07/07/2020


¿Otra? En tiempo y forma se presentará la acción de inconstitucionalidad del llamado Pin Parental ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, desde donde se espera le enmienden de nuevo la plana al Congreso local, total, jamás les ha importado que invariablemente se vuelven nota nacional cuando se destaca su incapacidad para legislar de forma seria y no al ahí se va. A pesar de que en este caso ya habían recibido una advertencia a manera de recomendación desde el Poder Ejecutivo, pues el 14 de mayo la secretaria general de Gobierno, Siomar Eline Estrada Cruz, mandó al Legislativo un documento en donde calificó la entonces iniciativa como inviable, ya que en la educación deberá de tener un enfoque de derechos humanos e igualdad. “La educación debe luchar contra la ignorancia y sus efectos, las servidumbres, los fanatismos y los prejuicios”, según nos contó el reportero de LJA.MX, Gabriel Soriano. Por cierto, que desde esa misma oficina de Estrada Cruz analizan la posibilidad de impulsar su propia acción de inconstitucionalidad, proyecto que todavía está en veremos. Desde aquí esperamos noticias.

Al pendiente porque desde que irresponsablemente se dejó pasar el Pin Parental en el Congreso, una vez que se dieron cuenta de la burrada que hicieron, al mismo tiempo, comenzaron a correr los rumores sobre un posible cambio en el gabinete de Martín Orozco Sandoval, y qué casualidad que a quien supuestamente se despedirá sea Siomar Eline Estrada Cruz; quienes ha permitido correr el rumor, no se dan cuenta que en su afán de pegarle al grupo del gobernador, terminan rindiendo las manitas al rebaño conservador que más que política lo que intenta es implantar su visión moralina en la sociedad; qué casualidad que quieran correr a Estrada Cruz cuando ha sido la única que desde Palacio grande se ha manifestado por la revisión del Pin Parental, sin caer en simplificaciones como las del grupo que defiende esa reforma a la Ley de Educación, como Aída Karina Banda Iglesias, quien envuelta en una preocupación que rinde frutos electoreros, señala que los padres tienen derecho de revisar la forma en que se imparte la educación sexual, “sin adoctrinamientos por parte del estado”, ¿le suena?, sí, la diputada de Encuentro Social emplea las mismas tácticas de los del Frente Nacional por la Familia y espanta con el petate del muerto a los padres de familia, como si en la actualidad no tuvieran manera de intervenir, en su perorata persignada, Karina Banda se echa para adelante y demanda que también se revisen las facultades que se le dan al Estado en la Ley General de Educación Federal, a ver, ¿cómo?, pues si todas las rémoras del presidente Andrés Manuel López Obrador llegaron con el pretexto de que apoyaban echar abajo la reforma educativa de Enrique Peña Nieto, ¿y ahora quieren revisar eso que la Cuarta Transformación canta como una victoria? Ah, es que es de Encuentro Social, de esos de derecha que ni Acción Nacional recibe en sus filas, y mire que no es tan difícil hacer esa maroma, ahí tiene a Lily Téllez.

No se le hizo. Le contamos que el senador José Ramón Enríquez abandonó a Movimiento Ciudadano para irse a Morena al ritmo de ¿Quién pompó?, ¿quién pompó?, para que el morenaje tuviera una mayoría calificada y así convocara a un periodo extraordinario en el que se le diera todo el poder a López Obrador sobre el Presupuesto de Egresos… pues no se les hizo a los de Morena, y ahora van a tener que soltar otro cañonazo de 50 mil pesotes (o más), porque el coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano en el Senado, Dante Delgado, movió oportunamente las piezas y designó en la Comisión Permanente del Congresos de la Unión a la senadora Verónica Delgadillo, para que ese órgano quedara “integrado bajo los criterios de pluralidad y proporcionalidad“, escribió en Twitter Dante Delgado, acompañando el cambio de la carta con que le informó a Mónica Fernández Balboa, la presidente de la Comisión Permanente… lo de Morena deben estar que trinan, y por muy entretenido que sea andar tuiteando sobre las invenciones de López Obrador y el BOA, a la hora de la hora, no le están pudiendo cumplir el capricho al presidente… chas.

