Sociedad y Justicia

Industria textil nacional está a un paso de la quiebra

  • Tiendas departamentales norteamericanas cerraron pedidos
  • Crisis en Estados Unidos repercutirá también a través de las remesas

 

 

La industria textil está a un paso de la quiebra, ya que sufre baja en las ventas en más de un 70 por ciento, señaló Gerardo Sánchez, integrante del Colegio de Economistas de Aguascalientes, esto a pesar de la importancia que este sector representó para el país.

El economista detalló que, por ejemplo, de cada tres pantalones que se venden en los Estados Unidos uno se fabrica en México, en el caso de las camisas, de cada diez una se fabrica en este país; aunque este contexto tendrá ahora que cambiar, ya que hace dos semanas los compradores cancelaron los pedidos a los industriales nacionales por parte de las tiendas departamentales.

Ante este panorama, consideró necesario dar seguimiento a cuántas de las empresas nacionales sobrevivirán en un lapso de 30 días, lo cual resultará lamentable su debacle debido a que este sector da empleo a más de 500 mil personas de forma directa y un millón 300 mil empleos de manera indirecta.

En el caso de Aguascalientes están en juego entre cinco y seis mil empleos al detenerse el flujo de las ventas y el cierre de muchas de las empresas comerciales que demandaban las prendas diseñadas y elaboradas en lo local.

Gerardo Sánchez observó otra situación que causará un fuerte impacto al país como consecuencia de la contingencia sanitaria mundial por el coronavirus, será en cuanto a la entrada de divisas, ya que Estados Unidos es el país donde labora gran parte de connacionales y ya se encuentra en una crisis severa, afectando las fuentes de empleo en sectores como el de la construcción, hotelero y el restaurantero.

Detalló que las divisas norteamericanas llegan a más de un 1.6 millones de hogares mexicanos, mientras que en el estado de Aguascalientes se captan 1.4 millones de dólares al día. En el 2019 el estado captó 500 millones de dólares.

El economista recordó que durante la crisis del 2008 se perdieron seis millones de empleos en los Estados Unidos y en esta ocasión se calcula que, con la baja del Producto Interno Bruto del siete por ciento, se perderían dos millones de empleos formales, aunque los números en frío podrán conocerse una vez que pase la contingencia sanitaria; ya que, si bien se prevé un importante impacto, no es posible calcular aún las dimensiones pero sí que mes con mes irán llegando al país menos remesas.



The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!