La Purísima… Grilla: Orgullo - LJA Aguascalientes
18/01/2022

Obcecados. Transparencia Mexicana reportó que a cuatro meses que se registrara el primer contagio de Covid-19 en México, no se transparentan adecuadamente las contrataciones gubernamentales realizadas en el marco de la emergencia sanitaria, “es inaceptable que en Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Durango, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Yucatán no se puedan consultar las contrataciones realizadas en un contexto de emergencia detallando como mínimo el bien o servicio contratado, el monto, la razón social y RFC del proveedor”. Es decir, persiste opacidad y riesgo de corrupción porque no se cuenta aún con información detallada que permita la rendición de cuentas sobre las acciones emprendidas a partir de la pandemia. En ese marco, la declaración reciente del diputado Luis Enrique García López acerca de que el Congreso no puede ser cuestionado por la sociedad civil o los empresarios, da cuenta de la mediocridad de nuestra clase política, que nomás no quiere ver cuando se le indican rutas a cumplir para evitar la corrupción, ni cuando se equivocan, cuando se les da información pertinente para que no se pongan en ridículo, prefieren defender sus mentiras, como Karina Eudave Delgado, o el silencio cómplice como todos los legisladores de oposición, que sin dignidad alguna, se mantienen como observadores de la lucha al interior del Partido Acción Nacional. Vamos a seguir diciéndolo, son una vergüenza.

Sentido común. La señora Angélica Rangel se manifestó a las puertas de Palacio de Gobierno con dos personas más para evidenciar el grave desabasto de medicamentos oncológicos, en especial para tratamientos de niños y adolescentes con algún tipo de cáncer; el objetivo era adherirse a la exigencia que se hizo en varios estados de la República y pedir al gobernador Martín Orozco Sandoval que las apoye, a ellas y a varias familias más que están en la misma situación aunque no se hicieran presentes, para encontrar juntos otros canales de presión política hacia la Federación, al ser ese ámbito el que tiene la responsabilidad de abastecer a los hospitales de estos medicamentos específicos. Ya habíamos publicado en LJA.MX la incertidumbre que la señora expresaba de no saber si en julio su niña de 12 años recibiría el tratamiento, dado que el mes anterior no fue posible realizarlo por falta de los medicamentos. Esta madre desesperada expresó algo que se encuadra en el sentido común, ese que parece que los funcionarios federales no tienen, al manifestar que no está en contra de la lucha de la corrupción, si ese es el motivo por el que está detenido el abasto de las medicinas, sin embargo, las autoridades no deben poner en riesgo la salud de las personas, “no sabemos en qué parte administrativa está atorado el flujo del medicamento, pero que prevengan antes de hacer movimientos en el gobierno, que vean primero por la salud de niños y adultos”. Angélica Rangel tiene toda la razón; esperamos que el llamado al gobierno estatal sea efectivo, pero también deseamos que el delegado de Andrés Manuel López Obrador y los funcionarios de la Cuarta Transformación la escuchen y atiendan, que al menos en Aguascalientes, no caigan en esa práctica vergonzosa de los tetratransformistas de desacreditar y convertir en adversarios a quienes se atreven a demandar algún servicio del Gobierno Federal.

Carroñeros. Ni aquí, ni en ninguna parte del país, Morena tiene una pizca de credibilidad. Esa abrumadora mayoría que llevó a López Obrador a la silla presidencial cada vez se quema poco a poco desde adentro, tanto así que en un estado como Aguascalientes, en el que la ola de Morena llegó ya atenuada, ni con el impulso que le dio Arturo Ávila Anaya logró ensanchar su base militante, y la avaricia de los carroñeros los mantiene sin poder elegir a un dirigente estatal. Según los consejeros estatales, Cuitláhuac Cardona Campos ya está descartado desde el año pasado, tampoco reconocen al secretario general, David Alejandro de la Cruz como un líder y, por tanto, mientras Alfonso Ramírez Cuéllar, actual presidente de Morena en el país no designe un delegado, Morena en Aguascalientes sigue carcomiéndose desde adentro con sus contradicciones. Y los diputados morenistas, ni sus aires, se les olvida su agenda y nada más declaran cualquier cosa que sea que denote oposición al partido en turno del Ejecutivo, o que les sirva para quedar bien con la alcaldesa capitalina, así de mediocres.

