Reflexiones sociales sobre el coronavirus/ Matices  – LJA Aguascalientes
15/09/2020


Ante la lluvia, tormenta y huracán de información y opinión sobre el Coronavirus me gustaría hacer algunas reflexiones que he leído de otros autores a los que desde la licenciatura he leído como Edgar Morin, que conocí gracias a un gran profesor como Mario López y a Boaventura de Sousa que conocí gracias a otro académico como Jorge Ceja. Esos dos textos reflexionan desde la ciencia social sobre los fenómenos políticos y sociales que se observan, como dice Morin, la lectura sobre el fenómeno mundial es compleja, entendiendo como complejidad no solo el adjetivo que se asocia a la dificultad sino a la complejidad absoluta de que no hay lecturas unívocas ni una sola disciplina que lo entienda. Plantearé sus reflexiones para replicarlas y difundirlas y al final comento: 

Edgar Morin reflexiona: “Cada estado cierra su nación sobre sí misma; la ONU no propone una gran alianza planetaria de todos los estados. ¿Debemos pagar, en víctimas adicionales, por el sonambulismo generalizado y la falta de espíritu que separa lo que está conectado?”, “El virus nos dice entonces que esta interdependencia debe dar lugar a la solidaridad humana en la conciencia de nuestro destino común.”, “Al final, son las reacciones políticas a este virus emergente las que conducirán a una crisis económica mundial… con un beneficio ecológico”. 



Por otro lado, Boaventura dice: “Desde este punto de vista, la pandemia es solo el empeoramiento de una situación de crisis que ha estado afectando a la población mundial. De ahí su peligro específico. Hace solo diez o veinte años, los servicios de salud pública en muchos países estaban mejor preparados para combatir la pandemia de lo que están ahora.” “Tras haber sido expulsados ​​del sistema político, las alternativas están cada vez más destinadas a entrar en la vida de los ciudadanos a través de la puerta trasera de crisis pandémicas, desastres ambientales y colapsos financieros. Para decirlo de otra manera, es probable que las alternativas vuelvan de la peor manera posible.” “La tragedia es que, en el presente caso, la mejor manera de mostrar solidaridad unos con otros es aislarse y abstenerse de tocar a los demás. Ciertamente es una extraña comunión de fortunas. ¿Serán posibles otros?”. “Pero dado que las democracias son cada vez más vulnerables a las noticias falsas, tendremos que imaginar soluciones democráticas basadas en la democracia participativa practicada a nivel de vecindarios y comunidades y en la educación cívica orientada hacia la solidaridad y la cooperación en lugar de hacia el espíritu empresarial y la competitividad a toda costa.” 

Sobre estos dos textos hay muchas ideas y matices que he reflexionado desde la ciencia política. En primer lugar es evidente cómo en el momento más álgido del capitalismo y del neoliberalismo se ha revalorado el papel del Estado como protector y organizador de la sociedad, nadie está pidiendo que las empresas o grandes capitales tomen decisiones, en México por ejemplo, las acciones más relevantes son las que toman los gobiernos, tanto locales como federales, asimismo, las noticias que se comparten de otros países como Inglaterra o Francia son las acciones del Estado, y la discusión que se ha puesta en las redes sociales es sobre la recaudación fiscal, ojalá esa discusión trascienda la pandemia y nos lleve a reflexionar otros temas como los impuestos a los grandes capitales o ingreso básico universal. Se ha revalorizado también el papel de la ciencia, de las universidades, de las y los maestros y del sistema de salud pública: ideas que todo el tiempo repiten las ciencias sociales como fundamentales, quizá en general también se ha revalorizado el papel de las ciencias sociales. 

Sobre la última reflexión que cito de Edgar Morin, la idea es muy potente. Al final son las decisiones políticas las que impactan a la economía y han provocado un beneficio ecológico. Esa idea tiene mucho análisis, en primer lugar también se revalora el espacio de la política y su impacto, por eso el origen de la política es noble: sus decisiones pueden salvar vidas y provocar muertes. Las decisiones políticas de quienes hayan tomado la seriedad debida en la pandemia puede significar menos muertes y quienes no lo hacen pueden ser responsables de más muertes, en el caso de México los casos de los gobernadores de Jalisco y Veracruz son los más claros ejemplos. También es evidente que las decisiones políticas impactan en la economía y que estas decisiones provocan cambios ecológicos, por lo que como sociedad también debemos considerar la responsabilidad política en la crisis ambiental o en las decisiones económicas mundiales: aquí Donald Trump tendrá mucho que rendir cuentas. 

Sobre las ideas de Boaventura es una paradoja que lo más solidario que podemos ser es aislándonos, sobre ello surge un debate de la globalización y sus impactos o su futuro. En ese tenor, aislar fronteras es una decisión política compleja que va en contra de la solidaridad mundial necesaria, esa intersolidaridad de la que habla Morin, por eso una vez que las grandes potencias mundiales resuelvan su crisis, de inmediato tendrán que brindar apoyo a los países más pobres del mundo en crisis. La pandemia nos deja muchas reflexiones sociales y paradojas mundiales para hacer en el aislamiento, quizá sea el mejor lugar para pensar.

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous #ElTwitazoLJAMx 
Next Esta columna está desinfectada/ Mareas Lejanas 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

NEXT STORY

Close

Fernando Herrera hará equipo con los diputados electos

29/06/2015
Close