El cambio que viene/ Opciones y decisiones - LJA Aguascalientes
01/12/2022

Más allá del tiempo entre costuras, el tiempo postmarcha 8M y postparo 9M de las mujeres está probando que quiso ser y lo está logrando, marcar un antes y un después; ser un turning point de la condición de mujer sometida a toda suerte de violencias de género, y de su entorno social, sin que algo pase o muy poco, y que sea significativo para el gran conjunto de la población que son -al 52% del total- o más, según la comunidad de pertenencia. 

Gracias a mesas de evaluación y debate organizadas post-evento, a iniciativa de múltiples medios de comunicación, nos estamos percatando que la eficaz convocatoria a dichas manifestaciones lograron una movilización social de envidiables proporciones. Un dato, para mí de gran relevancia, fue el hecho de haber sentido vivamente, quizá por primera vez a nivel de país, un espíritu de cuerpo, de comunión, de solidaridad –que ellas llaman sororidad (de soror-sororis/hermandad), 

El canal Foro TV, en su edición del martes 10 de Es la hora de Opinar con Leo Zuckermann, presentó una mesa de evaluación de los dos eventos de mujeres, en que participaron analistas y representantes de organizaciones de la sociedad civil, ASC, y de movimientos feministas -especialmente millennials- que con alegría y optimismo expresaron su satisfacción por la gran respuesta encontrada en la población femenil. 



 

Al final, convinieron en que, sí, las mujeres lograron gritar su ¡Eureka!, por fin habían encontrado una causa común que las hermanó en un solo sentido, no único ni exclusivo, pero sí unificador. Su repudio a la violencia de ser género distinto a lo que denuncian como sistema patriarcal/machista -es decir, sufrir represiones y discriminaciones simplemente por ser tal género-. 

Yo digo que encontraron su Insight… Ya lo he citado en entregas anteriores. Nos referimos a la palabra “insight”, que está en el campo del conocimiento y nos remite al momento preciso del descubrimiento gozoso de un nuevo entendimiento. Podemos decir que el insight es la chispa inteligente que capta la verdad de un evento o una cosa. Grandes filósofos o pensadores lo equiparan con el famoso “eureka” de los griegos, ¡lo encontré! 

La maravilla de un “insight” nos hace reflexionar en preguntas como: ¿cuánto mide o pesa una idea?, ¿de cuánto tiempo está hecho un pensamiento? Sin duda alguna que los procesos bioquímicos y psico-fisiológicos del cerebro humano son estructurados en un tiempo determinado, pero en cuanto han sido constituidos para manifestarse en este mundo material, muestran su gloriosa intangibilidad esencial, son entes o fenómenos de la consciencia mental, espiritual. Y en la experiencia de las mujeres, esta que acaban de vivir, queda apretadamente comprimida en un instante de luz, de compresión, ¡lo han entendido! Son mujeres con la viva conciencia de emancipación, ya saben, ya no pueden volver atrás, ya no quieren mirar atrás… a seguir siendo violentadas; el reino de la libertad, de la autonomización, del empoderamiento ha llegado, está en ellas, es de ellas.

Por este ¡Eureka!, Insight son capaces de trascender la materia, ya que esta dimensión del conocimiento les permite intuir algo que ni siquiera son “quantums” de energía pura, son datos de conciencia, y una social, comunitaria, de sororidad. ¡Qué gran paradoja! (Nota mía. LJA. El Punto final, en Política. Sábado 27, febrero, 2010). Datos que se producen en el espacio-tiempo universal, pero que en tanto conceptos pertenecen a la inteligencia, son eternos, perfectos e inmutables, como definía Platón a las Ideas. Y su mediación necesaria, aquí y ahora, en esta coyuntura de la Historia, para todo ser inteligente, para las mujeres del mundo y de México se hace: conciencia humana. Y, perdón, pero éste sí es un salto cualitativo. 

De manera que estos eventos de referencia, han sido lo que anticipábamos: Un como si cada ser humano se viera ante el espejo y tratara de responderse a la pregunta ¿quién soy yo? Pues si soy del género masculino, no me reconozco del todo sin contrastarme con el género femenino, y viceversa. Nos hemos visto reflejados como tales, por ser tales. 

Todo indica que la pretendida Cuarta Transformación y la persona misma de su líder principal, no se ha percatado del todo de la significación política de estos sucesos. Por el contrario, los ha tomado como si fuesen un movimiento en contra de su gestión. Y esto se ha venido desmintiendo de múltiples maneras. Pero, esta precisa conversación se ha visto interrumpida y aun acallada por el estruendo de lo que ya se llama: la tormenta perfecta… 


Una imparable -hasta hora- pandemia del ya tristemente Coronavirus, que tiene paralizada a buena parte de Europa, no se diga su foco de radiación de China, que ya obligó al presidente Trump a cerrar su espacio aéreo a vuelos provenientes de la Unión Europea, excepto del Reino Unido; a la clausura y posposición de eventos deportivos de ligas enteras, o de jugar sin público presente; cosa que ya también ocurrió en España en programación de emisoras como Antena 3.etc. –El mismo torbellino arrasante por la guerra de precios y cuotas de producción de los principales países petroleros OPEP, Arabia Saudita, Rusia. Y ondas de choque desde el mismo eje originario de tipo financiero, que ha echado en picada prácticamente los mercados y bolsas de valores del mundo. – Con impactos inclementes sobre el estoico Peso mexicano, y el no menos despreciado y menospreciado organismo petrolero mexicano. Amén, amen a tan hegemónica tormenta perfecta. 

