COVID19

Complicado el panorama para las editoriales mexicanas ante pandemia por COVID-19

  • La cancelación de ferias y presentaciones de libro han provocado bajas en sus ingresos
  • En editoriales consolidadas se han tenido despidos y ya presentan números rojos

 

Es complicado el panorama para las editoriales independientes frente al Covid-19 ya que las cancelaciones de ferias del libro han coartado gran parte de sus ingresos, por ello, posiblemente muchas de las editoriales no presenten nuevo material en lo que resta del año. En otras editoriales, por el contrario, se presentó un repunte en ventas de libros electrónicos, por lo que algunas otras han comenzado a adoptar estas medidas, comentó Adrián Martínez, director editorial en Editorial Montea.

Innegable es el impacto que dejará el Covid-19 en todos los sectores económicos del país, desde luego, aquél sector relacionado con la cultura se ha visto profundamente afectado debido a la poca afluencia y el cierre de espacios.

El sector editorial ha visto afectaciones económicas debido a que se cancelaron importantes ferias del libro, con el cierre de librerías han parado la venta de libros físicos; en contraste, se ha visto un repunte de venta de libros digitales y ventas en línea, comentó Adrián Martínez. 

Agregó que las editoriales independientes más consolidadas son las que probablemente tengan problemas económicos, quizá porque tienen más empleados, incluso editoriales como Sexto Piso o Almadía están tratando de subsistir haciendo presentaciones por redes sociales e invitando a los lectores a comprar en línea.

El director editorial señaló que editoriales pequeñas no se sostienen únicamente de la venta de libros o de cualquier otro servicio. “Por ejemplo, en Montea, tenemos otras labores que afortunadamente han continuado, eso nos ha permitido que no muera la editorial, pero ha estado parado”.

Aunado a ello, aceptó que es complicado que distintas editoriales independientes pequeñas saquen nuevos libros a la brevedad, e incluso por lo que resta del año. La primera causa de ello es que las imprentas actualmente están detenidas totalmente y prevé que la reactivación sería lenta. Al no tener ingresos, seguramente las editoriales pequeñas probablemente no puedan publicar, sin embargo, esto no significa que vayan a desaparecer. “En las editoriales independientes es muy común que desaparezcan uno o dos años sin sacar un título nuevo, cuando no hay siquiera una crisis de por medio”.


Contesta esta encuesta sobre la corrupción en Aguascalientes y gana una tarjeta de regalo de Amazon


Todos los factores anteriores desde luego dejarán repercusiones económicas en la industria editorial. Adrián comentó que, para Montea, la cual continúa siendo una editorial pequeña, este año percibirán entre un 50 y un 60% menos, principalmente derivado de la cancelación de feria de libros y que no se están haciendo presentaciones de libros.

“Para las editoriales más grandes sí puede representar una posibilidad de quiebra, he sabido de editoriales que han tenido que despedir a una buena parte de su plantilla laboral. Un gran número de editoriales no lo han hecho porque son editoriales de dos o cinco personas máximo. Yo sí creo que definitivamente van a desaparecer sellos, pero aparecerán otros durante esta época”, externó.

Empresas de este sector sí han podido aplicar para recibir apoyos estatales y federales, incluso pudieron haber aplicado para recibir una beca del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes.

Adrián Martínez comentó que quizá sea necesario que se tenga un apoyo para reactivar la industria editorial, facilitando las ventas en línea para todas las editoriales a las que se les ha complicado adherirse a este esquema.



The Author

Gabriel Soriano

Gabriel Soriano

No Comment

¡Participa!