Brutalidad. El asesinato de Giovanni López en Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco, y recién ayer el de Alexander Gómez, en Acatlán de Pérez Figueroa, Oaxaca, pone una vez más de relieve el actuar de las policías municipales del país. Estas corporaciones son las más cercanas a la población, son policías de proximidad social, que deberían estar entrenados, capacitados, y con una vocación para atender la inmediatez de la urgencia o el evento, en teoría, porque hemos visto cómo poco a poco se ha visto deteriorada esta voluntad al recibir adiestramiento militar, al aumentar el armamento, como se observa en las partidas federales, al usar la fuerza pública sin un marco regulatorio o, como recientemente señaló la Comisión Nacional de los Derechos Humanos el uso de la fuerza letal es deficiente por lo que transgrede la Ley Nacional del Uso de la Fuerza, que de momento se encuentra impugnada por este motivo. Todo esto pasa mientras las policías municipales son señaladas de brutalidad, de cometer extorsión, de abuso policiaco, como han señalado y denunciado mujeres trans contra la policía municipal de Aguascalientes. En Jesús María, el alcalde Antonio Arámbula López aseguró que sus elementos están capacitados en derechos humanos, en valores, en uso de la fuerza y comentó que “Hay gente que me ha pedido que use la fuerza pública para meter a la gente a sus casas”, ahora con la pandemia y remata, “sin embargo, yo no he querido usar la fuerza pública, queremos utilizar la comunicación, el habla”, habría de entender Arámbula López que, como señala la Corte Interamericana de Derechos Humanos, las declaraciones públicas sobre la conducta de servidores públicos de la seguridad y la justicia suelen estar relacionadas después con actos violentos de las corporaciones, no es que “él” no haya “querido usar la fuerza pública”, es que las policías municipales no tendrían por qué usar la fuerza pública en este caso en específico de la contingencia sanitaria, pues ellos han recibido capacitación en proximidad social, ¿no?, como asegura que tienen sus elementos. Otro ejemplo está en abril cuando policías municipales de Calvillo hicieron uso de la fuerza policiaca de manera arbitraria al someter y detener a tres extranjeros, alegando precisamente que se encontraban en la calle cuando ya había iniciado la Jornada Distancia, por lo que el alcalde Adán Valdivia López, solicitó la renuncia del secretario de seguridad pública del municipio, Noé Monreal Guerrero. Tomémonos más en serio este asunto, la militarización de la seguridad pública, las prácticas violatorias de los derechos humanos en las policías municipales son un problema que no se resuelve sólo con “capacitaciones”, con compra de más patrullas, con asignaciones del presupuesto, con uniformes, con declaraciones a respetar las recomendaciones que hacen los elementos, como pide Antonio Arámbula, hay toda una estructura y una cadena de mando que seguir. La madre de Alexis ayer en un video gritaba con toda razón: ¡Mi hijo no era malo, tenía un sueño y se lo truncaron!

La del estribo. ¿Para qué tantos partidos?, se pregunta López Obrador, debería de haber dos: partido liberal y partido conservador y ya, pero entonces ¿para qué tantos partidos si al final es uno?, es el partido conservador… piénselo dos veces, en la lógica del presidente, tiene razón, él ganó más de 30 millones con una franquicia, sí, los gerentes le salieron re malos y ahora andan de la greña, pero a él le funcionó, lástima que para la democracia, no.

 

@PurisimaGrilla


Show Full Content
Previous ¿Nos están dividiendo?/ Sobre hombros de gigantes 
Next Dolores, generala zapatista de Aguascalientes

Comments

¡Participa!

Close

NEXT STORY

Close

Pide Martín Orozco a delegados federales cerrar filas con su gobierno

24/01/2017
Close