Política

El arrepentido. Manuel Clouthier votó por López Obrador, pero ahora le reclama su soberbia

  • López Obrador necesita cambiar el discurso, para empezar a presentarse como “el presidente de todos los mexicanos”, afirma el hijo de Maquío y hermano de Tatiana Clouthier. Piensa que Felipe Calderón destruyó al PAN.

 


EMEEQUIS/Vanessa Cisneros


Soberbia. Es la palabra que utiliza Manuel Jesús Clouthier Carrillo (1961) cuando se le pregunta cómo describiría el primer año del gobierno en turno.

“Yo creo que el distintivo de este primer año es la soberbia. Una soberbia que deriva de un problema que tenemos todos los seres humanos y especialmente quienes ostentan o detentan poder; en este caso, es ostentado”, amplía el exdiputado federal independiente, quien votó por López Obrador, pero ahora está arrepentido. 

“El poder tiende a volver loco al que sea”, dice. Y si a un poder absoluto se le suma la adulación por parte de un sector de la población que poco reflexiona sobre ello, más el fanatismo, “eso lo está volviendo loco al señor. Lo están volviendo loco de soberbia”, asegura el empresario e ingeniero industrial de formación.

“Parte del problema actual con el presidente es que te oye, pero no te escucha (…) Necesitamos un gobernante presidencial que escuche más. Que no nos venga con el rollo que anda escuchando al pueblo o ese discurso. Tiene que escuchar a los diferentes sectores, entender que es un presidente de todos los mexicanos, no solamente de un grupo”, alerta el hijo de Manuel de Jesús Clouthier del Rincón, Maquío, como se le conocía al candidato presidencial de 1988 (PAN), fallecido en un accidente carretero al año siguiente. 

El presidente necesita “cambiar el discurso para tratar de empezar a presentarse como el presidente de todos los mexicanos”, afirma.

Pese a todo, está de acuerdo con el presidente en un par de temas: el combate a la corrupción y la afirmación que la oposición está “moralmente derrotada”. Señala al expresidente Felipe Calderón como uno de los culpables, por lo menos en lo que se refiere al PAN.

 

“Yo me arrepiento”

A un año de su retiro de la política, Clouthier Carrillo platica en exclusiva con EMEEQUIS sobre el actual gobierno, sus pendientes en distintas materias, los funcionarios de otras administraciones en el gabinete, la oposición política y la posibilidad de que la diputada morenista, Tatiana Clouthier, su hermana, se lance como candidata a la gubernatura de Coahuila.

–Usted votó por Andrés Manuel López Obrador ¿qué piensa de este primer año de gobierno?

Siempre he sostenido un dicho que manejan los gringos, que dice “you’ll never have a second chance to give a first good impression”. Es decir, nunca tendrás una segunda oportunidad de dar una primera buena impresión.

“Creo que el presidente echó a perder su primera gran oportunidad, la gran oportunidad de haber convocado al país a unirse para sacarlo adelante”.

–¿Volvería a votar por él?

Yo me arrepiento (…) Teníamos dos opciones en 2018: optar por la mejora continua o por la mejora discontinua o disruptiva.

“La mejora continua, (según lo que) nos hablan en las empresas, es tratar de mejorar lo que estamos haciendo. La mejora disruptiva nos obliga a analizar alternativas fuera de la caja, nos obliga a pensar en que tenemos que hacer otras cosas, ya no las mismas. 

“Estaba convencido que el país demandaba una mejora discontinua, una mejora disruptiva, no un modelo de mejora continua. Lo que estábamos haciendo no estaba bien y tiene razón el señor cuando señala que el gran problema del país es la corrupción. 

“No es una corrupción aislada, es una corrupción organizada, en donde el país había sido copado, tomado, literalmente, por una camarilla mafiosa. Tiene razón el señor cuando señala eso, nada más que esta mejora disruptiva, que obligaba a romper con esa mafia, no está haciendo planteamientos que permitan precisamente que el país empiece realmente a avanzar”.

 

De todos colores

Dieciséis personajes componen el gabinete principal del presidente y muchos tienen una larga trayectoria en la vida pública y la política. Su currículum es una prueba de ello, en el que algunos muestran su reciente participación en otros partidos de colores distintos al guinda, característico de Morena.

–¿Qué piensa con respecto a que personajes de otras administraciones estén colaborando en el gabinete de AMLO?

Eso no es malo. Lo que le está haciendo falta al país son más Maquíos, gente que entienda que antes de dedicarme a la política, que sería una decisión en el orden de mi hacer, tendríamos que tomar una decisión en lo más profundo de nuestro ser.

