12/07/2020


  • Es urgente garantizar la paridad en todo y el ejercicio de los cargos con perspectiva de género
  • Importante, que congresos locales armonicen su legislación con las recientes reformas

 

 

A un mes de que se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Ley Contra la Violencia Política contra las Mujeres aún faltan muchas acciones para que ejerzan plenamente sus derechos políticos y electorales como garantizar la paridad en todo y que el ejercicio de los cargos se realice con perspectiva de género, consideró la doctora Georgina Cárdenas Acosta, jefa de la carrera del Sociología de la Facultad de Estrategias Superiores Aragón UNAM.

En un conversatorio virtual organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE), la catedrática consideró que, a pesar de las reformas recientes, ahora es necesario trabajar con la población para que se entienda que las mujeres tienen derechos políticos y de ocupar la mitad de los cargos públicos, aunque esto pudiera sonar absurdo, “la paridad no busca eliminar a los hombres de la vida política, pero estamos hartas de que los señores nos digan que este no es nuestro momento y no nos toca”.

Observó que las candidatas a algún puesto de representación popular llegan aún a través de la vía de los partidos políticos, pero la definición de las candidaturas al interior de los partidos no es necesariamente incluyente, ni transparente ni muy democrática, por lo que las voces de las mujeres no siempre son escuchadas, y si se alían con otro partido fácilmente las desplazan o las mandan a un distrito en donde nadie las conoce y no tienen posibilidades de ganar, una práctica muy frecuente. 

Otro aspecto que aún no es paritario entre candidatas y candidatos en la difusión en los medios masivos de comunicación ni al interior de los partidos políticos, pues aunque se pudiera celebrar el recurso programado del tres por ciento federal para capacitación, promoción y desarrollo del liderazgo de las mujeres al interior de los organismos, cuando llegan se distribuyen por la dirigencia y las secretarías de Finanzas, y desde ahí se canalizan a otros rubros que no es precisamente para las políticas y si hay capacitaciones no invitan a todas las integrantes; inclusive hay partidos que prefieren caer en el subejercicio y hasta calculan la multa que van a pagar al INE; caso aparte son la organización de supuestos cursos de empoderamiento que en realidad son de imagen, reforzando los estereotipo: “Es muy importante que todos los congresos locales armonicen su legislación con las recientes reformas, y por otro lado necesitamos que los partidos políticos armonicen sus discursos, pues es sus dirigencias locales no actúan igual que a nivel nacional, pues nunca falta algún presidente estatal que asegure no tener perfiles suficientes de mujeres para cumplir con la paridad en las candidaturas”.

La investigadora consideró necesario hacer algo con las candidaturas independientes a fin de que permitan a las mujeres acceder a ellas, dado que los requisitos son muchos y poco benefician a quienes no cuentan con recursos para su campaña: “Las resistencias culturales son muchas. Es importante que las mujeres que lleguen al poder solo firmen los documentos, pero que en realidad sean hombres los que ejercen el cargo, lo cual está documentado. También es importante que dejemos de difamar por todos los medios, incluyendo a las redes sociales, a las mujeres que están en la política, pues siempre se nos cuestiona si tenemos la capacidad, mientras que a los hombres eso es incuestionable, como si ellos nacieran con liderazgo”.

Recalcó que el ejercicio de los cargos con perspectiva de género deberá ser obligatorio tanto para hombres como mujeres, pero lo estereotipamos y creemos que solo tenemos que exigirlo a las alcaldesas, diputadas o gobernadoras.

Otro aspecto que Cárdenas Acosta destacó fue el incumplimiento de la Ley de paridad, pues en el caso de las alcaldías pocas son las que cuentan con la mitad de sus secretarías encabezadas por mujeres, al ser una constante que a lo más estén integradas sólo en un 30 por ciento, y nombró a la administración de la Ciudad de México como solo un ejemplo.

Vídeo Recomendado


Show Full Content

About Author View Posts

Claudia Rodríguez Loera
Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

Previous En Jesús María, Aguascalientes no acatan el aislamiento para prevenir contagio de Covid-19 por las noches
Next Una “nueva normalidad” exige una vida libre de violencia para las mujeres

Comments

¡Participa!

Close

NEXT STORY

Close

Hombres con depresión se resisten a consultar al siquiatra

05/08/2017
Close