Retraso en pagos del gobierno: tiro de gracia para pequeñas empresas - LJA Aguascalientes
07/07/2022

  • Justo en plena pandemia, empresas que trabajan con el Gobierno resienten más la falta de pago y arrastran a otras cadenas productivas. Si la parálisis se extiende hasta septiembre, podrían cerrar medio millón de Mipymes

 

EMEEQUIS/Patricia Tapia

 

Pueden pasar hasta seis meses sin que los proveedores y contratistas del Gobierno en los ámbitos federal, estatal y municipal vean un solo peso del pago por la prestación de sus servicios, adquisición de bienes y por obra pública, algo que en estos tiempos de crisis por el Covid-19 termina dándoles el tiro de gracia a muchas micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes).

Apenas este lunes, el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Eduardo Ramírez Leal, publicó en su cuenta de Twitter que estaban trabajando con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) “para saldar los adeudos a constructores que participaron en el Programa Nacional de Reconstrucción de edificios Históricos en diferentes estados del país”.

El retraso de pagos a proveedores y contratistas es una práctica que está presente desde hace varios años. De acuerdo con el documento “México, Diagnóstico y Medidas de Recuperación 2020”, realizado por la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana, el retraso de los pagos, tanto del Gobierno, como del propio sector privado, hace que la economía de las Mipymes esté expuesta a la falta de liquidez.

Resalta que cuando el sector público los contrata no da anticipos y pide fianzas o garantías, además de establecer penalizaciones en caso de incumplimiento, pero muchas veces paga los avances a los 30, 60, 90 o hasta los 180 días.

A pesar de ser un motor de la economía que aporta mucho soporta poco por la falta de una política económica e industrial de corto, mediano y largo plazo. Las Mipymes aportan 52% del PIB y 72% de la generación de empleos, dice la Federación.

 


Heridas de muerte

Estos momentos de nula actividad económica por la contingencia sanitaria están provocando que muchas Mipymes pasen por una situación muy complicada, de la cual muchas no saldrán avante.

En entrevista con EMEEQUIS, Alejandro Salcedo Pacheco, presidente de la Asociación Latinoamericana de Micros, Pequeños y Medianos Empresarios (Alampyme), indica que registran ya el cierre de 250 mil empresas en el país, “y que lamentablemente será muy complicado que puedan reabrir su operación para cuando pase esta problemática”.

Estos datos se han obtenido a partir del cruce de información con sus afiliados, el Inegi, con otras asociaciones y cámaras. De estas que han cerrado, más de 55% pertenecen a la prestación de servicios, alrededor de 23% al industrial y el resto a comercio.

Por su parte, Gerardo Trejo, subsecretario de la Coparmex, lamenta que la desesperación de las empresas está creciendo ante la situación en la que el Gobierno Federal la puso, “principalmente a las Pymes, porque por un lado se les impide trabajar al considerarla no esenciales, pero tampoco se les brinda ninguna ayuda real o alternativa para sobrevivir”.

Aunque el organismo empresarial, hasta ahora, no cuenta con un dato duro sobre el cierre de micro, pequeñas y medianas empresas, sí sabe que se ha empezado a dar esta situación en todo el país.

 

Un tiro de gracia

Salcedo, presidente de Alampyme, reconoce que algo que acentúa la situación complicada de las empresas es sin duda la falta de pago por parte de los gobiernos federal, estatal y municipal, pues algunas que entran en este supuesto corren el riesgo de cerrar y declararse en quiebra.

“Efectivamente, hay empresas que surten o venden al Gobierno y obviamente hay una parálisis en el tema de pagos, por ejemplo, en el tema de infraestructura. Por eso es por lo que nosotros manifestamos al presidente (Andrés Manuel López Obrador), que es importantísimo reactivar la inversión público-privada”.

Hay problemas y es cierto, muchos proveedores, y no solamente ante esta pandemia en este año, sino que han venido trabajando en años anteriores con otros gobiernos, que no les pagan.

“Constructoras que venían desarrollándose en la parte de la rehabilitación de las viviendas por el sismo de 2017, les han frenado los pagos. Entonces, eso también lleva a que ellos tienen activos y recursos parados y por parte del Gobierno lo único que expresan es que no les pueden pagar, porque es dinero que se está utilizando para atender la contingencia sanitaria”.

Desde la Coparmex siempre se ha impulsado y lo han estado solicitando a los gobiernos de los tres órdenes que se les pague a los proveedores, porque efectivamente es algo que se suma como preocupación a las empresas.

“Eso se agrega a la problemática mayor, es que las empresas no pueden operar, digamos, no pueden estar abiertas las que son consideradas no esenciales; digamos, eso es lo que ocasiona el problema más grave, el impago o la falta el pago del gobierno sí lo pueden llegar a complicar”, explica Gerardo Trejo.

 

Toman sus precauciones

Salcedo Pacheco dice que hay muchas empresas que ya no les están vendiendo a los gobiernos si no son pago al contado o en un máximo de 15 días, como es el caso de aquellas que están surtiendo insumos médicos “porque precisamente tienen el temor de que no les vayan a pagar”.

El impago por parte de los gobiernos afecta a toda la cadena productiva y a esto se le agrega el congelamiento de 75% al gasto operativo que ordenó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, correspondientes a las partidas 2000 y 3000, que corresponden a materiales, suministros y servicios generales.