 

La clase política tiene que preguntarse ¿voy a ser generoso o egoísta? ¿Vengo a servir o a servirme? Y desgraciadamente en nuestro país hemos visto una clase política egoísta y no generosa, Maquío fue exactamente lo contrario, fue un hombre impresionantemente generoso”.

 

“Quiero que rectifique”

Yo todavía quisiera, dado que apenas lleva un año el presidente, rectificar. Lo veo muy difícil por esa soberbia que se ha apoderado de él, pero sería muy deseable que rectifique y que empiece a escuchar. 

“Que deje de presentarnos lo que permanentemente nos quiere vender en ese contexto de su soberbia, donde nos quiere decir que él y su grupo son los que tienen el monopolio de la ética y de la moral en este país. Sabemos que eso no es cierto, que con él hay muchísimos, muchísimos, muy corruptos. Lo sabemos por su trayectoria.

“Que no nos vengan a contar que ellos tienen una supremacía moral (…) Sería el nazismo moral, es decir, aquellos que se creen superiores, pero que sabemos que la realidad nos dice que no es así”. 

–¿Piensa que el presidente conseguirá sus ideales al final de su sexenio?

Habría que preguntarnos cuáles son sus ideales. Yo históricamente, basado quizá en una formación profesional, soy de los que me gusta revisar los discursos textuales de los presidentes y de los políticos.

“Me voy mucho a la textualidad, a analizar cada palabra que se usa, porque sostengo la idea de que todo lo que verdaderamente traes en el interior sale por la boca, y con el presidente Andrés Manuel López Obrador, me ha costado demasiado trabajo poder descifrarlo porque todos los días cambia de discurso, todos los días cambia de posicionamiento.

“No he podido encontrar, por más que analizo, congruencia en su discurso. Esto me preocupa porque (puede que) estemos hablando de una demagogia, que la describiría como la corrupción de la palabra”.

 

Atención y cambios en…

En opinión de Clouthier Carrillo el país necesita avanzar en varios temas, porque lo que él llama “mejora disruptiva”, no está haciendo planteamientos que lo permitan. 

Combatir el ámbito policial-judicial es una de las prioridades que deben atenderse. Enfrentar la corrupción fuera del sector público, esa que “le da sustento institucional al crimen organizado” es otro eje, porque desde su perspectiva “no existe crimen organizado sin apoyo institucional (y) tiene que combatirse, ver quiénes le están dando apoyo institucional al crimen organizado en México y en particular al cártel de Sinaloa”.

También señala se debe de invertir en oportunidades económicas. Además, apunta, se tiene que poner el foco en los ámbitos cultural y educativo. 

“El tema de las drogas debería de estarse combatiendo desde quinto y sexto de primaria, antes de que llegue el vendedor de drogas a la escuela. Me decía el otro día una maestra de primaria, directora de una escuela primaria en zonas marginadas de aquí, de Culiacán, dice: ‘tengo que estar cambiando los horarios de salida para ganarle al dealer, porque está afuera esperando a los niños’”.

Las pensiones son otro eje prioritario, porque el gobierno “en lugar de estar regalando dinero, debería de estar fundando el sistema de pensiones, para que la gente pueda ser pensionada con dignidad el día de mañana. Como lo dice Pedro Vásquez Colmenares (especialista en el tema de pensiones): es una bomba de tiempo que ya está activada y va a estallar en las finanzas públicas el tema pensionario”.

La crisis urbana también es una de las prioridades que debe de atenderse, menciona. Si no se hace algo, alerta, “seguirá alimentándose la desigualdad a la que hacemos referencia de manera permanente en el discurso, seguirá alimentándose a través de esa inequidad urbana. Por una razón simple: la pobreza urbana casi siempre es más indignante que la pobreza rural”.

 

El “destructor” de la oposición es…

La oposición está moralmente derrotada. Esa es una frase que constantemente dice el presidente y que Clouthier Carrillo secunda: “Tiene razón cuando señala que están derrotados moralmente”. Quien fuera militante del PAN de 1985 a 1993, apunta a un personaje como el “destructor” de ese partido y explica por qué llegó a fragmentarse. 

–¿Qué piensa que tiene que hacer la oposición para ser un contrapeso real?

En materia de la oposición, tiene razón el presidente cuando señala que están derrotados moralmente. La oposición cometió el error de meterse en la lógica de buscar ganar elecciones y fueron perdiendo de manera permanente credibilidad.

“Hoy quienes se quieren presentar como los principales salvadores del país fueron de los principales corruptos y los que dañaron a la oposición. Me refiero en particular a Felipe Calderón, ese hombre se dedicó a destruir el Partido Acción Nacional (PAN). 

“De hecho se valía en un contexto democrático entregarle el poder al PRI, si el PRI ganaba como ganó supuestamente, pero lo que no se valía era entregarlo con un PAN destruido y destruyó al PAN. Destruyó a la oposición.

