Terán vence a Napoleón III (4)/ Cátedra - LJA Aguascalientes
01/12/2021

Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miserias en nombre de la Libertad

Simón Bolívar.1

 

HISPANOAMÉRICA AGREDIDA. Constantes violaciones a su soberanía sufrieron las nuevas naciones independientes de América Latina a manos de Estados Unidos y de las potencias europeas, principalmente de España que trataba de recuperar sus antiguas colonias, aparte de conservar lo poco que le quedaba. Complemento.

1833 Islas Malvinas. Pero la primera agresión grave fue el despojo que sufrió Argentina por parte de la Gran Bretaña cuando le arrebató las estratégicas islas Malvinas, a las que les cambió el nombre por el de islas Falkland, en litigio hasta la fecha.2 En dicho acto filibustero tuvo el apoyo de los Estados Unidos, quedando claramente demostrado que nuestro vecino del norte utilizará su insidiosa doctrina Monroe como un instrumento cada vez que convenga exclusivamente a sus intereses, sin importar los perjuicios en contra de los países latinoamericanos, lo cual ha sido confirmado por la historia hasta la fecha. 

1836 Recapitulando, ya vimos cómo en este año culmina la primera agresión grave contra México, con la anexión del territorio mexicano de Texas a Estados Unido; 

1838 Tuvimos la “guerra de los pasteles” por parte de Francia y 

1846-1848 El despojo de la mitad de nuestro territorio en la guerra de intervención de los Estados Unidos, en la que también se utilizaron como pretexto reclamaciones por daños a empresas de sus ciudadanos.

El canal interoceánico. Para comprender la relación que hubo entre esta etapa y la siguiente, ahora centraremos nuestra atención en la más salvaje de las agresiones cometidas por el imperio estadounidense cuando, decidido a apoderarse de naciones enteras, se lanza contra uno de nuestros indefensos países al tener que afrontar el hecho de que el Imperio Británico poseía ya un protectorado en la selva de los Misquitos en Nicaragua con el propósito de abrir un canal que conectara el Océano Atlántico con el Pacífico. Entonces, Estados Unidos consiguió participar en el: 

1850 Tratado Clayton-Bulwer propuesto por Nicaragua, por medio del cual los Estados Unidos lograron convencer a la Gran Bretaña de desistir en su proyecto del canal, pero también ellos se vieron obligados renunciar al mismo propósito, neutralizándose así mutuamente en sus ambiciones expansivas.


Filibusterismo estadounidense. Pero este hecho no detuvo a Estados Unidos; pues al no poder avanzar más en sus conquistas de territorios hacia el sur en forma abierta, aprovechó el interés del poderoso empresario Cornelius Vanderbilt que quería apropiarse de la idea británica de construir el canal en Centroamérica para, aparte de apoderarse del punto estratégico que permitiría establecer rutas rápidas y económicas del comercio entre Europa Asia el que América sería el centro, también facilitaría la comunicación mercantil entre las costas este y oeste del enorme territorio continental que Estados Unidos había logrado consolidar a costa de México. (Lo mismo, en esencia, que ahora le ha caído gratuitamente a Donald Trump con el proyecto que ha puesto en marcha López Obrador sobre el corredor transístmico, que hará llegar las mercancías de la costa pacífica a la costa atlántica de Estados Unidos que, estoy seguro, no le hubiera hecho ninguna gracia al general Lázaro Cárdenas -a quien dice admirar tanto- por la pérdida de soberanía que eso significará para los mexicanos).

1853 Pues bien: Vanderbilt decidió contratar aventureros para conseguirlo. Entonces se encontró con William Walker, un filibustero ilustrado que había empezado su carrera delincuencial intentando fundar las repúblicas de Sonora y Baja California arrebatándoselas a México, de donde tuvo que huir derrotado. Ya respaldado financieramente por Vanderbilt, Walker se lanza en

1855 Contra Nicaragua donde a sangre, fuego y los más viles artificios, logró posicionarse como “presidente de la República”, restableciendo de inmediato la esclavitud e imponiendo el inglés como lengua oficial, ya que se trataba de someterla como una colonia más, al estilo de Honduras Británica (Belice).

1855-1857 Los países centroamericanos, que a la par de la Gran Colombia organizada por Bolívar se habían constituido desde 1824 como República Federal de Centroamérica -gracias al genio político y militar de Francisco Morazán- y a la Campaña Nacional de Costa Rica apoyada por los demás países del istmo, unieron sus voluntades para combatir al invasor.

1855 Toda la América Latina reacciona.  Estos hechos dolorosos cimbraron a los gobernantes de nuestras repúblicas, quienes recordando las advertencias de Simón Bolívar se propusieron recuperar la oportunidad que habían perdido al permitir que fracasara el congreso con que el Libertador pretendía fundar nuestra comunidad de naciones. Ahora se estaban viendo las consecuencias de nuestra desunión, al ser pasto de la ambición de las grandes potencias, apoyadas por los traidores. 

