PortadaSociedad y Justicia

Las dos realidades de la pandemia en el Agropecuario de Aguascalientes

  • Son pocos los establecimientos que ofrecen gel antibacterial, la aglomeración de gente no ha bajado aún estando en contingencia y el peligro de propagación sigue siendo constante: hace falta un protocolo puntual de acciones

 

El Centro Comercial Agropecuario es la conglomeración de establecimientos de abasto más grande en Aguascalientes; es comúnmente conocido por tener los mejores precios que, a su vez, termina derivándose en largas filas de gente y en una común aglomeración de personas, que van completamente en contra de las campañas de sana distancia y contacto implementadas para tratar de mitigar la propagación del coronavirus en México y el estado. Dentro de la Agropecuario la realidad es otra, el aislamiento se ve lejano y pocos establecimientos se atienen a las recomendaciones higiénicas y de espacio que se han hecho. 

“Como medidas de precaución ante la contingencia generada por el coronavirus (Covid-19) les pedimos su colaboración para cumplir con estas disposiciones: Entrar 1 o 2 personas. Respetar las puertas que estén habilitadas como entrada y salida. Venir a realizar sus compras con gel antibacterial y tapabocas. Evitar permanecer cerca de las demás personas”. Eso es lo que se lee en una lona colocada en el portón de la entrada al centro comercial ubicada en la Avenida Boulevard a Zacatecas, un anuncio que al adentrarse entre las tiendas, caminando entre los vendedores y consumidores, parece ser abiertamente ignorado. 

Son pocos los establecimientos que ofrecen gel antibacterial o que regulan la entrada de gente a sus locales; las carnicerías más grandes son las únicas que tratan de regular la entrada de gente, reduciendo sólo a dejar pasar grupos de gente de entre 5 y 10 personas y ofreciendo gel antibacterial. No obstante, la mayoría de los negocios, que están todos enterados de la emergencia sanitaria, carecen de medidas de prevención consideradas, al grado de que es observable todavía quien “magulla” y no adquiere la fruta o la verdura que tocó. 

En donde se atenúa más el desconocimiento, y la necesidad del vivir al día, de la contingencia por el Covid-19 es en Las Piedras, el famoso mercado de la central. Ahí se pueden encontrar fruterías, verdulerías, carnicerías, puestos de tacos, birria, menudo, comida corrida, etc. Al recorrer los pasillos es fácil encontrar que la gente come una a un lado de otra, comparte condimentos, sal, limones y servilletas; del otro lado, los vendedores anuncian sus ofertas, sus precios y siguen trabajando porque el dejar de hacerlo, como para una gran parte de la población, no es una opción. 

En el mercado de Las Piedras la radio no sintoniza las noticias como si eso fuera una herramienta de desconocimiento ante la situación actual. Ahí no sólo se escucha música de distintos géneros, sino que cantantes informales rondan por los pasillos pidiendo una cooperación de mano a mano. En las banquetas vagabundos piden limosnas en vasos sucios y llenos de escasos pesos que anduvieron antes por todo el lugar.

Distintos testimonios afirmaron para este medio que las ventas se han mantenido, y, en ciertos giros específicos, como la venta de cereales, chiles secos, semillas o venta de carne, sí han aumentado notablemente. Al caminar por las calles de la Agropecuario algunas personas portan cubrebocas, otras no, y no faltan los vendedores ambulantes de gel antibacterial de dudosa procedencia que se aprovechan de la situación de los compradores.

Una de las problemáticas más recalcadas es que si bien algunas empresas grandes pueden sostener un paro técnico derivado de la contingencia por la pandemia, la realidad es que una gran parte de personas tienen que seguir abriendo sin importar el riesgo que ello significa porque tienen una familia que mantener.

En unos de los establecimientos al interior del Agropecuario se tenía el siguiente aviso “AVISO IMPORTANTE: el centro comercial se encontrará operando regularmente en sus horarios habituales con el suficiente abasto de mercancías, a su vez estamos trabajando coordinadamente con las autoridades federales, estatales y municipales. En la administración les informaremos de forma oportuna en caso de haber algún cambio o información importante”.

En tanto los gobiernos no ofrezcan una salida viable a los comerciantes, no sólo de éste centro comercial, sino de todo el gremio que representan, la ciudadanía seguirá ignorando, como ya se hace en algunos lugares, todas las medidas de prevención o recomendación que se les haga. Los avisos en las entradas no regulan, no existen filtros, verdaderos apoyos a los negociantes y no hay un protocolo claro que diga cómo es que operarán estos sectores en donde, sin duda alguna el virus podrá seguirse propagando.



The Author

Adrian Javier Flores Nieves

Adrian Javier Flores Nieves

No Comment

¡Participa!