“Hoy por hoy la clase política no tiene principios y valores, ni sabe para qué quiere el poder. Nada más piensan en el poder por el poder y ahí están los resultados. 

“Es precisamente la mala actuación de la clase política egoísta que tuvimos lo que llevó a ganar a López Obrador, que es donde el señor se equivoca. Él cree que la gente votó por él y no ha acabado de entender que votamos muchos en contra de lo que representaba el continuar las cosas como estaban”.

 

En la baraja se conoce a la gente

A una semana de que venza el plazo para que las asociaciones que buscan el registro como partidos políticos nacionales cumplan con los requisitos establecidos por el Instituto Nacional Electoral (INE), el exaspirante a la Presidencia opina que el país no necesita más, sino verdaderos partidos políticos. Y es determinante: en México no existe un partido, hay franquicias, “son negocio y tienen dueño”. 

–¿Por qué cree que está habiendo una oleada de posibles nuevos partidos políticos nacionales?

El país no necesita más partidos. El país necesita verdaderos partidos políticos.

“En ese tono de buscar verdaderos partidos, en México no existe un partido. Lo dije también en mi campaña: hay franquicias. Son negocio. Tienen dueño los partidos políticos y lo ves, ponle el nombre que te dé la gana. Se ha convertido un muy buen negocio tener un partido político.

“Yo soy de la idea de que el derecho para crear un partido político debe de ampliarse, debe de ser fácil, pero el que no represente nada, -como hay quién sabe cuántos partidos políticos- debe desaparecer”.

–¿Qué diferencia hay entre este gobierno y los gobiernos pasados?

El PAN se corrompió. En lugar de ellos cambiar al sistema, el sistema los cambió a ellos y ahí están los resultados (…) Perdieron su oportunidad, tristemente. Fue gran parte del rompimiento de la familia Clouthier con el PAN cuando traicionaron los principios. Cuando le quisieron hacer a lo que ellos le daban a llamar a la “real politique”, como si la política real estuviera peleada con los principios.

“Llegamos al extremo, yo lo creo firmemente, (de) que Felipe Calderón llega en una condición al poder, en donde en mi opinión, se robaron la elección.

“Si un partido que se dice democrático se roba una elección le aplica la frase que decía mi padre: el que se roba los votos, se roba la lana. Porque ahí está el pecado original en la política, en el proceso electoral.

“Mi padre era aficionado al juego o a la baraja. Le gustaba mucho jugar a la baraja y decía que en el juego se conoce a las personas. Decía que ahí conoces al que es un caballero, al que es arriesgado, al que es conservador, al que es tramposo. En ese juego, también en el juego electoral, conoces a la gente. Especialmente el que es tramposo en la elección va a ser mal gobernante, va a ser ratero y va a ser tramposo en el gobierno.

“Luego tuvimos el gobierno de Enrique Peña Nieto. Lo peor del PRI. Esos parece que llegaron con un pagaré al cobro y dijeron: me debes 12 años (…) Se dedicaron exclusivamente a robar. Es el sexenio más corrupto que hemos tenido en la historia. Descarado. 

“Sin embargo, hay evidencia clara de que hay una especie de pacto entre este nuevo gobierno y el gobierno de Enrique Peña Nieto, en donde vemos cierta postura en donde el gobierno anterior es intocable.

“No pretendemos que exista revanchismo, pero sí justicia. La gente votó precisamente por nunca más volver a tener un sexenio como el de Enrique Peña Nieto: frívolo y corrupto.

“(Este gobierno) la verdad es… quiero pensar distinto, pero el problema de fondo que tenemos es la gran concentración de poder y esa soberbia, que está dominando al presidente. Esa soberbia deriva de que somos los propios mexicanos quienes lo estamos volviendo loco. 

“Mientras la gente lo siga aplaudiendo incondicionalmente, mientras siga dando un cheque en blanco al gobernante en México, no habrá cambios porque no me interesa quién, si le damos cheque en blanco lo estaremos echando a perder”.

–¿Cómo ve en un futuro próximo a la diputada morenista Tatiana Clouthier?

Le puedo garantizar que, a diferencia de lo que señalan aquí, en Sinaloa, especulando que pudiera venir como candidata para gobernadora, yo le puedo jurar que eso es totalmente falso.

“¿Por qué? Pues Tatiana tiene 40 años que se fue de Sinaloa y la conozco, aún cuando podamos tener diferencias respecto al gobierno actual, le puedo garantizar que sigue siendo congruente con sus convicciones”.

 

@vancg_

The Author

Emeequis

Emeequis

No Comment

¡Participa!