La Purísima… Grilla: Desprecio – LJA Aguascalientes
21/09/2020


Venceréis, pero no convenceréis, así contestó Miguel de Unamuno a José Millán-Astray, un general facho que lo desafió al grito de “¡Muera la inteligencia!” y “¡Viva la muerte!”, la anécdota nos parece necesaria para caracterizar el desprecio absoluto que la Cuarta Transformación tiene por la inteligencia, desde el presidente Andrés Manuel López Obrador hasta los parásitos que lograron un puesto en la administración gracias a que se montaron en la imagen del inventor de Morena. El fin de semana López Obrador, una vez más, intentó verle la cara a sus seguidores y distrayéndolos con un paseíto por Palacio Nacional, dijo que había escrito un ensayo sobre economía y sólo fue la reiteración del listado de sus programas sociales y la defensa de sus proyectos, vence el presidente porque se justifica con quienes son incapaces de criticar nada de lo que se haga desde el Gobierno Federal con la coartada de Primero los pobres y No somos iguales, cuando ninguna de las dos se puede probar en los hechos.

Muera la inteligencia, predica en los hechos López Obrador y desde que inició este gobierno, sus cómplices no han hecho más que seguir su ejemplo, con la certeza de que cualquier burrada que propongan será defendida por la granja de bots o encubierta por los personajes despreciables como Lord Molécula que controla Jesús Ramírez Cuevas; la justificación de que el presidente tiene otros datos, fue el primer paso institucional para sacar de la chistera (bote de basura, en este caso) cualquier propuesta descabellada y sin sentido para contribuir a la transformación. De ahí viene Alfonso Ramírez Cuéllar, dirigente de Morena, como para proponer que el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi) tenga atribuciones para medir la concentración de la riqueza, que se permita al Inegi “entrar sin ningún impedimento legal a revisar el patrimonio inmobiliario y financiero de todas las personas. Cada dos años debe de dar cuenta de los resultados que arroja la totalidad de los activos con los que cuenta cada mexicano. También debe tener acceso a las cuentas del Servicio de Administración Tributaria y a toda la información financiera y bursátil de las personas”… por donde se le vea la propuesta es estúpida, y da cuenta del desprecio de los morenitas por la inteligencia, el gobierno de López Obrador desde el primer momento ha desestimado la enorme cantidad de elementos para el análisis y establecimiento de políticas públicas que generan los datos del Inegi, ¿ahora lo quiere convertir en una policía?, quizá es que durante la pandemia Ramírez Cuéllar ha visto demasiadas series sobre lavado de dinero y por eso dice que en las democracias más avanzadas del mundo existen organismos autónomos que vigilan los grandes capitales… pobre, sólo le faltó el rebuzno, convertir en una Gestapo al Instituto. Pronto, como siempre, han salido los morenitas de siempre a decir que se exagera, en este caso Mario Delgado, sin embargo, con un presidente que desprecia la inteligencia y no sabe distinguir entre crecimiento, desarrollo y bienestar, el riesgo de que retome e impulse la propuesta de Alfonso Ramírez no está tan lejana. Francamente, qué pavor.

Ni los oigo ni los veo. El riesgo es real porque quienes se oponen a las sandeces de Ramírez Cuéllar son los mismos de siempre, al que el gobierno ha convertido en sus adversarios y así los desacredita de forma previa, sin dar oportunidad a escuchar el argumento, luego de la propuesta del dirigente de Morena, la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN) se manifestó a favor de no generar una tercera emergencia nacional: la social: “Es tiempo de moderación, no polarización. Urge un acuerdo nacional, generoso, que incluya a todos”, pero no escucharán al grupo que conforman Martín Orozco; y los gobernadores de Yucatán, Mauricio Vila; Chihuahua, Javier Corral Jurado; Durango, José Rosas Aispuro; Guanajuato, Diego Sinhué Rodríguez; Querétaro, Francisco Domínguez; de Quintana Roo, Carlos Joaquín; de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca; y de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis; como tampoco escucharán los señalamientos del GOAN acerca del acuerdo del Gobierno Federal para cancelar las energías renovables, sobre el que comentaron que representa “un grave retroceso que desalienta la inversión privada y el empleo, incrementará los costos de generación y la contaminación”, ¿quién los escuchará?

