07/07/2020


En el primer episodio de The X Files, cuando la escéptica Dana Scully entra a la oficina de Fox Mulder, la recibe un poster que reza I want to believe sobre la imagen de un platillo volador.

Mi problema, me lo han dicho más de una vez, es que criticó a la administración de la Cuarta Transformación porque no le creo a Andrés Manuel López Obrador.

Si bien el eje temático de Los expedientes secretos X era el descubrimiento de una conspiración gubernamental para que los extraterrestres invadieran la Tierra, trataban otras vertientes del fenómeno OVNI, sucesos paranormales, o la simple y violenta maldad humana. A lo largo de la serie, invariablemente, la tensión entre Scully y Mulder representaba el conflicto entre un punto de vista basado en la ciencia y otro que intenta convencer que la verdad está allá afuera, que no todo se puede explicar.

Tengo clarísimo que en la emisión de un voto a favor, las emociones se acaban imponiendo a las razones, los millones que votaron por Andrés Manuel López Obrador le creen, y está bien, sólo que la efectividad de un gobierno no puede ser medida por la simple emoción, se requiere una constante evaluación con base en métricas que permitan evaluar las políticas públicas establecidas, la buena fe de ningún hombre basta, las buenas intenciones tienen que ser sometidas a la crítica.

En uno de los posters de la oficina de Mulder, la fotografía del platillo volador corresponde a una de las pruebas que presentó Billy Meier, líder fundador de una secta ufológica y comprobado defraudador. Meier presentó como evidencia de estar en contacto con los habitantes de las Pléyades una gran cantidad de material, desde grabaciones de sonido, pedazos de metal y fotos, muchas fotos. Cuando se demostró que el material estaba trucado, que eran fotografías de pantallas de televisión o de maquetas, los defensores de Meier desecharon el fraude señalando que era imposible que un hombre semianalfabeto y pobre pudiera fabricar la evidencia, además, se adujo que era manco, ¿cómo iba a poder construir una maqueta?, lo que pasa es que quienes no quieren creer sólo buscan defectos.

La crítica es para Andrés Manuel López Obrador un defecto, cualquier señalamiento lo desestima indicando que sus adversarios “todo lo malinterpretan, tienen mucha imaginación”, como dijo en la conferencia matutina de ayer, pero que es una frase que podría emplear cualquier día y ante cualquier circunstancia que le sea contraria a lo que él piensa.

Mulder pide a Scully que acepte lo inaceptable, López Obrador que seamos optimistas, porque los otros datos que él siempre tiene y nunca muestra, contradicen los datos duros y reales de cualquier otro. Cuestionado sobre el pronóstico del Fondo Monetario Internacional sobre una contracción del Producto Interno Bruto en 10.5%, el presidente sostuvo que ya tocamos fondo, que nos vamos a recuperar pronto, predijo entonces que en julio ya no habrá pérdida de empleos, seguido de la receta secreta para afrontar cualquier crisis y salir avante: ser optimista.

“Hay un dicho que es muy certero ‘al mal tiempo, buena cara’ –dijo el presidente–. O sea, vamos adelante, adelante, vamos a salir, ¿cuántas veces México ha salido adelante? Hemos enfrentado de todo: inundaciones, terremotos, pandemias, malos gobiernos, la peste de la corrupción y el país está de pie. Es: gracias a la vida”, incluso cantó el tema de Violeta Parra: “Imagínense, un presidente pesimista, eso solamente los que les ha ido mal porque se dedicaban a robar y ya no pueden, están enojados. Pero nosotros tenemos que cantar gracias a la vida, que nos ha dado tanto; nosotros tenemos que ver con optimismo el futuro y tenemos que salir adelante”.

Unirse a los optimistas, incluso para quien quiere creer, no basta, es similar a defender la autenticidad de las fotos de Billy Meier por su incapacidad natural (semianalfabeto, pobre y manco) a cometer un fraude.

Coda. En el ensayo que dedica Octavio Paz a Chuang Tzu, sostiene: “Cuando los virtuosos –es decir: los filósofos, los que creen que saben lo que es bueno y lo que es malo– toman el poder, instauran la tiranía más insoportable: la de los justos”, y no puedo evitar la consigna que fue lema de campaña: sonríe, vamos a ganar; ser optimista como una orden, una felicidad decretada y a prueba de todo.

 


El mejor resumen diario en tu correo por LJA.MX

@aldan


Show Full Content

About Author View Posts

Edilberto Aldán
Edilberto Aldán

Director editorial de La Jornada Aguascalientes
@aldan

Previous Protocolos de seguridad/ De imágenes y textos 
Next Mi confinamiento enfermo por Covid- 19

Comments

¡Participa!

Close

NEXT STORY

Close

La Comisión de Desarrollo Urbano de Aguascalientes autorizó tres desarrollos habitacionales  

22/11/2019
Close