06/06/2020


Asumo mi privilegio de ser hombre. Vivimos en un mundo lleno de machos, machismos y micromachismos, de hombres que no se dicen machistas pero no son feministas; en ese tener sí son un poco machistas; así he decidido hacerme cargo de mi propia reflexión sobre el feminismo. Por ello, me he acercado a estudiar el sistema de cuidados y el feminismo, solo me autoeduco. En los días recientes tuve el privilegio de escuchar las ideas de feminismo de Clara Serra, filósofa, feminista, académica y ex diputada de Podemos, y en este 9M, creo que lo único que puedo hacer es replicar alguna de sus disruptivas ideas: 

-El feminismo es la alternativa política a la ultraderecha. Esta es una de las ideas políticas más potentes, el feminismo es la alternativa política más poderosa del siglo y quizá la única alternativa que detendrá la plaga de la ultraderecha en el mundo que se ha manifestado en Bolsonaro, Trump, Putin, AMLO y en las corrientes crecientes en el mundo, aquellas que cuestionan las victorias de los derechos humanos o la igualdad, es por eso que las principales fuentes que se oponen al paro o a las manifestaciones de ayer vienen de la ultraderecha. 

-El feminismo es capaz de ofrecer un proyecto para el 99% de la sociedad. Y esta idea es complementaria a la anterior, la ultraderecha ofrece un proyecto para la minoría, el feminismo no, ofrece un proyecto para todos. Por eso Serra se plantea un reto: ¿cómo hacer que el feminismo sea universal? Y ella misma responde: si nuestras ideas no las entiende nuestra abuela no se está siendo eficaz en la comunicación del movimiento, una de las mayores virtudes del feminismo en 2020 es que es universal, lo mismo abuelas, niñas, adultas y algunos hombres lo han comprendido. 

-El feminismo viene a abolir el poder. Clara Serra afirma que el poder es masculino y que el feminismo ha venido a abolir esa política vertical y masculina, por eso quizá el presidente de México y la élite política y empresarial del país, no entiende el feminismo, porque solo tienen una manera de ejercer el poder y es en clave masculina. Serra plantea que el feminismo viene a abolir esa manera de ejercer el poder, por una más horizontal más antropológica, más humanista y más universal. 

-El feminismo debe ser popular y no elitista. Para esto, Serra afirma que hacer sentir mal a una mujer por no ser completamente feminista o no ser una feminista perfecta es justamente repetir los patrones elitistas de la derecha y no transformar la manera de estar en sociedad, afirma: el feminismo no ha venido a reproducir la culpa y la normatividad, el feminismo viene a desculpabilizar, elegir maneras de vivir muy distintas, en familias muy distintas. 

-Es injusto no ser feminista. Es injusto no querer igualdad en un mundo tan desigual. 

-En política se debe movilizar el deseo. Y relacionándolo con el feminismo, Clara Serra afirma que no tiene nada de malo ser feminista meramente por emoción: por nuestra abuela, nuestra madre o nuestras hijas y que lo racional quede secundario, si la política feminista logró movilizar ese deseo, es un éxito. 

-El feminismo debe ofrecer el deseo de libertad. Según Clara Serra no hay nada que movilice más que el deseo de libertad, por eso el feminismo moviliza a las mujeres que no son libres ni iguales, pero también moviliza a aquellos hombres que no son libres porque no han repensado sus masculinidades. 

-Las feministas tenemos derecho a la rabia y el feminismo debe desmontar las caricaturas que monta el sistema. Lo segundo es consecuencia del primero, el sistema monta caricaturas sobre las mujeres y sobre el feminismo que este debe desmontar. 

-Se debe disputar el sentido del humor machista. Una de las estrategias feministas debe ser ganarle el sentido del humor al machismo y a la ultraderecha; afirma que las mujeres tienen miedo a ser violadas y asesinadas y los hombres al ridículo, por ello el buen humor debe ser aliado feminista. Que no se debe tomar tan en serio a su sujeto porque entonces se corre el riesgo a ser conservador y a repetir los patrones de la ultra derecha que es incapaz de reírse de sí mismo. 

-Las feministas aspiramos a que el feminismo no haga falta. La identidad debe ser una herramienta vista como medio y no como fin, si no corremos el riesgo de convertir al feminismo en un fin en sí mismo y no en un medio para transformar a la sociedad. 


El mejor resumen diario en tu correo por LJA.MX

-Lo peor de la política es la lucha del poder por sí mismo. El feminismo quiere el poder para transformarlo, el poder como medio y no como fin. El poder para tener una agenda transformadora, donde por ejemplo el tema central sean los cuidados, utilizar el poder para escribir más sobre el feminismo. 

-El feminismo no debe ser punitivo. Es muy tentador mandar callar a alguien pero las recetas del punitivismo deben estar lejos del feminismo, por ejemplo el MeToo es un reflejo de políticas punitivas de derecha, no se transforma de fondo el sistema sino que se replica una manera de castigar, esa misma que usa el machismo para sancionar mujeres. El feminismo debe construir con presunción de inocencia por vías democráticas y no replicando sistemas. 

-Los hombres tienen mucho que ganar con el feminismo. A los hombres les vendría muy bien liberarse de ideas de masculinidad tóxica, es más útil para los hombres que el feminismo esté en medio. 

Y cerró su diálogo afirmando que es más estratégico para el feminismo que las mujeres sean voceras pero que si eres hombre y tienes algo que decir a favor del feminismo puedes decirlo, sino mejor no decir nada. Grandes ideas para reeducarnos en feminismo. Recomiendo seguirla en todos sus medios. 

 


Show Full Content
Previous López Obrador se compromete a acabar con feminicidios
Next La despolitización del 8M: Fueron ellas, por ellas y para ellas

Comments

¡Participa!

Close

NEXT STORY

Close

Diseño México 68 / H+D

03/10/2014
Close