Ante lo cual, no negamos aquella motivación y causa que dio origen en México al legítimo anhelo y esperanza por el “cambio de régimen”. Habida cuenta de –lo así denunciado ante los electores- la voracidad del capital en su fase Neoliberal y monopólica, extractiva de la riqueza de las naciones, dígase enfáticamente de México, que ha generado la tremenda desigualdad social de la nación, empobreciendo a 53 millones de mexicanos y dejando en la indefensión a los ancianos, los pensionados, grupos vulnerables e incluso millones de jóvenes sin alternativas de desarrollo humano, económico y social. Amén de haber causado la violencia generalizada, impulsar brutalmente la corrupción estructural de la sociedad y desbordar los límites de la justicia en una abominable impunidad. Este régimen es el que quisimos cambiar, al que hoy día hay que cambiar. Sin sombra de dudas.

Por lo que se introdujo un intervalo. Lo que, en blanco y negro, ha venido significando, la Cuarta Transformación a manera de cambiar La Cuarta Nota constitucional, que es sobre el régimen gubernamental, la que efectivamente sí está siendo modalizada por el actual mandatario y su gabinete de gobierno. Que nos traen su encendida narrativa sobre el Neoliberalismo y sus adversarios antecesores en la presidencia. A los que tilda de “corruptos” y comparsas de una “minoría rapaz”, precisamente por abanderar las causas del neoliberalismo económico dominante y hegemónico. Lo que explican y promueven como un pretendido rescate de las masas obreras, campesinas e indígenas que constituye el núcleo de su transformación -nótese cómo el tema, el asunto toral de la mujer queda subsumido en este discurso supuestamente reivindicativo; para sembrarlo subsidariamente, no enfática ni ostensiblemente en esta fase cuarta de evolución emancipadora de México.

No quisiera dejar al silencio o al olvido, una voz que en su momento dejó un apunte que vislumbraba una luz diferente para México y para las mujeres. 

Y me refiero a esta voz. Al tiempo que denunciaba la inequidad de la contienda, y con ello removería la hoguera de las vanidades que aún flameaba con furia en el ámbito político de México. Ella pronunció, en sus palabras: 

Hice una difícil reflexión, muy difícil, pero en conciencia, viendo el sentido de mi candidatura, las consecuencias de las mismas y esa reflexión me obliga a reconocerá que no hay posibilidad obviamente de ganar en una contienda que se está polarizando mucho, la verdad es que por eso he decidido y aprovecho aquí, decirle a los ciudadanos que retiró la candidatura de la contienda por un principio de congruencia, por un principio de honestidad política, pero también para dejar en libertad a los que generosamente me han apoyado y tomen su decisión como se debe tomar en esta difícil contienda para México, desde luego, renunció a la candidatura a la Presidencia de la República”, dijo Margarita Zavala. (Fuente: #Decisión2018. Margarita Zavala renuncia a la contienda presidencial, hace anuncio en ‘Tercer Grado’. CDMX, México | 17 de mayo de 2018 7:31 Am Cst. shorturl.at/cevX0).

Eventos y datos que vinculados al ¡Eureka! E Insight de las mujeres, habrá de traducirse en lo que el análisis social y político llama: conciencia de clase, conciencia política. Una nueva conversación que habrá que abrir y urdir con el esfuerzo de este gran conjunto femenil. (Nota mía. LJA. Las caras de Gea. Sábado 15/12, 2018). 

Para guiarnos este camino. Ya he dejado antes mi idea de un mapa mental, que nos permita imaginar eso tan abstracto que es la Política y más aún la Fiscal. Ese mapa que se parece a la idea central de la Gea – Política, es decir la madre tierra que alberga las esferas que en su juego de relaciones construyen el ser y el todo del poder político. Retomemos. A simple nivel de inventario tendríamos: visualiza el planeta Tierra. Un gran círculo del que abstraemos continentes y océanos. Nos quedamos con su silueta, el Norte, el Sur, el Occidente y el Oriente. Arriba y al centro, en el Polo Norte, ubicamos un gran círculo que llamaremos Economía Política, dentro de él y como un círculo concéntrico pintamos otro círculo más pequeño que señalamos como Política Fiscal (y la ubicamos como la gran Madre/Gea de todas las Políticas), otro concéntrico un poco más ampliado designaremos como Políticas Económicas. Esto va para imaginar la Ley de Ingresos. ¿Qué decisiones centrales están inscritas aquí adentro? 

Luego, la Micro-Política, o las Políticas de Desarrollo Social.- Ese gran campo planetario, se ubica al Occidente, pero conectado con el círculo central. Aquí se ubican las llamadas Políticas de Desarrollo, y que se conviene en llamar Micro-Políticas, para diferenciarlas del centro Hegemónico que define todo lo que es Macro-Social, tanto a nivel de poder político propiamente dicho como económico. Y luego la otra gran esfera, en este mismo hemisferio, al Occidente, es la de las Relaciones de Cultura de la Sociedad, esta enorme esfera está habitada por la gran diversidad de expresiones simbólicas de la nación: desde luego la expresión de género; la lengua, la raza, el arte en su multiforme diversidad, los mitos de origen, los tipos de agregación familiar, las creencias religiosas, las tradiciones gastronómicas, del vestido, de la recreación, del hábitat, de interacción con el medio ambiente, es el mundo del Folklore. En fin aquí nos ubicamos en el mundo simbólico como un gran continente, como manifestación de las relaciones sociales de paz y de la guerra. En suma de la vida, de la que todos somos actores. 

[email protected]


Show Full Content
Previous Se llevó a cabo Miércoles Ciudadano en Aguascalientes
Next Instrumentos de Participación Ciudadana
Close

NEXT STORY

Close

Alumnos de la Universidad de las Artes piden poder acceder al Museo Espacio

21/07/2016
Close