Desestimar. Este desprecio por la inteligencia forma parte de la estrategia de la Cuarta Transformación para despreciar cualquier crítica, para distraer sobre cualquier reclamo, en el aire quedará el señalamiento que hizo Martín Orozco Sandoval acerca del incumplimiento de la Federación en asignar presupuesto extraordinario a las entidades federativas para ayudarlos durante la pandemia, en las entrevistas que el gobernador de Aguascalientes dio tras dar el banderazo al reinicio de plantas de la industria automotriz que cumplen protocolos sanitarios; Orozco Sandoval adelantó también que las asignaciones federales serán disminuidas y que se prevé que a la entidad se le rebajen al menos mil millones de pesos… pero esta queja no será atendida, porque proviene de lo que el presidente considera sus adversarios. 

Local. Hay un refrán que dice que el buen juez por su casa empieza y que retomamos de vez en vez cuando hablamos de justicia; ahora lo traemos a colación porque la Comunidad Feminista de Aguascalientes señaló que el Centro de Justicia para las Mujeres despidió a al menos 8 de sus trabajadoras de manera injustificada, pues lo atribuyen al hecho de ser madres, que de ser cierto sería una total incongruencia viniendo de este lugar que tiene por encomienda velar por la integridad de las mujeres, aparte de ser ilegal y que denotaría una falta de empatía del Centro en medio de la pandemia hacia las trabajadoras, que en su mayoría son madres de familia de menores de edad. La Comunidad señala que las razones de los despidos son varias, pero deja entrever que también podría tratarse de un asunto de influencias al colocar a personas cercanas al fiscal, Jesús Figueroa Ortega, y al vicefiscal, Luis Guillermo Padilla Reynoso, lo que sería doblemente alarmante. Lo señalamos porque el fiscal acostumbra atender y responder señalamientos de manera directa, por eso se ha caracterizado, lo que tal vez serviría a las denunciantes para aclarar la situación que están padeciendo en estos momentos. Todo esto nos hizo cuestionarnos si, primero, la coordinadora general del Centro de Justicia para Mujeres sigue siendo Blanca Estela López Montoya, porque hasta la fecha no ha aparecido ni en boletines y la página de la Fiscalía no arroja ni una sola pista, y de ser así cuál sería su participación en estos hechos, pues la Comunidad Feminista reconoce que las mujeres despedidas han recibido toda la capacitación necesaria para atender a otras mujeres que han sufrido algún tipo de violencia, son las expertas en ofrecer lo que el Centro está obligado a brindar: atención y orientación para salvaguardar la integridad de las usuarias, facilitar el acceso a la justicia, ofrecer un ambiente seguro, evitar la revictimización, en fin, la consolidación de un equipo multidisciplinario bien consolidado y profesional para abonar a la prevención y erradicación de la violencia de género que se verá mermado de entrar nuevo personal sin capacitación ni experiencia, y pues en plena emergencia por el Covid-19 es cuando las víctimas de violencia requieren toda la calidad en la atención. Como mencionamos al principio, el buen juez por su casa empieza y el Centro de Justicia debe procurar lo que en lo interno se jacta de decir que ofrece a las mujeres del estado, ¿o acaso al igual que López Obrador también podrán señalar que ahorita no tienen tanto trabajo, como para darse el lujo de despedir injustificadamente a las expertas? Eso nos dejaría ver la falta de fortaleza institucional y un vacío en la justicia de Aguascalientes.

Otra política que se sumó al club de las lamentaciones sin acción es la diputada federal Norma Guel Saldívar, que en un boletín se mostró indignada y ofendida por las declaraciones del presidente sobre que no ha incrementado la violencia de género, y pues ya, eso le bastó para “exigir” que López Obrador deje de hacer declaraciones como esta porque el comunicado, como siempre, no muestra ni una sola propuesta, iniciativa, participación, y le basta con desgarrarse las vestiduras y decir que “seguirán trabajando”, ¿en qué?, solo ella sabe. Híjole, para ser diputado hay que adjuntar en el curriculum que no tienen vergüenza, de veras.

La del estribo. A diferencia de la estrategia federal, de militarizar la seguridad pública, la administración municipal de María Teresa Jiménez ayer entregó 115 patrullas a la corporación que dirige Antonio Martínez Romo, al menos en la capital del estado no tendremos que vivir con el miedo de que ante los posibles efectos que cause la crisis económica que generará la pandemia sean utilizadas las fuerzas armadas… La única petición que tenemos para Martínez Romo es que llame la atención a los patrulleros que toda la madrugada estuvieron circulando con la sirena abierta sin motivo o razón alguna. Los tiempos no están para esos sobresaltos.

 

@PurisimaGrilla

 

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous LJA 19/05/2020
Next Higiene y ciudad: una relación construida sobre la enfermedad/ Rompecabezas urbano 
Close

NEXT STORY

Close

DIF Estatal ampliará servicios de rehabilitación física

30/03/2013
Close