Opinión

Bernie Sanders se baja/ Memoria de espejos rotos 

El mejor resumen diario en tu correo por LJA.MX

Coronavirus, this shit is real!!!…

Cardi B – Aterciopelados

 

“Termina la campaña, pero la lucha continúa”, afirmó el equipo de campaña de Bernie Sanders en un comunicado. También, Sanders comprometió su apoyo al exvicepresidente Joe Biden, precandidato demócrata con más posibilidades de llegar a la candidatura presidencial, para derrotar a Trump en el proceso electoral que Estados Unidos tendrá en noviembre, en el que se juega la reelección del actual presidente.

El escenario es complicado. Trump continúa con su política agresiva en todos los frentes, y –en medio por la crisis del Covid-19- amaga con suspender las contribuciones de financiamiento que Estados Unidos aporta a la Organización Mundial de la Salud, ya que en su bravata le acusa de malos manejos económicos y de trabajar con un sesgo favorable a China, aún y cuando Estados Unidos es el país con más casos de contagio en el mundo. Un dislate, tan descabellado como peligroso, en alguien con ese alcance de poder. Además, en torno a la misma crisis sanitaria, Trump continúa con su política aislacionista, proteccionista, nacionalista, y populista. La política adecuada para endulzar los oídos del tipo de electores impresionables que lo llevaron al poder en primera instancia. 

Luego del anuncio de Sanders, Donald Trump esgrimió, en el ring personalísimo de sus redes sociales, que invitaba a los seguidores de Bernie a apoyar al partido republicano, ya que compartían agenda en el tema del comercio. En más de la burla que el presidente lanzó contra el ex precandidato, Trump también afirmó que Elizabeth Warren, otra precandidata demócrata, le robó a Sanders la posibilidad de la candidatura, y –de paso- le dio un raspón a Hillary Clinton, con un tuit que decía “Bernie Sanders is OUT! Thank you to Elizabeth Warren. If not for her, Bernie would have won almost every state on Super Tuesday! This ended just like the Democrats & the DNC wanted, same as the Crooked Hillary fiasco”, “¡Bernie Sanders está fuera! Gracias a Elizabeth Warren, de no haber sido por ella, Bernie habría ganado casi cada estado el Súper Martes. Esto termina justo como el Comité Nacional Demócrata quería, del mismo modo que el corrupto fiasco de Hillary”. Todo un gentleman.

Ante esta amenaza mundial, Joe Biden puede dar poca batalla; es sólo un reformista moderado cuyos mayores activos son el desencanto hacia Trump, y el capital político de quienes extrañan la era Obama. Es probable que los números no le den a Biden para evitar la reelección de Trump. En ese escenario, Sanders afirmó que no quitará su nombre de la boleta interna de los demócratas, para ganar delegados afines a su facción, con los cuales poder influir en la agenda del partido demócrata, y –eventualmente- en los escaños legislativos que pueda obtener. Es decir, en un escenario realista, los demócratas se preparan para ser una oposición más afianzada en el segundo periodo de Trump. 

En medio de este escenario crítico, que ha colapsado no sólo economías, sino formas de interacción social y de tejido comunitario, una de las cosas que quedarán damnificadas será la construcción de ciudadanía en marcos de democracia social. El sistema de producción capitalista, y el modelo neoliberal en el diseño de las políticas públicas de los Estados, están sometidos a una prueba que o los reacomoda o los fortalece. Las democracias se resquebrajan cuando pululan el miedo y la ignorancia, cuando emergen los fundamentalismos, y cuando se sacrifica la libertad a cambio de la ilusión de seguridad. Y eso aplica también para nuestro populismo doméstico, que se podrá a prueba en el proceso de revocación de mandato a comenzar en 2021. El pronóstico es reservado, y nada halagüeño.

alan.santacruz@gmail.com | @_alan_santacruz | /alan.santacruz.9

The Author

Alan Santacruz Farfán

Alan Santacruz Farfán

No Comment

¡Participa!