Evasión. López Obrador desvió la conversación cuando una periodista lo cuestiona sobre los comentarios violentos de John Ackerman, porrista de la 4T, que comparó a los críticos del gobierno con sicarios del narcos al llamarlos “el sicariato mediático”, y comenzó a hablar de la confrontación que realizó un individuo en el aeropuerto contra la no primera dama, Beatriz Gutiérrez Müller, que la acusó de intolerante con el Conapred y la increpó con que el presidente perderá las elecciones federales del 2021, lo sacó a colación López Obrador para hablar de su matrimonio, pues todavía aderezó el comentario con que “porque, aunque somos esposos y nos queremos mucho, traemos formaciones distintas, pues yo soy de Tepetitán, ella es de aquí de la Ciudad de México, su familia vivió siempre en Coyoacán, tiene una formación distinta completamente, en todo sentido”, y mencionar otra vez a los que llama los conservadores, “porque en el diálogo o monólogo o los insultos de esta persona a Beatriz Gutiérrez estaba descompuesto y ahora sí que ¿por qué el cuestionamiento a ella si es conmigo?”. No es ingenuo el presidente, pero aún así no se entiende que ni después del atentado contra Omar García Harfuch, jefe de la policía de la Ciudad de México, no vislumbre el peligro al que expone a su esposa, a su familia, y él mismo ahora con el pretendido viaje a Estados Unidos, al viajar sin seguridad en una aerolínea comercial. Nadie, nadie en su sano juicio espera que ocurra una agresión contra el presidente o su familia, nadie, por lo que no se entiende que retuerza los temas sin que se toque antes el de su seguridad, la suya o la de los periodistas, y que otra vez señale a los “conservadores” y ahora hasta a las personas que asisten a misa: “Nada más falta que yo compruebe una cosa, que este señor, que dicho sea de paso merece todo nuestro respeto y que no se vaya a sentir ofendido, o sea, porque nosotros no odiamos a nadie, le digo que nada más falta que yo compruebe de que va a misa todos los domingos y que confiesa y comulga, porque es redondito”. No, pues, no odiarán a nadie, pero sí es capaz de voltear a medio país obradorista en su contra. Los enemigos que se ha inventado López Obrador por fortuna no cargan armas de alto calibre ni tienen capacidad de organizar un atentado como el sufrido por Omar García Harfuch, que se nos haga la boca chicharrón, lo que menos esperamos son nuevas confrontaciones y gratuitas, aunque no pierda oportunidad de tirar la piedra: “Pues habría que ver también del otro lado, porque otra característica también del conservadurismo es que son muy dados a tirar la piedra y a esconder la mano, y les gusta hacer pero no les gusta que les hagan”… 

La del estribo. Ni para dónde hacerse, el presidente ayer dijo “Pero claro que tenemos que dar el Grito de Independencia. ¡Cómo vamos a olvidar la historia!, ¡cómo vamos a olvidar la Independencia, la Reforma y la Revolución si estamos llevando a cabo la Cuarta Transformación de la vida pública del país!”, ¿y sí nos vamos a olvidar de la pandemia?

 

@PurisimaGrilla


Show Full Content
Previous Ante Covid-19, Issea reitera buena nutrición como medida preventiva en Aguascalientes
Next Historia de la gráfica en Aguascalientes. Parte III: mujeres impresoras/ En la paz de estos desiertos 
Close

NEXT STORY

Close

Influenza, no puede hablarse de erradicación pero sí de nula incidencia

13/04/2014
Close