se les está criminalizando?

Para Jesús Peña Muñoz, investigador del Colegio de la Frontera Norte (Colef), se trata de criminalizar a los mexicanos con la intención de deportarlos.

“Los mexicanos en Estados Unidos están en constante zozobra, ya no pueden pasar un semáforo en rojo porque los van a deportar, entonces sí creo que habido esta persecución que tienen por objetivo deportar a la mayor cantidad de personas y buscar ya cualquier vía”.

De acuerdo con datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos, en ese país viven alrededor de 36 millones mexicanos .

Peña Muñoz dice que, si bien no ha habido cambios en la política migratoria de Estados Unidos, desde la llegada de Trump sí hay una nueva forma de aplicarla, dando un mayor poder a las autoridades para el ejercicio de sus atribuciones en contra de migrantes, lo que se puede ver en las constantes redadas.

“Esto ya ha pasado de una cuestión de control migratorio, es decir de acceso a ese país a políticas de control poblacional, la agenda es disminuir el tamaño de la población mexicana en Estados Unidos”.

Aunque reconoce que esta estrategia comenzó desde la administración de Barack Obama y en la cual hubo más deportaciones, pero en ese entonces se enfocaba en personas que habían cometido crímenes serios. Al terminarse ese perfil ahora se busca a los que cometan cualquier tipo de faltas a la ley.

 

Deportaciones

De 2017 a 2019, periodo que abarca la presidencia de Donald Trump, se han registrado 581 mil 991 casos de mexicanos deportados, algunos más de una vez, según constan datos de la SRE.

En 2019 fueron 211 mil 258 casos, un incremento de 26.4% comparados con los 167 mil 64 de 2017.

Mientras que en los primeros tres años del segundo periodo de Obama como presidente hubo 783 mil 459 casos de mexicanos retornados.

“El número de personas aprehendidas en Estados Unidos y deportadas o repatriadas a México se ha ido bajando consistentemente a lo largo de todo el siglo; de hecho, el gobierno que más repatriaciones hizo a México fue el de Obama, no el de Trump”, comentó el canciller Marcelo Ebrard, el pasado 12 de febrero.

 

El verdadero muro

El investigador del Colef denuncia que, desde finales del año pasado, mexicanos que van a Estados Unidos a realizar su solicitud de asilo de manera legal, están siendo deportados como si hubieran entrado de manera irregular. “Es una maniobra macabra”, pues esto impide que las personas regresen a ese país, ya que estarían cometiendo un crimen y podrían ser encarceladas hasta por cinco años. Señala que, del 100% de solicitudes que se hacen, sólo 3% son aceptadas.

Ante esto, es posible que otro delito por el que mexicanos están presos en Estados Unidos, también se incremente por un corto tiempo, se trata precisamente del reingreso indocumentado después de la deportación: cada año en promedio 8 mil 128 pisan un cárcel por este crimen.

Peña Muñoz indica que durará poco tiempo el repunte de este delito, pues regularmente en las redes de migrantes se corre rápido la voz y los mexicanos optarán por ya no ir a pedir asilo. Esto su vez reduciría el flujo de connacionales a Estados Unidos.

“Es una medida de cero tolerancia muy eficiente, un genio del mal diseño, están criminalizando algo que no… tienen una base de datos de personas vetadas y que hicieron algo totalmente legal… Esto es el verdadero muro migratorio, la manera en la que se están ejerciendo acciones”.

 

Robo de identidad

Además de los delitos menores o faltas administrativas, otro delito que rompió récord en 2019 fue el de robo de identidad: 526 mexicanos fueron aprehendidos, el dato más alto desde 2010. Peña Muñoz señala que esto puede ser como medida de estar más seguros, pues muchos de ellos lo hacen para estar de alguna manera en una situación legal.

En octubre del año pasado, el Departamento de Justicia de Estados Unidos emitió una ficha informando que el mexicano Rigoberto Vásquez, de 37 años,  fue sentenciado en un tribunal federal por reingreso ilegal y por robar la identidad de una persona fallecida para obtener empleo.

Utilizó el nombre de otra persona, la tarjeta del Seguro Social y la tarjeta de residente permanente legal para obtener empleo en un restaurante de Kansas City, Missouri”, por lo que se le impuso una pena de dos años y medio en una prisión federal.

 

@ptcervantes

The Author

Emeequis

Emeequis

No Comment

¡Participa!