Guía para ser un buen actor público en la pandemia/ Matices  – LJA Aguascalientes
15/09/2020


Durante la crisis de la pandemia hay una gran tentación: volver a ver la disputa pública como una disputa electoral. Y es el gran error, por eso este artículo busca dar unas reflexiones de lo que no hay que hacer, por la simple razón de que la visión de un político, figura pública o de un funcionario público es una visión de estadista, con estatura moral y no hacer política de gnomos, esa política que solo busca tener adeptos, puntos de popularidad y likes en redes sociales. 

El Dr. Kuri ha dicho que esta pandemia se ve y se percibe mucho más grande e impactante que otros fenómenos por el gran alcance e influencia mediática que tenemos hoy en día, citaba que en medios de comunicación ha habido 11.1 billones de menciones sobre el coronavirus y del ébola apenas hubo 11 millones. En ese sentido, la primera acción que los actores públicos deben tomar es ser responsables de lo que publican y replican en cualquier canal oficial o no, en internet, porque sus seguidores, la mayoría de ellos, los siguen por su influencia, su autoridad moral o su capacidad de acceder a información veraz. El error más grande en el que he visto caer a figuras públicas es compartir información falsa, ahí Facebook ha demostrado una vez más su irresponsabilidad al dejar fluir sin ningún tipo de filtro y dejar viralizar noticias falsas que no pasan por el matiz de la comprobación. Y no solo eso, hay otros medios de comunicación y notas que si bien no son falsas, rayan en la ridiculez y el pánico o en supuestos no confirmados; por ejemplo, he visto a figuras púbicas compartir notas de El País, medio serio internacional, donde se afirma que hay una vacuna por el Coronavirus o que ciertas acciones funcionan mejor para prevenirlo, eso es falso, no hay prueba científica que afirme lo dicho en esas notas. El problema es más complejo que compartir las noticias fáciles. La primera invitación a las figuras públicas es ser mucho más cauteloso con lo que comparten, su nivel de influencia puede hacer que colaboren a hacer virual una fake news. Y aplica para los Youtuber que por una vista se atreven a mentir y ocasionar desabasto de medicamentos como el del lupus; a esos miserables, al final de la pandemia se encontrarán con la verdad. 



La segunda invitación es a revalorar el papel de la comunicación política no como una comunicación electorera, sino valorarla como un canal donde el poder público pueda movilizar y comunicarse con la ciudadanía, dejar a un lado los videos e imágenes bonitas de Instagram, para construir estrategias eficaces de comunicación política. Ahí por ejemplo lo ha hecho bien el presidente con su rueda de prensa diaria a las 7 pm dirigida por López Gatell, lo cual hay que reconocer, es positivo que el presidente lo permita. Gatell luce estadista, luce un hombre responsable y a la altura de las circunstancias, comunica con efectividad y resuelve dudas. Así deberían ser todas las mañaneras en tiempos de pandemia. La segunda invitación es que todas las figuras públicas repiense y revaloren a la comunicación política como una herramienta estratégica para disminuir el pánico que existe, movilizar en las acciones requeridas para controlar la pandemia y convencer a la ciudadanía de permanecer en aislamiento social; otro ejemplo es un video que lanzó el gobernador de Jalisco la semana pasada solicitando 5 días de aislamiento: tan convincente que durante el fin de semana se vieron las plazas públicas de Guadalajara, vacías. 

La tercera invitación es a estar a la altura de las circunstancias, y aquí los voceros y tuiteros de la 4T han dejado mucho que desear y también muchos actores de la oposición, quienes han determinado comunicar acciones de contraste y división, en tiempos donde la solidaridad es esencial. Es inadmisible quienes se atreven a criticar decisiones con el fin electorero, o quienes desean tener la razón aunque esto cueste vidas. Ese nivel de soberbia política y pública está fuera de lugar. Hay quienes prefieren tener el mejor argumento y criticar al gobernante en turno a que este acierte con su decisión; a quienes buscan el error en el pajar porque simplemente son de oposición. Eso es miserable y la clase política en México está frente a esa tentación; desde mi visión, aquellos que opten por ese camino serán condenados al ostracismo político; la invitación a todos los actores políticos es de solidaridad; mucho más a los líderes que tienen capacidad de convocatoria, por ejemplo Uruguay nos dio una muestra al mundo: se puede unir oposición y gobierno para la lanzar un mensaje de unidad (los invito a que busquen el video en redes); en México hoy parece imposible y los dos sectores tienen la culpa: lo que busca imperar es la razón y no la solidaridad; lo que se busca que gane es nuestro líder y no la salud de todos. No podemos renunciar a nuestra capacidad de criticar y exigir cuentas, pero esta siempre tiene que ir acompañada del matiz de lo que vivimos: una pandemia mundial de la que nadie está preparado

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous Líneas telefónicas son la principal vía de comunicación con sospechosos de coronavirus en Aguascalientes
Next El final de la película/ A lomo de palabra 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

NEXT STORY

Close

SSPE Aguascalientes y empresa compartirán información en materia de seguridad

06/12/2019
Close