PolíticaPortada

Show me the money; para López Obrador la historia es el dinero, no el feminicidio

  • El feminicidio es una forma de quitarle la vida a alguien, el género es el homicidio, la especie es el parricidio, el filicidio, el feminicidio que tienen que estar más protegidos: Gertz Manero
  • Pide el presidente que no le cambien el sentido a su nota, porque la historia es la entrega del 2 mmdp por parte de las FGR, no el feminicidio

 

No le den la vuelta a la nota, pidió Andrés Manuel López Obrador a los reporteros que asistieron a la conferencia mañanera, porque para el presidente la información que se debe difundir es la entrega de 2 mmdp al Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado por parte de la Fiscalía General de la República, eso es más importante que la discusión sobre el feminicidio. Alejandro Gertz Manero era cuestionado por los reporteros sobre la propuesta de eliminar la tipificación penal autónoma del feminicidio, tras un intercambio de preguntas y respuestas, López Obrador intervino para exigir: “No quiero que el tema sea nada más lo del feminicidio, ya está muy claro, se ha manipulado mucho sobre este asunto”, enseguida pidió lo que sí le gustaría, tomarse la foto con el fiscal general entregando el cheque, “Porque esto es la historia”.

La polémica alrededor de la desaparición del feminicidio lleva varias semanas, desde que se filtró que, en una reunión privada con legisladores de Morena, el fiscal Alejandro Gertz Manero planteó eliminar la figura del feminicidio, pues costaba mucho trabajo judicializarlos; tras las filtraciones la FGR intentó desmentir las versiones y planteó la propuesta de calificarlo como “homicidio agravado” y elevar la pena de prisión de 40 a 70 años.

El 4 de febrero de 2020, la Fiscalía General de la República difundió el comunicado FGR 033/20:

El delito de Feminicidio ha crecido en el país, de 2015 a la fecha, en un 137.5 por ciento (Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad).

El feminicidio está considerado en los Códigos Penales de 28 entidades federativas y en el régimen federal.

En este delito, actualmente, se imponen siete condiciones, requisitos y circunstancias que complican inútilmente su judicialización (ver artículo 325 Código Penal Federal).

Si, simplemente, se tipifica y se mantiene el delito de Feminicidio como un homicidio en contra de una mujer; este Feminicidio debe tener el agravante y la penalidad más alta, que debe ser de 40 a 70 años; que es superior a la que actualmente se aplica en cualquier delito de homicidio calificado o agravado.

Esta es la tesis que estamos sosteniendo, todo ello en favor de las mujeres que son víctimas; para que cuenten con un tipo penal sencillo, eficiente y de la más alta sanción, para lograr la defensa de su vida y la protección de su integridad.

La Fiscalía explicó que actualmente en este delito se imponen siete condiciones, requisitos y circunstancias que “complican inútilmente su judicialización”, las cuales están establecidas de esta manera en el Código Penal federal:

Que la víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo.

Que a la víctima se le hayan infligido lesiones o mutilaciones infamantes o degradantes, previas o posteriores a la privación de la vida.

Que existan antecedentes o datos de cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar.

Que haya existido entre el agresor y la víctima una relación sentimental, afectiva o de confianza.

Que haya datos que establezcan que hubo amenazas relacionadas con el hecho delictuoso (feminicidio), acoso o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima.

Que la víctima haya estado incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a la privación de la vida.

Que el cuerpo de la víctima sea expuesto o exhibido en un lugar público.

En la mañanera, Gertz Manero informó que en los últimos años el feminicidio ha crecido 137%, pero la tipicidad de este ilícito ha obstaculizado a la justicia. Por ello, su propuesta es agilizar los procedimientos legales para salvaguardar a las mujeres: “No quiero desaparecer el feminicidio, sino facilitar su investigación”, consideró que “Ese delito deberíamos hacerlo mucho más sencillo para proteger a las víctimas, para darles mayor empoderamiento en la defensa de su vulnerabilidad; lo ideal sería homologarlo”. En su exposición el fiscal aseveró que lo que se está haciendo es “visibilizar un problema grave, estableciendo que hay un grupo muy delicado de seres humanos a los que hay que proteger”.

En la conferencia matutina, el presidente invitó al fiscal para presumir que la FGR entregó al Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (Indep) un cheque por dos mil millones de pesos recuperados de la delincuencia, con los cuales se pagarán los premios del sorteo de la Lotería Nacional, equivalentes al valor del avión presidencial. Los reporteros le pidieron a Gertz Manero que explicara el origen del dinero incautado, a lo que respondió que por “el debido proceso y la estructura procesal nos impide en este momento dar a conocer esta situación”, ya que la recuperación forma parte también de esta investigación. Enseguida los cuestionamientos al fiscal fueron sólo sobre feminicidio.

