PortadaSociedad y Justicia

La crisis de violencia en México es autoinfligida: Alejandro Madrazo Lajous

  • México está muy lejos y a la vez cerca de contar con una política razonable de drogas
  • López Obrador llevará a sus últimas consecuencias las políticas de Felipe Calderón

 

 

México está muy lejos y a la vez cerca de contar con una política seria de drogas, aunque también a tiempo de corregir el camino y hacer las cosas con una mayor seriedad, manifestó Alejandro Madrazo Lajous, fundador del Programa de Política de Drogas del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), quien declaró inexistente que “abrazos, no balazos” exista como una política pública, pues será el actual presidente, Andrés Manuel López Obrador, quien llevará a sus últimas consecuencias las políticas de Felipe Calderón Hinojosa.

El investigador explicó que desde hace tiempo parece que el país está al filo de transitar hacia una nueva y mejor legislación en este sentido, pues en el 2015, tras un falló de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que aprobó el uso recreativo de la marihuana, una decisión considerada como histórica, pero que benefició sólo a las cuatro personas que promovieron el amparo, luego en el 2017 con la aprobación del uso de la marihuana medicinal; entonces comenzaron a presentarse iniciativas al por mayor, y en ese lapso estuvo a punto de ser aprobado el uso del cannabis para uso personal, el pasado octubre: “Todo indica que estamos en el borde, pero no sucede”.

Recordó que en algún momento se atrevió a pronosticar que en cuanto algunos de los estados en Estados Unidos legalice la marihuana, seguramente en un par de años en México sucedería lo mismo; esto sucedió en el país del norte en el 2011 y aún no sucede en el país, y ante los reclamos de quienes escucharon su predicción, decidió no volverlos a hacer, tras considerar que no pasaría nada; a los tres meses llegó el fallo de la SCJN que transitó a la legalización de la marihuana medicinal.

“Si algo me enseña este campo es que es muy caprichoso, porque genera decisiones y creencias muy profundas, así como filias y fobias también; creo que nos falta mucho para eso, estamos al filo de empezar a construir una política más razonable, pero ese al filo de puede durar mucho tiempo, varios años. Una vez que empecemos vamos a tardar muchos años en conformar una política realmente razonable, porque además en el momento que se habrá el mercado van a entrar los intereses económicos, que no son nada razonables, más que para su beneficio propio”, reflexionó el investigador.

Al respecto, puso como ejemplo el dictamen de Julio Menchaca Salazar, presidente de la Comisión de Justicia del Senado de República, el cual está diseñado para mantener la prohibición en México frente a los campesinos, usuarios y narcomenudistas, pero permite el mercado legal para los grandes inversionistas extranjeros.

Respecto a las consecuencias que la prohibición ha traído al país, en cuanto a pérdida de vidas e incremento de la violencia, consideró que México tiene uno de los casos más documentados en los cuales una política pública del Estado desató una crisis social sin precedentes, y es la política contra las drogas del 2006 de Felipe Calderón Hinojosa y con ella la epidemia de crímenes, homicidios y corrupción que persiste desde entonces.

–Pocos casos están tan documentados y están tan claros en su conexión causal entre un error del Gobierno y el desastre que estamos viviendo, y a pesar de esto sigue siendo mayoritaria la gente se niega a ver lo evidente: que de ahí viene nuestra crisis actual, no de otra parte. La crisis en México es auto infligida. Nosotros nos hicimos esto a través de nuestro gobierno, lo elegimos, lo solapamos y toleramos. Ante el miedo es muy fácil refugiarnos en la mano dura, nos permite no entender los problemas, pero creer que hacemos algo al respecto y solo lo estamos agravando.

–¿Qué pasa entonces con la política de “abrazo, no balazos” y por otra parte la evidente militarización?

–Es la esquizofrenia total, “abrazos, no balazos” es un discurso de campaña, pero no se ha convertido en una política pública, al contrario, no hay nadie más Calderonista que Andrés Manuel López Obrador en su política se seguridad. Estamos llevando el militarismo Calderonista a sus últimas consecuencias y el actual presidente es quien va a hacerlo.

Madrazo Lajous es coordinador y fundador del Programa de Política de Drogas del CIDE en el que se desarrolla investigación original, orientada a políticas públicas sobre las dimensiones sociales, institucionales y políticas del uso de drogas y la política de drogas.

The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!