07/07/2020


Por Juan Arnulfo Aldaco Velázquez

Alguna tarde antes del Covid-19, caminaba agradablemente por Madero. Justo al llegar a Hidalgo se inició a escuchar a una banda de rock que tocaba una balada, esto afuera de la Churrería del Vagabundo. Las personas que se encontraban en el espacio público disfrutaban de la música, un churro y la compañía de sus seres queridos. Solo me quedo admirar la escena por un momento, previo continuar con mi marcha. No me pude resistir a contrastar esta enriquecedora experiencia urbana con la realidad que vivimos en la mayoría de las calles de la ciudad.

Tan solo pensemos en algo tan cotidiano como caminar por una avenida o esperar en la parada de camión. La desagradable presencia del ruido que generan autos y camiones nos mantiene en un constante estado de tensión y estrés, todo esto sin considerar otros factores como la calidad espacial o sensorial de la vía. Incluso en algunas viviendas estamos sometidos a la tiranía del ruido de la calle, algo especialmente grave para el descanso y la salud.

Si lo analizamos más a profundidad, el sonido de la calle tiene mucho que ver con el discurso y las intenciones de esta. Es por esto por lo que difícilmente nos toparemos con alguien tocando música en una ruidosa avenida. Incluso lo podríamos encontrar llevado a su máxima expresión en V de Vendetta, donde la obertura 1812 de Tchaikovski enfatiza la agenda revolucionaria de V en dos momentos críticos, rompiendo el silencio que se había impuesto en la calle. 

Regresando a Aguascalientes, mientras que una calle se puede humanizar con el sonido de la música, también se puede negar su humanidad y la de sus usuarios cuando se favorece el estrepitoso andar de los autos (o el silencio absoluto en V de Vendetta). De hecho, me parece preocupante la indiferencia de las autoridades al respecto, mismas que favorecen el movimiento de mercancías y automovilistas (que son la minoría de la población) sobre la salud, libertad y humanidad de la mayoría. Ahí está muy presente en el proyecto de hacer Segundo Anillo una vialidad de flujo continuo. Sin embargo, la propuesta tampoco implica cambiar puentes por músicos.

Como todo proyecto urbano, debemos de buscar una propuesta integral que logre satisfacer la necesidad de movimiento y la condición humana que la calle demanda. No debería de sorprendernos que el Manual de Calles de la SEDATU considere esto en la metodología de diseño que se propone. Se podría decir que el documento plantea una propuesta balanceada entre habitabilidad y movilidad para el diseño de la vialidad y su espacio público. Esto nos genera una matriz, donde cada calle se ha catalogado con relación a estas dos variables. 

Si nos acotamos a analizar solo el ruido, habría una gran reducción de este limitando la velocidad de circulación de autos, y así favoreciendo calles más habitables. Esta disminución del límite de velocidad estaría relacionada con la posición de la calle en la matriz previamente mencionada, siendo mayor en las calles más habitables. Incluso se sugiere que las vías urbanas con mayor relevancia vial y menor habitabilidad deberían de limitar la velocidad máxima a 50 km/h, en contraste con los 60 km/h permitidos hasta el día de hoy en muchas vías de Aguascalientes.

Los beneficios en salud y calidad de vida de todas las personas serían notables. Además, con una menor exposición al ruido (y velocidad) de los vehículos, se podrían favorecer la movilidad activa, o incluso el uso del transporte público al mejorar la experiencia sensorial en las paradas de camión. Quizá incluso podamos pensar en una mayor cantidad de calles donde se escuche música en vez de ruido.

Finalmente, nos encontramos con la necesidad de considerar aspectos de habitabilidad en el diseño de las calles y espacios públicos. A pesar de que solo hemos hablado de los sonidos de la ciudad y no de otras cuestiones. Negarlo me parece que sería ignorar el carácter democrático que tiene la urbe, el movimiento de alguien no debería de ir sobre la salud de los otros ¿Cuándo recuperaremos la humanidad de la ciudad?

arnulfoaldaco@hotmail.com / @arnulfoaldaco


El mejor resumen diario en tu correo por LJA.MX

 


Show Full Content
Previous Al 28 de junio, Aguascalientes acumula ya 2 mil 928 casos confirmados de COVID-19 y 149 decesos
Next 54 mdp en infraestructura para comunidades rurales de Aguascalientes

Comments

¡Participa!

Close

NEXT STORY

Close

Municipio clausura obras en gasoductos

10/05/2014
Close