16/07/2020


Revire. La semana pasada Aguascalientes estuvo presente en las conferencias de prensa de Hugo López-Gatell, primero pusieron en evidencia que la entidad se encuentra en el grupo de estados con mayor movilidad en plena emergencia sanitaria, y por los estudiantes de la carrera de medicina de la Universidad Autónoma de Aguascalientes a quienes se les pidió que regresaran a su internado para seguir con su proceso de liberación y titularse; a la primera mención, el gobernador Martín Orozco Sandoval respondió: “no rechazo que hay más movilidad, pero vean los números de Aguascalientes, ojalá un día seamos mencionados en el porcentaje de letalidad que tenemos, si hacen una gráfica con muestras per cápita también les aseguro que saldremos en primer o segundo lugar, ese es el trabajo; ojalá un día la mañanera ponga en sus gráficas a Aguascalientes”, con referencia también a los programas que en la entidad se han implementado, muy de la mano de las medidas que establece la Federación. Orozco Sandoval reiteró que no se ha recibido un solo peso por parte de la Federación, a ver si así se pone a mano el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, en esa misma ocasión, el gobernador mandó un coscorrón a los politiquillos que medran con la epidemia para hacer proselitismo… igual y le quedó el saco a Antonio Martín del Campo, pues si bien el senador no ha repartido despensas, no pierde la oportunidad de declarar a los medios, chas.

Estudiantes. “La responsabilidad de la seguridad de las y los estudiantes, es de las instituciones educativas. En su momento las instituciones, algunas, decidieron de manera unilateral a los médicos internos. Y están en su derecho y obligación de hacerlo sí consideran que es el mecanismo más efectivo de garantizar la protección de los estudiantes” indicó el subsecretario López-Gatell, y quedó establecido que los internos de medicina sí son responsabilidad de los centros de estudio, y es que en Aguascalientes la Sociedad de Alumnos de Medicina hizo públicas las condiciones en que están exponiéndose a contagiarse de Covid-19. Durante el fin de semana se hicieron diversas declaraciones, sobre todo en redes sociales, en las que se indicaba que se les estaba obligando a regresar a su internado y demandaban que la universidad diera la cara por ellos. El domingo por la noche, la UAA difundió una carta dirigida a la comunidad universitaria, en el primer punto se establece que “La facultad única, exclusiva e irrestricta de convocarlos a retomar sus labores y sumarse al esfuerzo social de salud corresponde a las autoridades sanitarias. En otras palabras: la Universidad no tiene absolutamente ninguna potestad para tomar decisiones al respecto”. A los médicos internos de pregrado (MIP) y prestadores de servicio social (PSS), la institución de Javier Avelar González les reitera que si deciden no incorporarse “en las fechas y términos en que los han convocado las autoridades sanitarias, la UAA les enfatiza que la eventual reincorporación posterior a sus plazas, así como las condiciones y los tiempos específicos para hacerlo, corresponden por entero a la decisión y potestad exclusiva de dichas autoridades. Reiteramos que la Universidad carece atribuciones legales para interponerse a las decisiones que, al respecto tomen las autoridades sanitarias”, y en cuanto a “dar la cara por ellos”, la universidad se compromete a respetar la decisión personal de cada uno de los MIP y PSS, pero también les recuerda que “ante el innegable hecho de que es menester canalizar todos los recursos humanos y materiales posibles a la atención de los servicios públicos de salud, la UAA no adoptará ninguna postura que debilite la respuesta médica que se tiene que dar a la sociedad, a la cual -como institución pública- nos debemos”… fuerte, muy fuerte, por un lado nadie puede pedirle a los estudiantes que se arriesguen a contagiarse, pero como instituciones sí se debe fortalecer la respuesta médica.