“El problema que vemos es que el Gobierno, al no tener liquidez para pago, así como andamos puede convertirse en deuda pública y eso va a ser muy complicado porque va a ser un recurso incobrable”.

Claudio Kandel, director general de DiSí Operaciones, plataforma digital que permite a las Mipymes obtener liquidez por sus facturas por cobrar, coincide en que a cualquier proveedor que le retrasan sus pagos “le hacen hoyo muy fuerte y doloroso”, porque las empresas tienen que seguir cubriendo sus gastos, el pago de nómina, de impuestos y en general para su funcionamiento, “es un daño muy considerable, a tal grado que puede que algunas empresas hasta se vean insolventes y tengan que desaparecer o dejar de operar”.

En cuanto al congelamiento del gasto de operación de dependencias, Coparmex piensa que no resulta una buena idea en estos momentos de crisis, incluso México va contrario a otros países donde la estrategia para reactivar la economía es gastar más.

 

En una posición difícil

La Mipymes en estos momentos de crisis no tienen el mejor panorama y el apoyo que ha dado hasta ahora el Gobierno Federal no ha sido suficiente. Aunque el programa de créditos a la palabra que ofrece el Gobierno Federal por hasta 25 mil pesos en primera instancia podría ser una buena medida, faltó un mayor aterrizaje.

“Les pongo un ejemplo, en mi empresa nos dedicamos a la rama industrial fabricación de equipo y maquinaria. Nosotros únicamente por gastos de operación con pago de impuestos requerimos casi 150 mil pesos mensuales y esto es para 11 trabajadores que tenemos en área administrativa, tres y siete en la planta de fabricación. Entonces 25 mil pesos realmente es insuficiente”, refiere Salcedo Pacheco.

Claudio Kandel dice que efectivamente no todos los casos son iguales y no se arreglan con la misma medicina, a su consideración, sí hizo falta hacer números y preguntarse si realmente se les está ayudando o no a las empresas, Mientras tanto, la situación para las Mipymes se torna complicada, debido a que la economía mexicana se frenó en seco, al cerrar todas las actividades de todo tipo.

Para Gerardo Trejo, el anuncio del gran apoyo del gobierno fueron estos créditos con intereses, “pero estos créditos se usarán principalmente para pagar deudas con el propio gobierno y estas deudas se ocasionaron por el cierre de actividades que él mismo decretó. Entonces, en realidad, estos préstamos no resuelven de fondo nada, solamente alargarán un poco la agonía de las empresas”.

Kandel apunta que tendrá que haber una reinvención de todas aquellas empresas que no puedan seguir operando, donde seguramente muchos emprendedores volverán cuando haya una reactivación económica, pero es empezar de cero.

Mientras, Alejandro Salcedo, en su pronóstico menos alentador, indica que de extenderse un paro de actividades por la pandemia hasta agosto o septiembre, podrían morir hasta medio millón de micro y pequeñas empresas: esto es 10% de las que tiene registradas Alampyme. Esto sin hablar aún de la economía informal, que es otro universo.


Show Full Content
Previous Nuevamente, Aguascalientes confirmar 5 muertes y 65 casos más de COVID-19. Ya son mil 728 contagios acumulados al 10 de junio
Next Ofrecen creación de Menú Digital Gratis para restaurantes de México afectados por COVID-19

1 thought on “Retraso en pagos del gobierno: tiro de gracia para pequeñas empresas

  1. Y PEOR ESTÁ LA COSA. HACE UNOS DÍAS VIMOS UNA PUBLICACIÓN EN LA JORNADA QUE OFRECÍA “CREDITOS” A MIPyMES. CONTACTAMOS A LA SUPUESTA “HERMANDA DE LA CARIDAD” DE DICHA EMPRESA QUIEN DIJO SER ESTATAL Y LOCALIZADA EN AV LAS AMERICAS.

    LO EXTRAORDINARIO ES QUE OFRECEN “APOYOS” PARA MICROS Y EXIGEN COMO GARANTÍA UN AVAL Y ESCRITURAS DE ALGUN INMUEBLE…ESO SUENA ALGO LÓGICO…

    EL PROBLEMA REAL ES QUE CUANDO SE LES PREGUNTÓ ¿Y QUE PASA SI LA PEQUEÑA EMPRESA NO DA RESULTADO? DIJERON: “NO IMPORTA, PORQUE NOSOTROS TENEMOS LA ESCRITURA DEL INMUEBLE Y NOSOTROS NO PERDEMOS”…O SEA???

    APARTE DE QUE LOS MICRO EMPRESARIOS INTENTAN SALIR ADELANTE CON UN SUPUESTO “APOYO ECONÓMICO” DEL ESTADO…PERO REALMENTE NO ES TAL…ES UN GRAN NEGOCIO QUE AL FINAL DE CUENTAS, SI LA PEQUEÑA EMPRESA NO PRENDE, DESPOJAN AL MICRO EMPRESARIO…

    ES DECIR, EL RATIN OROZCO NO PIERDE, SINO ROBA EN DESPOBLADO A LA GENTE QUE LUCHA POR SALIR ADELANTE….INCREÍBLE!!!

Comments are closed.

Close

NEXT STORY

Close

Sobre la Historia del Narcotráfico en México

17/01/2015
Close