Política

Zoé Robledo acusa al gobierno de Peña Nieto de provocar deterioro del IMSS

  • Tres directores del IMSS serían los responsables del detrimento de la institución, por privatizar tareas internas: José Antonio González Anaya, Mikel Arriola y Tuffic Miguel Ortega, según se desprende de lo dicho por Robledo en reunión privada con legisladores

EMEEQUIS


Para Zoé Robledo Aburto, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), los responsables del detrimento del servicio brindado a derechohabientes fueron quienes administraron la institución en el sexenio de Enrique Peña Nieto, por privatizar tareas relacionadas a la compra de medicinas. 

No mencionó nombres, al menos no quedaron registrados en la minuta de la reunión privada que sostuvo con legisladores de Morena, pero si hubiera que nombrar a los responsables, estos serían: José Antonio González Anaya, quien dirigió el Instituto de 2012 a 2016; Mikel Arriola Peñalosa, quien lo comandó en 2016 y 2017, antes de ser candidato del PRI a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México; así como Tuffic Miguel Ortega, el director elegido para cerrar la administración peñista. 

Robledo Aburto refirió que el deterioro del IMSS, que afectó a los usuarios y a los recursos públicos, se debió a que en la pasada administración “se privatizaron internamente diversos servicios y tareas, por ejemplo, la compra y el almacenamiento de medicamentos”. Es decir: lo que el IMSS tenía que haber realizado en materia de gestión de los insumos con sus propios recursos humanos, le fue encargado a empresas privadas, a las que, además, se les pagó. 

Este mensaje llegó para contrarrestar las denuncias por desabasto de medicamentos en diversos centros de atención del IMSS. “No hay desabasto, no digo que no puede haber recetas rechazadas, de repente sí las hay, una institución que otorga 200 millones de recetas pues siempre tiene algunos grados de porcentajes, pero 1% son miles de recetas, si hubiera desabasto hablaríamos realmente como lo indica la norma, de abajo de 80 o 70% de recetas rechazadas y eso no ocurre”; justificó a principio de año. 

Robledo apuesta por ofrecer nuevos servicios este 2020 y virar esa percepción de que no hay medicamentos suficientes en los centros del IMSS hacia los nuevos beneficios que el funcionario promete implementar. 

Están, por ejemplo, abrir 24 horas la admisión de urgencias no quirúrgicas, tener una cama por cada 100 mil derechohabientes y reducir las deficiencias en los tiempos de espera para consulta en fin de semana. Robledo quiere dar 900 mil consultas en días no laborales. 

Además, buscará sumar tres especialidades a la cartera de servicio: traumatología, otorrinolaringología y oftalmología. ¿Le alcanzará el presupuesto? 

 

@emeequis

The Author

Emeequis

Emeequis

No Comment

¡Participa!