Gertz Manero intentó explicar en varias ocasiones su verdad acerca del feminicidio y ahí reconoció el aumento de los casos: “Nosotros encontramos un fenómeno que nos llamó mucho la atención en el fuero común, que era el conocimiento desmesurado de los feminicidios en el país, delitos del fuero común. Nos llamó la atención porque, si ustedes ven, en los últimos cinco años el crecimiento de los delitos de homicidio ha crecido alrededor del 35 por ciento y en el caso de los feminicidios el asunto realmente se disparó de una manera muy preocupante, porque frente al 35 de los -y hablo de números generales- de los homicidios, en el feminicidio hubo un aumento del 137 por ciento en estos cinco años. Ese es un fenómeno delictivo y un fenómeno criminal que no lo podemos nosotros hacer a un lado porque es algo que es también fundamental en la justicia. Si no hay justicia para los grupos que no pueden defenderse, que están en una situación de vulnerabilidad muy alta, que son los ancianos, los niños y las mujeres, no estamos cumpliendo con nuestro deber. Hicimos un análisis y tomamos toda la información del fuero común, de cómo estaba desarrollándose ese fenómeno. Y encontramos que, en la tipicidad de ese delito, que es la forma como está presentado y los elementos que se tienen que dar para poder judicializar, había una serie de obstáculos que nosotros consideramos que debían de superarse”.

Aseguró el fiscal que todo se ha tratado de una serie de malos entendidos, porque de lo que se trata es reformar para que el feminicidio “manteniendo su autonomía, deberíamos de hacerlo mucho más sencillo para proteger a las víctimas, para proteger a las mujeres, para darles mayor empoderamiento en la defensa de su vulnerabilidad”.

A las quejas de diversos grupos feministas que indican que no queda clara la postura de la Fiscalía, Alejandro Gertz insistió que lo que se está haciendo es visibilizar un problema muy grave, “estableciendo que hay un grupo muy delicado de seres humanos, que pueden ser los niños y en este caso las mujeres, a los que hay que proteger. El delito no está de acuerdo con nuestro punto de vista lo suficientemente claro como para poder hacer esa defensa. ¿Por qué? Porque en los homicidios no tenemos ese aumento y en los feminicidios sí. Todo es de lógica elemental”.

Las explicaciones del fiscal no fueron suficientemente claras y las preguntas se multiplicaban, hasta que esa situación desesperó al presidente López Obrador e interrumpió la sesión de preguntas y respuestas.

¿No haría la diferencia entre un feminicidio y un homicidio, sino simplemente cómo tratarlo en los ministerios? Se le cuestionó al fiscal, Gertz Manero respondió ya con enfado: “No, no, no. El feminicidio es una forma de quitarle la vida a alguien, el género es el homicidio, la especie es el parricidio, el filicidio, el feminicidio que tienen que estar más protegidos. ¿Por qué? Porque son grupos vulnerables. No sé si esté claro. ¿Sí está claro? Qué bueno”; en ese momento intervino López Obrador: “Bueno, ya se acordó. Miren, no quiero que el tema sea nada más lo del feminicidio, ya está muy claro. Se ha manipulado mucho sobre este asunto en los medios, no en todos desde luego, los que no nos ven con buenos ojos aprovechan cualquier circunstancia para generar campañas de difamación, así de claro, de distorsión, información falsa. Este es el caso”.

López Obrador dijo que ya había quedado suficientemente explicado, que su gobierno va a proteger a todas las víctimas y le dio la vuelta al feminicidio al indicar que se cuidará “de manera especial a la población vulnerable, a niños, a mujeres, adultos y que este es un gobierno que procura la justicia. Nosotros no vamos a hacer nunca nada en contra de los derechos de los mexicanos, nunca”.

Justificó la insistencia en el tema del feminicidio y las malas interpretaciones de la postura de la Fiscalía a que “hay, no un mal humor social como había antes, ahora hay un buen humor social donde están encorajados es en los grupos de poder que se sentían los dueños de México y que tienen mucha influencia en medios de comunicación, sobre todo en medios de comunicación convencionales. Por eso sigo sosteniendo que son benditas las redes sociales. Entonces, por eso todas estas deformaciones de la realidad”.

Demandó a los reporteros que no le hicieran el caldo gordo “a quienes se sentían dueños de México, se dedicaban a saquear, a robar y ahora están molestos porque se acaba la corrupción, porque se acaba la impunidad” y que centraran su atención en lo importante, “lo más importante de todo”, giró hacia Ricardo Rodríguez Vargas, director general del Indep, y le pidió que le entregara el cheque por 2 mmdp, “a ver, Ricardo, préstame el cheque. Esto es para que les produzca, respetuosamente, un poquito de comezón. Esto no se había visto, ni un solo caso”, reiteró que en su gobierno no se hacen las cosas como en los anteriores, explicó de nueva cuenta que el dinero se usará para la rifa del avión presidencial y que eso era lo importante, que el feminicidio sí es relevante, “pero ya estoy viendo cómo esa va a ser la nota, el feminicidio. Y no, porque fue una manipulación…”.

Ya con el cheque en la mano, el presidente subrayó lo que le parece más importante: “Lo que sí, sí me gustaría, Alejandro, por favor, vamos a tomarnos foto”.

The Author

Edilberto Aldán

Edilberto Aldán

Director editorial de La Jornada Aguascalientes
@aldan

No Comment

¡Participa!