Los valores y la investigación biomédica/ El peso de las razones  - LJA Aguascalientes
24/06/2024

La investigación médica está influida por diversos valores externos, muchos de los cuales crean una variedad de dilemas éticos relacionados con la equidad de acceso a la salud.

Existen también implicaciones de la exclusión sistemática de ciertos tipos de individuos, grupos o enfermedades para la investigación médica, así como para la práctica clínica en términos de la validez de la evidencia producida y las decisiones tomadas con base en esa evidencia: e.g., en la investigación médica tradicional se asumía generalmente que los varones blancos podían utilizarse como base de generalizaciones que a su vez podían extrapolarse a todas las demás poblaciones, incluidas las minorías y las mujeres. 

Los exámenes de la bibliografía indican que se ha excluido a las mujeres en particular (especialmente a las mujeres de edad), y que las investigaciones sobre la mujer han estado generalmente relacionadas con la función y la capacidad reproductivas. Se ha argumentado que esos tipos de investigación no cumplen los ideales de la investigación médica de calidad ni de la atención de la salud basada en evidencias. Incluso hoy en día siguen existiendo ciertas formas de exclusiones generales, por ejemplo, de mujeres en edad de procrear o embarazadas en muchos tipos de investigación médica. Estos tipos de exclusión sistemática son sumamente problemáticos, especialmente porque hay pruebas claras de diferencias críticas entre hombres y mujeres con respecto a una serie de factores relacionados con la receptividad a las terapias por razones tanto biológicas como sociales. 

Los afroamericanos en los Estados Unidos, incluso cuando los ensayos clínicos aleatorizados tratan de reclutarlos, una serie de factores pueden contribuir a que no participen; e.g., la desconfianza debida al racismo histórico e institucional, investigaciones realizadas sin consentimiento, la falta de comprensión de la investigación y el consentimiento, el estigma social, las consideraciones financieras, y la falta de métodos de reclutamiento culturalmente sensibles por parte de los investigadores. 

Por tanto, esas lagunas limitan la investigación médica que proporciona la evidencia para la MBE y pueden dar lugar a la utilización de tratamientos o terapias que, de hecho, pueden ser perjudiciales para determinados grupos. 

La investigación médica también se ve afectada por el tipo de afecciones o enfermedades que se seleccionan para ser investigadas: tal vez lo más notorio sea que las enfermedades “huérfanas”, comunes sólo en poblaciones minoritarias o que sólo están presentes en ciertos países en desarrollo, a menudo se descuidan para el desarrollo de medicamentos y otras terapias (esos posibles productos se denominan “medicamentos huérfanos”). 

 Otra forma en la que nuestro conocimiento médico generado por la investigación se ve afectado negativamente por los valores externos (no epistémicos) es a través de los patrones de financiación relacionados con la investigación: (a) las empresas farmacéuticas patrocinan una parte considerable de los ensayos clínicos y tienen diversos intereses no epistémicos en juego en estas inversiones; (b) existen pruebas consistentes de que los resultados negativos de las investigaciones suelen ser suprimidos cuando son patrocinados por la industria, lo que da lugar a un sesgo en lo que se informa y, por lo tanto, en las pruebas disponibles sobre las que se pueden tomar decisiones de prescripción y tratamiento; (c) el sesgo también se ha encontrado en otras áreas: (i) dentro del propio estudio en la elección de la pregunta de investigación o el tema de investigación, en la elección de las dosis o los fármacos con los que se va a comparar el fármaco objeto de estudio, en el control del diseño del ensayo y en diversos cambios en los protocolos; (ii) en las decisiones de poner fin a los ensayos clínicos de forma anticipada y en la reinterpretación de los datos; y (iii) en la publicación de datos como las restricciones de los derechos de publicación, el uso de revistas falsas, el uso de la escritura fantasma, y en los detalles de la presentación de resultados y productos.

[email protected]

 



Show Full Content
Previous El tipo de cambio, el precio del petróleo y la crisis global de percepción de riesgo
Next Un libro que mueva a reflexionar sobre cómo ser lector y cómo debe ser la lectura
Close

NEXT STORY

Close

Extremadamente improbable que el covid-19 sea producto de un incidente de laboratorio: OMS

09/02/2021
Close