Decálogo de apertura y anticorrupción en COVID-19 - LJA Aguascalientes
12/08/2022

  • Ante una situación de emergencia sanitaria como la que plantea la actual pandemia COVID-19, el auxilio a la población constituye una función prioritaria para el Estado, por lo que instituciones públicas, sector privado y sociedad debemos actuar en forma conjunta, con el fin de contar con un proceso gradual y ordenado de recuperación y estabilidad en el menor tiempo posible.

Desde la perspectiva de apertura se reconoce a la transparencia y al acceso a la información como elementos del Estado Abierto. En estos momentos estos pueden contribuir a salvar vidas y generar confianza entre la población, a partir de la capacidad de respuesta de gobiernos, de autoridades, de instituciones junto con el sector privado. Un rol proactivo, comprometido e íntegro del sector social, empresarial y académico es fundamental para lograr que la información relacionada con el COVID-19 llegue a todos los sectores afectados.  

La población debe poder acceder de manera sencilla, remota y centralizada a información estandarizada que le ayude a tomar mejores decisiones. Desde qué hacer y dónde acudir, qué medidas tomar, a qué apoyos pueden acceder, qué programas sociales existen, consultar estadística pública sobre hospitales, pruebas, disponibilidad de recursos, población más afectada, hasta consultar el presupuesto detallado desde el origen y hasta el destino.  

Por lo anterior, presentamos el siguiente Decálogo de acciones de apertura y anticorrupción para todas aquellas instituciones que ejecutaron, realizan o están por emprender acciones relacionadas con la emergencia sanitaria por COVID-19, y que involucran el ejercicio de recursos materiales, financieros, económicos y humanos. Este Decálogo aplica tanto para instituciones públicas como privadas que están comprometidas con las acciones de apertura y anticorrupción que demandan sus comunidades:

  1. Concentrar en un solo punto digital (por institución u organización responsable de la administración del sitio), la información completa vinculada al COVID-19, con la debida protección de datos personales. Incluir sustento normativo de la toma de decisiones, acciones y colaboraciones realizadas.
  2. Usar lenguaje sencillo, incluyente, focalizado, considerando lenguas indígenas y accesibles para personas con debilidad visual y ceguera, o con algún tipo de discapacidad.
  3. En el caso de los sujetos obligados a la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública y a las leyes locales en la materia (incluyendo asociaciones civiles, fideicomisos y partidos políticos), actualizar en sus portales de internet la información de transparencia que les aplica por ley que esté vinculada con la emergencia por COVID-19.
  4. Responder a las solicitudes de información y visibilizar las respuestas realizadas, a través de las plataformas oficiales de transparencia, aplicaciones o cualquier medio electrónico. Agrupar las respuestas a través de preguntas frecuentes respecto a COVID-19 o temas de interés, colaborarán con la visibilidad de la información.
  5. Atender las recomendaciones de las organizaciones especializadas de la sociedad civil en la región para la toma de decisiones en materia de apertura de datos y transparencia presupuestaria. Incluyendo partidas, recursos, convenios o acuerdos, asignados a la atención del COVID-19, así como las transferencias presupuestales recibidas por distintas instituciones públicas y donaciones de los sectores privados o internacionales.
  6. Promover acuerdos para la participación ciudadana a distancia y colaboración en los mecanismos de control y monitoreo de compras relacionadas con COVID-19.
  7. Difundir la información respecto a COVID-19 a través de documentos oficiales y en formatos de datos abiertos, de manera que otorgue certeza jurídica, pueda ser más accesible, legible por cualquier máquina y sea reutilizable. Esto con el objeto de que las acciones, programas, así como sus reglas de operación, se publiquen en documentos oficiales y no solo boletines de prensa o videos.
  8. Instrumentar medios alternativos (a los digitales) para la comunicación y difusión de información relacionada con COVID-19, por ejemplo, radios comunitarias, transporte terrestre con altavoces, entre otros.
  9. Promover y difundir por diversas plataformas de comunicación (redes sociales, medios, newsletter, conferencias de prensa, etc.) las acciones de apertura, transparencia proactiva y anticorrupción implementadas. Evitar promoción personal de las personas funcionarias.
  10. En el caso de las instituciones u organismos del sector privado que dispersen apoyos para afectados por COVID-19, habilitar un micrositio para transparentar y rendir cuentas sobre el total de donativos recibidos, especificando -al menos- su origen, montos y listado de beneficiarios; esto como una buena práctica que abona a la confianza. 

 

Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad


Show Full Content
Previous Ganar su primer millón: otra empresa recién creada obtiene contrato con la 4T
Next Ante pandemia por COVID-19, médicos Internos de Pregrado en Aguascalientes deberán regresar a hospitales la primera quincena de mayo
Close

NEXT STORY

Close

Mula de noria / Tres guineas

12/03/2019
Close