Las marrullerías del “cambio verdadero” de la 4T/ Bravuconadas - LJA Aguascalientes
03/08/2020


Y nada, que de pronto, nos alcanzó el coronavirus o Covid-19, y las resistentes autoridades sanitarias mexicanas han debido reconocer ya 4 casos en el país, 2 en la Ciudad de México, uno más en Sinaloa y otro en Coahuila. La terca realidad, más allá de sus raíces económicas o políticas, pondrá a prueba el discurso del presidente López, porque a sus políticas públicas, de principio, hay que identificarlas y reconocer su existencia práctica en la vida institucional del gobierno de la 4T, particularmente las referidas a la salud pública nacional.

Ya parece cantaleta el tema de la salud de los mexicanos, y como el morenismo, hecho gobierno, intenta abordarlo, y así es como podemos describir las acciones en la materia, como intentos. Que el desabasto de medicamentos, que la carencia de materiales y equipo médicos, que el deterioro de la infraestructura clínica y hospitalaria del Seguro Social y el ISSSTE. Ya no mencionemos los sentidos asuntos de la atención a ese sector específico de los niños con cáncer o las pacientes mujeres con tratamientos suspendidos de cáncer de mama, por mencionar algunos aspectos relativos. A todo lo anterior, habrá que agregar ahora el tema de la potencial pandemia del coronavirus o Covid-19. El INSABI no acaba de arrancar, el Seguro Popular definitivamente está cancelado; el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar sigue pendiente su definición y operación formal, sus reglas aún no están claras, y sigue habiendo reticencias de algunos gobiernos estatales por sumarse al proyecto. Tarde o temprano lo harán, pero en vía de mientras ya va tarde su funcionamiento.

Pero el mundo no espera a los acomodos de la Cuarta Transformación, sigue su marcha implacable y demanda atención a los retos que va proponiendo; respuestas claras y precisas, no basta la retórica mañanera del régimen, decir que el coronavirus no es tan grave, que son los medios los que hacen alharaca en torno al asunto del famoso virus, palabras del presidente de la República, así de desdeñosas. Aunque, cabe señalar que la propia Secretaría de Salud, ya ha iniciado las primeras definiciones, “lights”, de un tentativo protocolo para prevenir la posibilidad de contagio entre la población. Sin embargo, no deja de ser preocupante que el presidente López, lejos de tomar el asunto como un tema de seguridad nacional, lo deja crecer a su ritmo, con su propia dinámica, y no asume el liderazgo de su atención y gobierno.

Junto al tema de la amenaza de la pandemia, están los asuntos nacionales que definitivamente tienen postradas las posibilidades de recuperación de la economía nacional. PEMEX tuvo pérdidas durante 2019 por la cantidad de 346,135 millones de pesos, a pesar de que el Gobierno Federal está empeñado en ponerle dinero bueno de todos los mexicanos, a una mala empresa del Estado. Sí, sí, ya escucharemos que es culpa del neoliberalismo y de los conservadores y del expresidente Calderón, pero la responsabilidad de dar buenos resultados ya, es de la 4T y sus honestos funcionarios.



Asimismo, el jueves pasado, la propia Secretaría de Hacienda declaró que en enero de 2020, en su reporte de las finanzas públicas nacionales, se gastó de lo programado para el primer mes del año, un 3.9% menos, esto es, dejó de gastar 34,307.9 millones de pesos, y de ellos, a pesar de lo comentado más arriba en esta columna en materia de salud, la Secretaría del Ramo, ejerció un 57.7% menos que lo gastado en el mismo mes un año antes, es decir, debió ejercer 5,839 mdp y sólo ejerció 2,465 mdp. ¿Qué pasa ahí? ¿Qué pasa con el gobierno? ¿Sigue la austeridad republicana, o sólo son ineficientes e incapaces?

El subejercicio significa muchas cosas para el desempeño de la economía, la salud, la educación, la infraestructura, la cultura, todos los aspectos del desarrollo nacional, al que tanto recurre el presidente, se ralentiza. Sin embargo, en sus marrullerías, la 4T a través de su vocero oficial en su gira por su tropical tierra tabasqueña, dice que todo está muy bien, que el pueblo bueno está feliz, feliz, feliz. Y que sí todo se atora, es por culpa de la burocracia “pusha”, que, quién sabe con qué oscuros propósitos, todo atora, obstaculiza.

Desviando la atención nacional, López suelta otra más de sus ocurrencias y como va plantea su idea de que los extrabajadores de Mexicana de Aviación tengan su propia aerolínea, como un auténtico acto de justicia laboral. ¿Qué tal? Para el efecto, ya ha instruido al Secretario de Comunicaciones y Transportes para que presente un proyecto en ese sentido. Así gobierna el morenaje, al bote pronto, revuelve el agua, la enturbia y distrae a la opinión pública, sobre todo la nacional, de los grandes problemas que nos tienen estancados económicamente, temerosos y agredidos por la inseguridad rampante, expuestos ante la desatención en materia de salud, con la educación pública extraviada y las escuelas desatendidas.

Aunque el proyecto político de la 4T avance a tumbos rumbo al 2021. El ataque al INE está en marcha, la renovación de los 4 consejeros nacionales está en la mira del presidente y sus morenos sicarios. La propuesta por la empleada del presidente López, Rosario Piedra, de John Ackerman, es una señal clara que primero el poder que el cumplimiento de la Ley, con lo que se pretende asumir el control real de ese último bastión de la incipiente democracia mexicana, antes de los próximos comicios federales del año que entra, y perder lo menos posible.

Así, las marrullerías de la 4T y su encumbrado, ocurrente y astuto jefe, hacen del día a día de México, una zozobra complicada y cara.

 

mario.bravo58@hotmail.com

 

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous #ElTwitazoLJAMx 
Next Achú, salud, ¿por qué?/ Análisis de lo cotidiano 

Comments

¡Participa!

Close

NEXT STORY

Close

Propondrá Movimiento Ciudadano un carnet único para personas con discapacidad

25/01/2016
Close