Covid-19 desatada violencia: 4 de cada 10 agresiones al personal médico son físicas – LJA Aguascalientes
23/09/2020


  • Héroes bajo ataque. Siguen las agresiones contra el personal médico de la Covid
  • La Segob registra 103 agresiones contra personal médico entre abril y mayo. “Tenemos que cuidar al personal que nos cuida”, urge Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano

 

EMEEQUIS/Patricia Tapia

 

Entre sollozos, el pasado 21 abril, en la conferencia vespertina sobre Covid-19, la jefa de enfermeras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Fabiana Zepeda Arias, pedía detener las agresiones contra el personal médico, pues la pandemia trajo consigo una serie de maltratos y discriminación. 

La súplica de solidaridad, a pesar de que se volvió viral, fue en vano.

De acuerdo con datos recopilados por el Observatorio Nacional Ciudadano (ONC), se tiene que hay 103 agresiones contra personal médico registradas entre abril y mayo por la Secretaría de Gobernación (Segob). Estas se clasifican en físicas, verbales, escritas y de otro tipo.

Destaca que el mayor número de casos se trata de ataques a la integridad física del personal médico: 44% corresponde a esto. Mientras que 24% fueron agresiones verbales, alrededor de 2% escritas y 30% se catalogan en las de otro tipo.

Han sido diversos los ataques que han hecho públicos los propios médicos y enfermeras desde que se instaló la pandemia en México. El más reciente fue justamente a un doctor de Michoacán, que fue golpeado junto con su familia. Pretendían lincharlo, su hijo subió un video donde se ve golpeado y huyendo de su pueblo, Paracho.

Acusaban a su padre de haberle brindado una mala atención a un paciente que llegó con síntomas asociados al coronavirus. También hay denuncias de que les arrojan líquidos como café y cloro, daños a la propiedad privada, mensajes de rechazo en el lugar donde habitan…

Las entidades que tienen el mayor número de agresiones que reporta la Segob son: Ciudad de México, Jalisco, Coahuila, Hidalgo, Yucatán, Querétaro, Veracruz, Guerrero, Morelos y Aguascalientes, en ese orden. Estos 10 estados concentran 73% de los ataques.

 

Hay antecedentes, pero se agudiza

Aunque el ONC, en su análisis “Responsabilidades y corresponsabilidades en las agresiones a personal sanitario en México en el contexto de la Covid-19”, apunta que las agresiones a los médicos no son algo nuevo, pues son frecuentes en su lugar de trabajo, es un problema que ha sido poco visibilizado, pero que sí se ha agravado y cobrado relevancia derivado de la pandemia.

“En México, las agresiones son tan frecuentes que incluso el Colegio Médico de México A.C. emitió en 2018 la circular ‘Recomendaciones para actuar ante una agresión’, en la cual se presentan una serie de líneas de acción dirigidas al personal médico, que tiene como finalidad encaminar sus reacciones en caso de agresiones por parte de pacientes o familiares”, destaca.

No obstante, con el coronavirus, las agresiones han pasado la frontera del lugar de trabajo. Son maltratados en las calles, en el transporte público, en sus propias viviendas. Además, no existe una distinción entre quienes mantienen contacto con pacientes de Covid-19 y aquellos que no realizan específicamente tales funciones.

Tal fue el caso de Paulina Solorio, a quien pese a no tener nada que ver con el tratamiento de pacientes infectados, pues es odontóloga, le arrojaron cloro en la cara por el simple hecho de portar su uniforme, esto ocurrió en abril pasado en Zapopan, Jalisco.

 

Mujeres, las más afectadas


“Duele hablar de los trabajadores de la salud, que también somos personas, que también tenemos familia y que hoy estamos dejando nuestras casas, nuestra familia, estamos dejando nuestra vida en las unidades hospitalarias”, decía la jefa Fabiana hace unos meses.

Si bien alzaba la voz por todos, lo cierto es que las mujeres son las que más sufren los embates, pues de los 103 casos, se indica que 51 fueron dirigidos a ellas, en 26 se reconoce como víctimas a hombres y en otros 26 no se sabe el género.

“Encontramos que si bien la mayor parte del personal médico son hombres, quienes reciben la mayor cantidad de agresiones son las mujeres”, indicó Francisco Rivas, director del ONC.

En la cara de la moneda de quienes agreden esto se revierte, pues son los hombres los que más cometen las agresiones, ya que 50 casos estuvieron en manos de estos, sólo nueve fueron mujeres y en el resto no se identifica el sexo de los atacantes.

El ONC resalta que los casos más frecuentes que se observan es el de mujeres enfermeras agredidas por hombres desconocidos en la vía pública, principalmente con ataques verbales.

