COVID19Portada

Trabajadoras sociales pertenecen al contingente de héroes sin capa del Sector Salud contra el COVID-19

  • Emergencia sanitaria evidencia las carencias en servicios infraestructura y recurso humano
  • Trabajadoras sociales y demás personal de la salud pueden sufrir síndrome de burnout

 

 

En esta emergencia sanitaria mucho se habla de los héroes sin capa, al referirse a los médicos y enfermeras que están en la lucha diaria contra el Covid-19, pero pocos recuerdan que este contingente también lo integran las trabajadoras sociales, quienes desarrollan una serie de acciones también importante en este momento, al ser las que atienden los casos dando el seguimiento e información a los familiares, realizando gestiones de canalización y movilización de los pacientes, destacó la presidente del Colegio de Trabajo Social en Aguascalientes, Mónica Pedroza Padilla.

La representante del Colegio reconoció que estos primeros días de la emergencia ha sido muy caótico para este gremio, ya que se ha hecho evidente la falta de más de estas profesionistas en los hospitales, ya que en cada nosocomio trabajan entre seis y ocho compañeras, más suplentes, que rolan todos los servicios o turnos, considerando que a varias las mandaron a sus casas porque tienen alguna enfermedad crónico-degenerativa o están embarazadas: “Esta emergencia está evidenciando muchas cosas, entre ellas las carencias en los servicios de salud, en la infraestructura y el recurso humano, pues no se le está dando la seriedad para contar con el personal necesario en los hospitales y centros de salud, donde las trabajadoras sociales son el primer contacto”.

Advirtió que además todas aquellas tareas que nadie sabe en un hospital a quien le corresponde, se canalizan a Trabajo Social, tales son los casos recientes en algunos hospitales en donde precisamente esta área la encargada de impartir la capacitación de los nuevos protocolos para enfrentar el Coronavirus.

Pedroza Padilla advirtió que tanto las trabajadoras sociales, como el resto del personal de la salud pública, están en riesgo de sufrir el síndrome de burnout, el cual consiste en un estado de agotamiento físico y emocional, que implica una pérdida de interés en el trabajo, actitudes negativas hacia sus compañeros y pacientes, así como baja autoestima y miedo; que hace que la gente se paralice en su actuar diario, ahora tan necesario.

Observó que si bien algunas de estas profesionistas, en su mayoría mujeres, están capacitadas para dar atención a sus compañeros de trabajo, al tener conocimiento en tanatología o contención en crisis, aunque no es una característica general, además de que no existe una figura en los hospitales que tengan dentro de sus responsabilidades este tipo de trabajo que correspondería a un sicólogo, pues de existir da el servicio a los usuarios, mas no al personal.

La trabajadora social advirtió que esta situación de emergencia sanitaria bien podría sobrepasar el mes estipulado y extenderse hasta septiembre, por lo que resulta importante que se equilibre el estado de salud sicológica y física del personal del sector salud, a fin de que no se descuide el servicio.



The Author

Claudia Rodríguez Loera

Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

1 Comment

  1. Free
    15/04/2020 at 15:49 — Responder

    Heroínas*

¡Participa!