Ante pandemia por COVID-19, médicos Internos de Pregrado en Aguascalientes deberán regresar a hospitales la primera quincena de mayo - LJA Aguascalientes
09/12/2022

  • Universidades públicas y privadas no tienen poder legal sobre este requisito de titulación
  • Es responsabilidad del Issea y de las unidades receptoras el proveerles de insumos necesarios para su protección

 

La Secretaría de Salud en el ámbito federal mandata que los estudiantes de medicina y enfermería que no tengan algún factor de riesgo sí deben de regresar a las unidades de salud para continuar con el servicio social y el internado que es un requisito para la titulación de la carrera, quien no deseé hacerlo se le suspenderá temporalmente la beca y tendrá que solicitar una carta de horas efectivas de trabajo en las unidades. Es responsabilidad del Issea y de las unidades receptoras garantizar la seguridad del estudiante.

El 3 de mayo la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) emitió un comunicado a los médicos internos de pregrado y a los prestadores de servicio social en donde externaron que no están facultados legalmente para revalorar el regreso a sus centros de trabajo ante esta pandemia: “La facultad única, exclusiva e irrestricta de convocarlos a retomar sus labores y sumarse al esfuerzo social de salud corresponde a las autoridades sanitarias”. 



 

El comunicado en cuestión provocó disgusto entre los estudiantes de enfermería y medicina, pues dijeron tener miedo de regresar a los hospitales durante la pandemia del Covid-19, tal y como se habló en LJA.MX en la nota titulada “En Aguascalientes, médicos internos de la UAA exhiben su miedo ante su regreso a los hospitales durante la pandemia por Covid-19”, escrita por Adrián Flores.

Sin embargo, es necesario destacar que efectivamente ninguna de las universidades, públicas o privadas, tienen poder sobre esta decisión, por lo que médicos internos deberán de integrarse durante la primera quincena de mayo, esto según información de la Dirección General de Calidad y Educación en Salud (DGCES) de la Secretaría de Salud a nivel federal.

Desde luego, piden que aquellos estudiantes que tengan alguna condición de alto riesgo, es decir que padezcan alguna enfermedad crónica, sean retirados inmediatamente y se le asigne tareas a distancia y deberán de seguir recibiendo sus becas durante la contingencia. Para quienes hagan el servicio social, se podrá evaluar la liberación anticipada del servicio social por parte de la institución, en cuyo caso deberá de informarlo a la unidad de salud receptora para los trámites administrativos correspondientes.

En lo que respecta a los médicos internos de pregrado, señalan que sí se deben de reincorporar a dentro de la primera quincena de mayo, pero que si las áreas asignadas ahora son usadas para la atención de pacientes de Covid-19 serían reubicados a áreas de menor riesgo, determinadas por los servicios estatales de salud, es decir, por el Issea. 

Es responsabilidad del Issea y de los hospitales receptores el garantizar la protección de los médicos internos, la universidad solo deberá de trabajar en coordinación con ellos para supervisar que se cumpla con esto. En caso de que los hospitales no tengan con los insumos suficientes, se deberá de llegar a un acuerdo con los estudiantes.

En el escrito, se hizo hincapié en que “las fechas de término de los ciclos académicos de los médicos internos y pasantes de todas las carreras de salud se mantienen sin cambio”. Por lo que cualquier estudiante que se ausente de sus centros de trabajo serán sancionados bajo norma vigente.


“Aquellos médicos internos de pregrado que no se reincorporen al servicio en las unidades de salud durante la primera quincena de mayo, podrán continuar con la formación académica según lo defina su institución educativa y, una vez que termine la contingencia por la pandemia del Covid-19, podrán retomar sus actividades en la unidad de salud asignada. En ningún caso habrá ampliación del ciclo en virtud de que se incorporan nuevas generaciones y no habrá campos clínicos suficientes”, subrayaron. Los estudiantes que no tengan algún factor de riesgo deberán constancia por el tiempo efectivo en la unidad receptora.

Ahora, aquellos que deseen no incorporarse a sus labores, dejarán de recibir la beca correspondiente a su internado, por lo que se el estado deberá de enviar a la DGCES un listado de aquellos estudiantes que decidan no integrarse para darlos de baja en este programa. Sin embargo, la beca se podrá reactivar una vez que decidan reincorporarse a las unidades médicas.

Cualquier otra decisión que se tome con relación a estos alumnos será tomada por parte del Issea en común acuerdo con la DGCES para los trámites administrativos conducentes.


Show Full Content
Previous Decálogo de apertura y anticorrupción en COVID-19
Next En Aguascalientes, cinco trabajadores del Issea dieron positivo de coronavirus COVID-19
Close

NEXT STORY

Close

Diferencias al interior de Nueva Alianza por la coalición con el PRI

12/12/2014
Close