COVID19PortadaSociedad y Justicia

En vigilancia por COVID-19, reapertura de misas en Aguascalientes

  • Las misas o cualquier celebración religiosa no están exentas a revisiones de la Guardia Sanitaria para verificar que no se ponga a la sociedad en riesgo de contagio de coronavirus
  • Como tal no existe un protocolo de acción por parte del gobierno del estado para el regreso de las misas, la iglesia católica emitió sus propias reglas

***

Aunque el gobierno estatal lanzó protocolos de salubridad para la reapertura del sector textil, automotriz, hotelero, restaurantero, guarderías y de transporte, como tal, no existe alguno específico por parte de la Secretaría de Salud para el regreso de las misas presenciales, además del que promovió el propio obispado para incentivar el regreso a las iglesias católicas de Aguascalientes. No obstante, aseguró Octavio Macías Jiménez, titular de la dirección de Regulación Sanitaria, la Guardia Sanitaria también estará vigilando que todas las celebraciones religiosas no estén poniendo en peligro de contagio a la sociedad. 

“Al igual que otros establecimientos serán sujetos a la revisión correspondiente. No porque sea un centro de culto no vamos a entrar. Obviamente con todas las notificaciones previas pero igual que se aplique en un restaurante, lo mismo que se aplique en un establecimiento comercial, obviamente estaremos al pendiente de lo que pase en estos lugares, independiente de la religión que se profese. Pero vamos a visitarlos a todos en su momento, y obviamente estaremos muy al pendiente de las quejas presenten en ese sentido”, señaló Macías Jiménez. 

Hace unos días el Obispado de Aguascalientes emitió el Protocolo de actuación en la fase de “nueva normalidad”, hecho con el fin de comunicar la reanudación de las misas católicas, y otras celebraciones, con asistencia de fieles. 

Estas son las clausulas bajo las que se permite la reapertura de misas presenciales:

  • La participación de fieles. Estará limitada al espacio físico de cada Templo, en la medida en que se garantice la sana distancia. Quienes asistan harán uso correcto del cubrebocas
  • Duración de la Santa Misa. No prolongarla innecesariamente, pero tampoco apresurarla, cuidando siempre la dignidad del Augusto Sacramento, pueden suprimirse aquellas acciones o elementos opcionales: moniciones, procesión de ofrendas, etcétera. 
  • El Canto litúrgico. Aunque es un elemento primordial en la Liturgia, se deberá buscar la manera en que permita la fluidez de la celebración, usándolo sólo en las partes invariables de la Santa Misa. 
  • El saludo de la Paz. Continuar con los signos que ya realizamos. 
  • La Sagrada Comunión. Se respeta la decisión que cada fiel asuma para la recepción de la Sagrada Eucaristía, en la boca o en la mano, observando en ambos el cuidado necesario.
  • La ofrenda económica de los fieles. No se realizará de la manera habitual durante el ofertorio, cada persona podrá depositarla en las respectivas alcancías o cepos, antes o después de la Celebración Eucarística. 
  • Uso de alcohol en gel o algún otro sanitizador de manos. Tener los suficientes dispensadores para su correcto uso. 
  • Limpieza y desinfección de los Templos y de lugares de contacto físico. Se deber realizar antes y después de cada celebración, utilizando algún producto químico aprobado para la sanitización correcta de lugares. 
  • Apertura de los Templos. Como al día de hoy, permanecerán abiertos en los horarios habituales.

La guardia sanitaria habrá de ser rigurosa en la observación de que no se vulnere la salud de los fieles, ya que, puntos como el quinto, sobre la recepción de la eucaristía, podrían suponer un posible riesgo derivado del contacto de manos y boca. Dicho punto se dejó a elección de cada adepto. 



The Author

Adrian Javier Flores Nieves

Adrian Javier Flores Nieves

No Comment

¡Participa!