16/07/2020


Detrás de las cifras que hemos dado a conocer y que circulan en distintos medios nacionales e internacionales, se encuentra el esfuerzo constante de un equipo de investigación que no para de trabajar sin importar las circunstancias. Si bien en entregas pasadas nos hemos dedicado a exponer cómo se comporta la pandemia de Covid-19 en Aguascalientes, en esta ocasión queremos mostrarles a través de una entrevista, cómo colabora el grupo de personas en el Proyecto de Análisis de Decisiones en Contextos Inciertos (PADeCI), quienes hacen posible obtener semanalmente una fotografía de nuestro estado ante esta emergencia sanitaria.

El liderazgo del Dr. Fernando Alarid-Escudero y de la Dra. Yadira Peralta Torres, se caracteriza por un genuino interés por formar a jóvenes investigadores de la región con el conocimiento que ellos han ido adquiriendo a lo largo de su trayectoria dentro del campo de la ciencia de la decisión y de los métodos de análisis cuantitativos respectivamente. Ellos tienen la convicción de que el diálogo entre distintas instituciones, así como el intercambio entre distintas disciplinas científicas, trae como consecuencia la capacidad de obtener un panorama más completo de las distintas situaciones en materia de política pública que afectan a la población.

El modelo SC-COSMO es resultado de esa convicción materializada en colaboración con la Universidad de Stanford. Gracias a este modelo, PADeCI ha logrado obtener distintas proyecciones sobre la pandemia de Covid-19. Sin embargo, el camino para obtener dichas proyecciones es un proceso complejo que requiere de un extremo cuidado por parte de los profesionales que se encargan de adaptar esta herramienta a distintos contextos.

Para el Dr. Alarid, resulta fundamental estar en todo momento consciente de que las cifras que se obtienen con el modelo representan la vida de cientos de mexicanos. “Este tipo de modelo requiere mucho trabajo detrás para poderlos adaptar a la población de interés, porque uno puede crear una serie de ecuaciones matemáticas, pero el tema es cómo esas ecuaciones representan a la población sobre la que quieres tomar una decisión… y es ahí donde ha estado el mayor reto para nosotros: tratar de incorporar información fidedigna y cercana a los contextos a los cuales estamos apoyando”, comenta al respecto.

La adaptación del modelo SC-COSMO implica considerar las características propias del virus. Al ser un virus nuevo, la información clínica que se tiene cambia constantemente, lo que implica que el modelo esté enriqueciéndose de manera continua. Para que este modelo sea adaptado de manera exitosa a distintas poblaciones, este equipo científico considera los patrones culturales como una de las variables que conforman este modelo. La Dra. Peralta explica cómo se consideran dichos patrones para estimar el riesgo para las poblaciones que son más vulnerables ante el Covid-19: “por ejemplo, hay culturas donde los adultos mayores están en una casa de retiro, pero existimos culturas donde los adultos mayores viven con las familias e interactúan con todos los miembros de la familia todos los días”, por lo que en este modelo matemático se considera que distintos comportamientos de interacción podrían llevar a diferentes escenarios de la pandemia.

En PADeCI, cada una de las personas involucradas cuenta con la convicción de que la ciencia es indispensable para poder tomar decisiones en contextos de incertidumbre. Más allá de la pandemia, este equipo está en un proceso de aprendizaje continuo para que, en el momento en que sea necesario, sea posible esbozar el panorama a futuro de distintas situaciones a las que el sistema de salud mexicano podría enfrentarse. Para quienes lideran PADeCI muchos problemas se han enmascarado con la llegada del Covid-19 a nuestro país. Estos problemas existían antes, seguirán presentes durante y después de la pandemia. Estos problemas todavía requerirán un esfuerzo maratónico, porque si bien existen ya estrategias para afrontar ciertas enfermedades, aún hay ciertos grupos en la población que no se han visto beneficiados en la implementación de las políticas públicas de salud existentes. 

Quienes están al frente de PADeCI piensan que esta situación extraordinaria a la que nos enfrentamos ha traído diferentes aprendizajes. Para el Dr. Fernando la lección que deberíamos aprender es que no hay que esperar a que los problemas nos lleguen a las manos para planear qué hacer con ellos, porque entonces “el calor del momento sólo hace que queramos deshacernos de ellos aventándolos de persona a persona esperando que en algún momento se enfríen”. La Dra. Yadira reflexiona acerca de que no debemos de olvidar que ésta es una situación inédita que todos estamos pasando y de la que estamos aprendiendo, por lo que tomar medidas masivas en algunos países es algo que no se había hecho anteriormente. Si bien no se tenían las mejores estrategias planeadas también es cierto que estaba el factor sorpresa.

Ambos investigadores coinciden en que sin duda la lección más valiosa es que se debe tener en cuenta que problemas en el futuro siempre van a existir y, ante eso, la mejor prevención es el fortalecimiento de la ciencia en nuestro país, con mayor financiamiento a la investigación, con un incremento en la cantidad de becas que se otorgan, pero también con un plan para reinsertar a todas las personas que han dedicado gran parte de su vida a formarse en distintas áreas de la ciencia, pues esto traería como consecuencia que México contara con una mayor cantidad de expertos que puedan empezar a planificar desde antes de que ciertas situaciones, como el Covid-19, puedan llegar a ser un problema para México.

Vídeo Recomendado


Show Full Content
Previous La ciencia y sus demonios, segunda parte/ La columna J
Next La “nueva normalidad”/ El peso de las razones

Comments

¡Participa!

Close

NEXT STORY

Close

Municipio capital entrega todos los permisos para obra en plaza principal

26/03/2014
Close