2020: La guerra de México II/ Bravuconadas - LJA Aguascalientes
03/08/2020


México está en guerra. Sí, suena fuerte, porque es fuerte la aseveración.

Frente uno. La emergencia sanitaria, con los miles de mexicanos infectados, 7,497 el sábado por la noche, con los decesos en el país, 650; esto, por sí mismo, es ya una enorme afectación a la cotidianidad de la vida del país, de todos. La epidemia y su alto nivel de contagio, ha orillado al mundo, a nosotros, a mantener una acentuada restricción a la vida en común, a la socialización, a que el gobierno declarase la implementación de las estrategias de la “sana distancia”, del “quédate en casa”, y restringir todas las actividades de las personas, declarando a muchas de ellas como actividades no esenciales, lo grave de esta declaración, es que ha afectado dramáticamente el desarrollo de actividades productivas de todo tipo, comerciales, industriales, de prestación de servicios públicos y privados, deteniendo poco a poco, la economía del país.

Frente dos. Esta restricción de las actividades no esenciales, efectivamente, están paralizando la economía nacional. Las pequeñas empresas, negocios, industrias, han debido cerrar sus puertas, mandar a sus trabajadores a casa; sin embargo, la capacidad financiera de cada una de ellas es sumamente limitado, son principalmente microempresas, empresas familiares, economía informal, que no cuentan con ningún tipo de soporte o ahorro para este tipo de situaciones. Estas empresas representan el 95% del total de unidades económicas, y dan empleo entre 1 y quizá hasta 10 personas, sí, 10 familias. En los primeros 20 días de la contingencia sanitaria, en el país se perdieron casi 350 mil empleos permanentes, según afirmación de la Luisa María Alcalde, Secretaria del Trabajo y Previsión Social federal. La afectación de la base económica nacional, crece exponencialmente. El desempleo y la desocupación amenaza de manera directa y grave a las familias mexicanas, con tanta o más severidad que el propio virus que nos está enfermando y matando. El hambre y las necesidades básicas están prontos a asomar su fatídico rostro.

Frente tres. Ante los peligros que representan la crisis sanitaria de la pandemia del COVID 19 y la inminente crisis económica en ciernes, México está urgido de contar con un plan integral de choque para contener los efectos de ambos riesgos. En automático los mexicanos esperamos que el gobierno federal impulse una estrategia al respecto. Este gobierno llegó con un amplísimo respaldo ciudadano, con una legitimidad incuestionable para tomar las decisiones pertinentes y necesarias, cuenta con los recursos económicos y la autoridad para proponer e impulsar ese imprescindible plan. Sin embargo, desde que la crisis en sus dos vertientes, asomó la cabeza, el gobierno de la 4T se ha mostrado errático, inseguro, y en ocasiones, hasta irresponsable. Desde el principio de la contingencia, el sector empresarial organizado, ha hecho una serie de propuestas al gobierno para enfrentar con medidas, a las que los técnicos llaman “contracíclicas”, que le permitieran al sector productivo transitar por esta contingencia en modo estrictamente de sobrevivencia, para conservar la planta laboral y estar en condiciones de reiniciar la vida económica del país, una vez superada la etapa más dura del “parón” de la primavera del 2020.



Esta ausencia de un plan integral, no sólo afecta al sector económico nacional, también las medidas sanitarias con las que los gobiernos estatales deben dar la cara en sus respectivos Estados, con un sistema de salud público atorado con la desarticulada existencia de una entelequia denominada INSABI, Instituto de Salud para el Bienestar, que no coordina, que no dirige, que no sirve. Con un sistema hospitalario federal sin equipamiento, sin medicamentos, sin materiales de curación, sin protocolos sanitarios para la actuación de su propio personal. Los gobernadores hacen fuertes reclamos a la federación por recursos, por directrices, por apoyo. Las autoridades federales están pasmadas, en muchos aspectos, verdaderamente paralizadas.

Ante estas circunstancias los empresarios, los gobernadores, la sociedad civil organizada, hasta los propios ciudadanos en lo individual, han ido levantando el tono de su voz, que cada vez son sólo reclamos, señalamientos, a la inacción de la federación. A lo anterior, habría que sumar la torpe defensa de la 4T y sus voceros, empezando por el presidente López, al insistir ante la opinión pública, que estamos bien, que “México está preparado” para sortear los efectos de la pandemia, de la crisis económica y de la falta de estadios de beisbol. Pero, hoy por hoy, hasta los gobernadores de extracción morenista han manoteado la falta de planeación, transparencia y responsabilidad de gobierno central, Jaime Bonilla de Baja California y Miguel Barbosa de Puebla, son los que han sido más explícitos en el tema. Algunos otros gobernadores (Francisco García de Tamaulipas, Enrique Alfaro de Jalisco, Miguel Riquelme de Coahuila, y Jaime Rodríguez “El Bronco” de Nuevo León), al recoger el sentir de sus sectores económicos, recientemente han llegado a plantear una revisión del Acuerdo de Coordinación Fiscal, y la posible salida del mismo de sus Estados, ya que no coinciden con las prioridades que hace la federación de los asuntos nacionales, y que envía miles de millones de pesos a obras como la refinería Dos Bocas, el Tren Maya, el corredor Transítsmico, Santa Lucía, por no hablar de los onerosos programas de Jóvenes Construyendo Futuro, entre otros.

Finalmente, y para rematar el escenario nada halagüeño para México, el gobierno federal, confundido, no atina a manejar la crítica que hace Javier Alatorre de TV Azteca, del aliado Salinas Pliego, a la estrella de la pandemia Hugo López Gatell, descalificándolo de plano. El presidente justifica a “su amigo” periodista, y la SEGOB le publica un apercibimiento. Respeto a la libertad de prensa pero cuidado con lo que dices.

México está en guerra, es innegable esa realidad. El gobierno de la 4T está perdido, desorientado, preocupado, desesperado. Sólo los mexicanos podrán sortear esta crisis y salir adelante, como la ha hecho siempre, con honor, con solidaridad, con trabajo, con ese gran espíritu nacional siempre echado para adelante resolverá a su favor el resultado de esta conflagración.

 

mario.bravo58@hotmail.com

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous Sistema Anticorrupción ¿cómo afecta al empresario?/ Así es esto 
Next En Aguascalientes, Guardia Nacional regulará entradas en edificios del Issea e IMSS durante pandemia por COVID-19

Comments

¡Participa!

Close

NEXT STORY

Close

Inauguran Tercer Festival de la Ciudad de Aguascalientes

10/10/2013
Close