Ojos que no ven. Como anillo al dedo quedó la conmemoración del Día del Trabajo y la exigencia de ayuda ante la pandemia de trabajadoras sexuales de la zona de tolerancia de Pabellón de Arteaga. La activista Salma Luévano difundió que una comitiva se reunió con el alcalde del municipio, Cuauhtémoc Escobedo Tejada, del casi extinto y dizque de izquierda PRD, pero solo obtuvieron la promesa de la entrega de despensas, como las que obtuvieron las trabajadoras de la Zona de Tolerancia del municipio de Aguascalientes, sin embargo, en el caso del Pabellón se destacó que hay alrededor de 100 madres de familia trabajadoras sin recursos para sobrellevar la cuarentena. Lo que sí es el momento perfecto para observar cómo el quédate en casa afectó drásticamente a las y los trabajadores sexuales de Aguascalientes, que no tienen acceso a seguridad social ni acceso a vivienda, que tienen los mismos derechos humanos y garantías que todas las personas porque no existen ciudadanos de segunda. En estos momentos de crisis global se deja ver la desigualdad y la pobreza, la forma de existir de cientos de personas que viven en la clandestinidad expuestas al Covid-19 y exponiendo a otras más. Si la pandemia nos hará cambiar de modus vivendi, dejemos de seguirle negando los derechos laborales y humanos a los sectores más marginados del estado, ¿por qué seguir negando obtusamente que el trabajo sexual es trabajo?, es una discusión que Cuauhtémoc Escobedo no puede evadir haciéndose de la vista gorda o declarando que no conoce la zona de tolerancia del municipio que administra, porque de bote pronto se le puede exhibir, como hizo Salma Luévano, que es increíble que el alcalde no conozca su municipio, pero va más allá, es una declaración pública con la que el presidente municipal sirve a la doble moral, ya que la prostitución se tolera en Pabellón, pero el gobierno la desconoce, ¿cómo se regula entonces esta actividad?, la administración tiene la obligación de cuidar la salud de los pabellonenses, todos, ¿basta hacer la mirada a un lado para preservar la imagen pública?

Testerear. Andrés Manuel López Obrador informó que su nombre dejaría de aparecer en las cartas con que el IMSS ofrece los Créditos solidarios a la palabra, dijo el presidente que no daría pie para que sus adversarios políticos criticaran su gobierno. “Se tomó la decisión de quitar mi nombre y no los voy a testerear, que estén tranquilos”, así zanjó la resolución del Instituto Nacional Electoral (INE), que dictó medidas cautelares contra la distribución de cartas del IMSS con el argumento de que el titular del Ejecutivo Federal podría caer en promoción indebida de su imagen. Esas cartas están dirigidas a microempresarios que resultaron beneficiados con el programa Créditos Solidarios a la Palabra, una de las medidas emergentes que tomó el gobierno por el Covid-19. Si bien López Obrador dijo que ahí moría, a los tetratransformistas nada les satisface y todo el fin de semana han estado en campaña contra el INE, por haberse atrevido a mencionar al presidente, Lorenzo Córdova respondió a los señalamientos, incluso a las necedades de la senadora morenita Citlalli Hernández Mora, quién acusó de “imparcial” al INE una y otra vez, a través de un video el consejero presidente del INE aseguró que ese organismo no actúa con sesgos políticos: “El INE no actúa con sesgos políticos como falsamente algunas personas han señalado pues su actuación ha sido consistente frente a tres gobiernos emanados de partidos diferentes”, Lorenzo Córdova agregó que no es la primera vez que el INE adopta este tipo de resoluciones y recordó que en 2012, 2015 y 2019, ya se habían resuelto quejas de esta naturaleza, a los inconformes por la imparcialidad del INE les explicó que la resolución se tomó con base a que el Instituto consideró que la aparición de la firma de López Obrador en la carta es violatoria del artículo 134 constitucional que prohíbe la promoción personal de funcionarios utilizando recursos de programas públicos. Y ya para terminar, desmintió a los tetratransformistas asegurando que la resolución no afecta la distribución de los apoyos para quienes más lo necesitan durante esta emergencia sanitaria. Ah, pero quitaron la firma del presidente, y por eso ponen el grito en el cielo. Amlovers, relájense, si el presidente ya no tiene que firmar todas las cartas, tendrá tiempo para sembrar más arbolitos en Palacio Nacional, véanlo así.

La del estribo. Inaceptable el ataque contra Dulce Soto, reportera de Reforma por solicitarle a Hugo López-Gatell que, como el subsecretario prometió, se actualizara el dato sobre el factor de multiplicación; bien o mal elaborada la pregunta de Dulce Soto no puede descalificarse como un intento de conspiración, la reportera representa el derecho de los ciudadanos a solicitar información a su gobierno, no es complot, es transparencia, ¿o qué, nada más las zalamerías de Lord Molécula se valen?

 

@PurisimaGrilla

Vídeo Recomendado


Show Full Content
Previous Empresario del box / Marca textos
Next El regreso indeseable/ A lomo de palabra

Comments

¡Participa!

Close

NEXT STORY

Close

Es necesario ratificar pacto de civilidad entre sindicatos de Aguascalientes

01/10/2018
Close