1856 NO INTERVENCIÓN. Gracias a esas reflexiones que intercambiaron nuestros gobernantes, se resolvió convocar al Congreso Continental de Santiago de Chile que se inauguró el 15 de Septiembre, en el que se discutió ampliamente el problema sistemático de las agresiones externas a nuestra Región y se estableció el principio de Derecho Internacional Público de la no intervención invocado por primera vez en la historia en una convención internacional, probablemente con base en la definición establecida por Lord Palmerston en 1830 que dice: No intervención “Es el principio por el cual cada nación tiene el derecho de arreglar sus asuntos internos como le place, mientras no lesione a sus vecinos; es asimismo el principio por el cual una nación no tiene el derecho de poner obstáculo mediante la fuerza de las armas, a la voluntad de otra nación para elegir su gobierno o sus reglas de conducta… Es un principio sano; debería ser sagrado.” Lord Palmerston.3

Además, solo dos meses después, el 9 de Noviembre de ese mismo año y en la propia ciudad de Washington, firman un “Tratado de Alianza y Confederación” pero solo “de los Estados Hispanoame-ricanos” en un ambiente marcadamente hostil hacia Estados Unidos.4

Con todas estas manifestaciones de apoyo -incluido el del Reino Unido que había descubierto la trampa estadounidense- el ejército aliado centroamericano que presentó diferentes frentes al invasor empezó a tener resultados favorables y Walker pasó a la defensiva, a pesar de seguir recibiendo ayudas.

1857 Estalló Buchanan. Aunque con las manos atadas por su tratado con el Reino Unido, herido en su orgullo de sentirse el mandatario de un país superior, el presidente de los Estados Unidos James Buchanan, tal vez pretendiendo revertir el resultado de la invasión en derrota de Walker, lanzó el 7 de Enero una de las diatribas políticas más feroces de la historia, mediante la lectura del documento que se conoce como el:

DESTINO MANIFIESTO que dice: “Está en el destino manifiesto de nuestra raza extenderse por todo el continente de la América del Norte, y esto sucederá antes de mucho tiempo, si se espera que los acontecimientos sigan su curso natural. La oleada de la emigración seguirá hacia el sur, sin que nada sea parte a determinar su curso, si se deja que esta emigración se extienda pacíficamente; la América Central contendrá en poco tiempo una población americana [estadounidense] que labrará el bien de los indígenas [latinoamericanos], así como el de sus respectivos gobiernos. La libertad reglada por la ley, dará por resultado la paz, y en las diversas vías de tránsito al través del istmo, en las cuales tenemos tanto interés, se hallará protección y seguridad…”5

Estos “argumentos” podrían ser la fuente de inspiración del concepto espacio vital que trastornó al imperio alemán, enloqueció al nazismo hitleriano en su afán de dominar al mundo e hizo perder el camino a los Estados Unidos, que decían haber nacido para obedecer principios como el de la libertad y la democracia, pero terminaron convirtiéndose en esclavos del dinero.

Afortunadamente para América Latina, las aventuras del filibustero William Walker en Nicaragua terminaron con su fusilamiento en 1860 en Trujillo, Honduras, quedando como ejemplo de lo que Simón Bolívar pregonaba en relación con la fuerza que proporciona la unidad, pero parece que la memoria de los latinoamericanos es más flaca de lo deseable.

Con lo dicho hasta aquí podremos ver, con toda claridad la semana próxima, las causas y propósitos de la segunda intervención francesa en nuestro país y el papel que jugó el aguascalentense Jesús Terán en defensa de México.

 

Por la unidad en la diversidad

Aguascalientes, México, América Latina

[email protected]

 

___________________

1 Carta de Guayaquil, enviada por Bolívar a Sucre el 24-05-1823, sobre su reunión con San Martín.

2 Terrorismo made in USA en las Américas. Una enciclopedia básica. (Terrorfileonline. org)

3 Cita del libro El Derecho Internacional Público, del argentino Daniel Antokoletz, tomada a mi vez del libro Intervención, de Isidro Fabela. Escuela Nacional de Ciencias Políticas y Sociales. UNAM, 1959. p. 140. Lord Palmerston (1784-1865) ocupó diversos cargos de primer nivel en el gobierno del Reino Unido, incluido el de primer ministro de la reina Victoria I.

4 La Solidaridad en el Continente Americano Gitta Alonso Gómez. Escuela Nacional de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM, 1960 p. 82-84.

5 La Solidaridad… p. 94.

 


Show Full Content
Previous Sin precedentes / De imágenes y textos
Next Regulación Sanitaria presionará para controlar permisos a negocios ambulantes de Aguascalientes
Close

NEXT STORY

Close

LJA 26/06/2016

26/06/2016
Close