Sociedad y Justicia

Una “nueva normalidad” exige una vida libre de violencia para las mujeres

  • Se debe apostar por la autonomía de las mujeres
  • Ante el desconfinamiento, queda en evidencia una vez más, la limitación de comprender la realidad desde la mirada de las mujeres, es decir de una perspectiva de género

 

Una “nueva normalidad” debe apostar por la autonomía de las mujeres, por impulsar mayor poder para decidir sobre su vida, por un reconocimiento de sus grandes aportaciones, dentro y fuera de la casa, así como el derecho a vivir libre de todas las formas de violencia, incluyendo la violencia feminicida, señaló la presidenta del Grupo de Estudios Sobre la Mujer Rosario Castellanos, Angélica Ayala Ortiz. 

La feminista y defensora de los derechos de las mujeres indicó que ante la información oficial de prepararnos para la etapa de des –confinamiento y un retorno gradual a lo que se denomina “una nueva normalidad”, “queda en evidencia una vez más, la limitación de comprender la realidad desde la mirada de las mujeres, es decir de una perspectiva de género”.

El período de distanciamiento social a causa del Covid-19 cuya recomendación fue “quedarse en casa” para evitar el contagio, puso en evidencia el riesgo que representa para las mujeres y las niñas el enfrentar todas las formas de violencia en el hogar, así como las enormes cargas de trabajo doméstico y de cuidado que recaen sobre ellas, puntualizó.

La situación no fue distinta para aquellas que no pudieron quedarse en casa debido a su necesidad de salir a trabajar. Para ellas el riesgo de encontrarse con violencia estuvo en el espacio público, desde el acoso callejero hasta la violación.

“Una “nueva normalidad” será aquella en que las mujeres puedan ejercer a plenitud sus derechos, derecho a vivir libre de todas las formas de violencia, incluyendo la violencia feminicida; una política pública que incluya la sanción a quienes violentan a las mujeres y una tarea de re educación para aquellos que la ejercen y de prevención para los niños a fin de que aprendan a relacionarse con respeto y sin violencia”, planteó.

Una nueva normalidad -agregó- debe incluir la construcción de entornos públicos seguros para que las niñas y las mujeres puedan transitar con libertad. “Una “nueva normalidad” sería aquella en donde las tareas domésticas y de cuidado sean compartidas, valoradas y asumidas desde una visión de equidad entre mujeres y hombres”. 


Contesta esta encuesta sobre la corrupción en Aguascalientes y gana una tarjeta de regalo de Amazon


Ayala Ortiz agregó que el movimiento feminista esforzado por visibilizar aquellas necesidades estratégicas para generar cambios que favorezcan una sociedad con justicia y equidad que incluya a todas y todos.  

Demandó una política pública que opere desde una perspectiva de género, que reconozca las necesidades prácticas y estratégicas de las mujeres, resolver la problemática de las inequidades de género y generar las condiciones para su empoderamiento en todos los ámbitos de la vida social, pues señaló que solo desde su inclusión podremos acceder al desarrollo que merecemos.

 

Citlalli López Velázquez|Cimacnoticias



The Author

Staff

Staff

No Comment

¡Participa!