El motivo común es un supuesto riesgo de contagio y enfermar de Covid-19. “Es notable cómo las agresiones son principalmente en contra de mujeres que están en vías públicas o en el transporte público, mientras que contrastan las agresiones en contra de hombres o personal médico a bordo de vehículos particulares”.

 

El caso del IMSS

En específico, el IMSS registra 55 agresiones contra su personal de enfermería, esto nada más durante mayo. Al igual que los datos federales de la Segob, gran parte es contra mujeres, con 43 casos, y sólo 12 contra hombres.

Estas agresiones se han reportado en 14 entidades, siendo Jalisco, Veracruz y Estado de México las que encabezan la lista.

En abril, cuando comenzaron a presentarse las primeras agresiones, el director del IMSS, Zoé Robledo, comentó que dentro de sus unidades médicas se garantiza la seguridad del personal, pero “ya lo que pasa fuera del hospital, fuera de esos perímetros, pues no alcanza al Seguro Social”.

Aunque se estaban buscando mecanismos para proveerles de transporte, ya que muchas veces las agresiones están vinculadas al transporte público, es decir, están en una parada de autobús o solicitando un taxi.

Justamente, Robledo destacó el caso Jalisco, “allá ha habido agresiones muy dolidas, muy sentidas”. Por ejemplo, el caso del enfermero Francisco Palomera, quien al llegar a su departamento, después de una larga jornada de trabajo, salió a comprar alimentos para cenar, cuando se percató, de regreso, que tenía un mensaje amenazante pegado en su puerta.

En el caso de la institución de salud que dirige Zoé Robledo, además de las agresiones al personal, hay reporte de cinco incidentes en los que se ha dañado o amenazado infraestructura pública de salud en: Axochiapan, Morelos; en Sabinas Hidalgo, Nuevo León; y en Tecamachalco, Puebla, además de diversas localidades de Chiapas y el Estado de México.

En el imaginario colectivo hay una idea que la mayor parte de personas que laboran dentro del área de salud ganan bien y son bien tratadas. La verdad es que la mayor parte de ellas ganan menos de 30 mil pesos y cuando volteamos a ver la cantidad de horas hay una parte importante que trabaja más de 50 horas a la semana, recalcó Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano, en la presentación del análisis de la incidencia delictiva al primer semestre del año.

“Tenemos que cuidar al personal que nos cuida. Lo mismo sucede en el caso de las enfermeras. Aquí la mayor parte de enfermeras son de personal de apoyo, como son los enfermeros, son mujeres y estas también suelen trabajar una parte importante de horarios superiores a las 40 horas”.

 

Y no son todos

Aunque el ONC hace un reconocimiento a la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración de la Segob, la cual se ha encargado de contabilizar los casos, sí critica que no se ha recurrido a otra metodología, puesto que, pese a que los 103 hechos registrados es una cifra significativa, no es consistente con lo que reportan algunos gobiernos estatales.

Tomando en cuenta a Jalisco, en donde el reporte de la Segob registra 15 agresiones hasta finales de mayo, la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) tiene 89 agresiones a personal médico y 29 carpetas de investigación abiertas hasta el 10 de mayo de 2020: “Si se considera exclusivamente este caso, es posible observar que la práctica de informar periódicamente las agresiones registradas, las carpetas de investigación abiertas, e incluso detenciones por este motivo, es casi exclusiva de las instituciones de procuración de justicia”.

En la última actualización del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), del 19 de marzo al 10 de julio se han presentado 393 quejas relacionadas con Covid-19, de estas, 42 corresponden a personas trabajando en unidades médicas, 26 a médicos y 20 a personal de enfermería.

Aun cuando estas quejas permiten identificar, por los distintos hechos denunciados, que están posiblemente vinculados con agresiones al personal sanitario, como expresiones discriminatorias, hostigamiento vecinal, condominal o en covivienda; insultos, burlas, amenazas o maltratos, no es posible identificar de manera específica el perfil de la persona afectada por estos hechos, ni conocer cuáles están relacionados directamente con los actos que son materia de este estudio, refiere el ONC.

Para Francisco Rivas, en realidad no han avanzado junto con las instituciones de seguridad y justicia para darle acceso a la justicia a las víctimas, pero sobre todo para prevenir que estas ocurran: “Lo que necesitamos es un plan para que esto no ocurra. Hoy no sabemos cuándo va a terminar esta pandemia y probablemente esta no va a ser la última que veamos. Por ello es importante que trabajen las instituciones en conjunto para proteger al personal sanitario”.

 

@ptcervantes

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous INE, cambio de jugada: Mario Delgado cede por “premio mayor”
Next LJA 23/07/2020

1 thought on “Covid-19 desatada violencia: 4 de cada 10 agresiones al personal médico son físicas

Comments are closed.

Close

NEXT STORY

Close

Niños de Aguascalientes que no pudieron cobrar su beca, tienen asegurado su pago

18/02/2020
Close