09/07/2020


APRO/Raúl Ochoa

 

Con la fachada de un reality show, TV Azteca organiza en sus estudios –violando disposiciones oficiales– funciones de boxeo con pugilistas profesionales, las hace pasar como peleas normales y las presenta en la pantalla chica en pleno confinamiento causado por el Covid-19.

La televisora de Ricardo Salinas Pliego decidió reactivar el boxeo profesional en medio de la cuarentena, pese a la negativa de la Comisión de Box de la Ciudad de México –que depende del gobierno de Claudia Sheinbaum– a sancionar las peleas con jueces y oficiales del ring durante la función denominada #VolvemosConPunch, del sábado 20.

Proclive a desacatar los lineamientos gubernamentales durante la contingencia sanitaria –al principio se opuso a cerrar sus sucursales Elektra y Banco Azteca–, Salinas Pliego ahora incumple los ordenamientos en el ámbito deportivo ante la urgencia de contenidos en su televisora.

El protocolo médico aplicado antes de la velada boxística arrojó seis contagiados por Covid-19, entre ellos la excampeona mundial minimosca Silvia Torres, quien estaba programada en la cartelera del sábado 20 para enfrentar a Edith Flores.

Originaria de Ciudad Nezahualcóyotl, Torres dio positivo el jueves 11, por lo que fue enviada a un confinamiento domiciliario obligatorio bajo la supervisión médica del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), que fungió como asesor del protocolo en dicha función. En el reajuste de la cartelera, Promociones Zanfer designó a Jéssica Nery Plata en lugar de Silvia Torres.

De un total de 100 pruebas rápidas ordenadas por Zanfer al personal que intervino de manera directa o indirecta en la velada –entre pugilistas, asistentes de boxeadores, camarógrafos, comentaristas, jueces y personal de producción de la televisora–, también dieron positivo uno de los médicos encargados de la evaluación y un trabajador de la empresa contratada para sanitizar el lugar. Todos son asintomáticos y fueron retirados de inmediato.

“Los detectamos muy bien y a todos se les dio un protocolo de aislamiento y se está revisando con qué personas tuvieron contacto”, confirma a Proceso el director operativo de Promociones Zanfer, Guillermo Brito, quien asegura que la empresa lleva un seguimiento de cada uno de los infectados, al menos durante los próximos 10 días que establece el protocolo.

En vísperas de la función, el presidente de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), Francisco Valcárcel, advirtió el martes 16 en su cuenta de Twitter: “No es un buen precedente retar a las autoridades gubernamentales, especialmente en tiempos de pandemia y celebrar una cartelera de boxeo. En virtud del cargo que ocupo, hago un llamado a la prudencia y al diálogo”.

 


El mejor resumen diario en tu correo por LJA.MX

Tribulaciones de Sulaimán

Aunque en lo deportivo las peleas de ­exhibición no deberían incluirse en el récord oficial de los pugilistas –por carecer del aval de la máxima autoridad responsable de este deporte en la capital del país–, el presidente del CMB, Mauricio Sulaimán, consideró el martes 23 en entrevista con Proceso que sí deberían contar, así se trate de un acto presentado bajo la modalidad de reality show.

Un día después de la función, la página oficial de Boxrec, sitio dedicado a actualizar los récords de los pugilistas de ambas ramas, consignó en el rubro de resultado la letra “P” (Pendiente) en los perfiles de los peleadores que el sábado 20 encabezaron la cartelera. Sin embargo, el miércoles 24 el apartado fue cambiado por la anotación “NC” (No Cuenta).

Al final Sulaimán, quien asegura que no le corresponde decidir la inclusión de pugilistas en Boxrec, admitió en la entrevista con este semanario que el encuentro fue “un programa de TV, no un evento deportivo oficial”.

–¿Cuál es la diferencia entre el boxeo show y el boxeo tradicional? –se le pregunta.

–No sé decirle. Si uno ve una función de boxeo normal y una función como la del sábado 20, hay muchas diferencias: vi a una personalidad anunciando las peleas, Antonio Rosique, quien es más show que gente de boxeo; vi a los comentaristas en un palco apartado del ring; los jueces estaban en un estudio y sólo el personal de servicios médicos estuvo cerca. Siento que son elementos que se combinan, pero no sabría decirle exactamente qué diferencias pudiera haber.

–¿El CMB avala el concepto de show como una modalidad en el boxeo profesional?

–El CMB se dedicó a elaborar un protocolo médico-administrativo durante algunas semanas con consultas y la participación directa de muchas autoridades y doctores del mundo, de Filipinas, Japón, Estados Unidos y México. Fue una colaboración intensiva para llegar a un protocolo, que finalmente se plasmó en un documento que pusimos a disposición de todas las comisiones de boxeo del mundo, todas las federaciones y los promotores, quienes finalmente se encargan de preparar y llevar a cabo un evento.

–¿Usted avala el show en el boxeo?, ¿es el concepto que se perfila en el pugilismo profesional?

–Nuestra postura en todo este tiempo ha sido proactiva y las recomendaciones a todo el mundo del boxeo es la de ser innovador. Nos tenemos que ajustar para entender que la vida está cambiando, que durante algún tiempo las cuestiones serán diferentes y hay que estar dispuestos a tener flexibilidad y ajustarse e innovar en todos los sentidos, donde sea que aplique.


Show Full Content
Previous La puerta se abrió
Next Sistema Nacional Anticorrupción: Entre la confusión y el desprecio presidencial

Comments

¡Participa!

Close

NEXT STORY

Close

Imposible impugnar sanción contra Lorena Martínez por publicitarse en lugares prohibidos

02/07/2016
Close