Instituciones participativas en México/ Matices  – LJA Aguascalientes
25/09/2020


Uno de los canales para participar en el mundo son las instituciones participativas, aquellas instituciones que son diseñadas única y exclusivamente para participar; solo tienen el fin de que la ciudadanía participe en los asuntos públicos. Hay otros canales para participar como el voto, los mecanismos de democracia directa, las organizaciones de la sociedad civil o las manifestaciones; las instituciones participativas son un canal que en México existe y que podemos ponerle ojo para fortalecer nuestra democracia.

En México, las instituciones participativas más importantes son las siguientes: consejos ciudadanos consultivos, comité de participación ciudadana del sistema estatal anticorrupción y los presupuestos participativos.

Sobre los consejos consultivos de participación ciudadana, son regularmente vistos en el ámbito municipal, existen diversas temáticas de ellos, por ejemplo, consejos ciudadanos de catastro, de medio ambiente, de transparencia, de participación ciudadana y de seguridad. Estos consejos, al ser instituciones participativas su único objetivo debe ser que la ciudadanía participe en la discusión y aprobación de las políticas respecto de esas temáticas, algunas de las características que deben tener para ser plenamente participativos son que estén conformados en su mayoría o totalidad por ciudadanos o ciudadanas, hay casos particulares donde este tipo de consejos aunque llevan el nombre de ciudadanos, son formados por autoridades municipales o en algunos otros casos como los comités de adquisiciones son formados por las cámaras de comercio, cuando deberían formarse por ciudadanos que no tengan intereses particulares en los asuntos. Otra característica esencial, es que deben ser electos mediante un procedimiento de participación abierta; en este caso puede ser mediante una convocatoria pública abierta a la ciudadanía o mediante sorteo donde se seleccione a las y los ciudadanos que participarán en esos consejos, siempre y cuando haya una retribución que darles. El primer modelo de integración mediante convocatoria, según la teoría suele ser un poco desigual, porque son aquellos y aquellas ciudadanas que gozan de algún tipo de privilegio quienes se apuntan a participar, replicando ciertas desigualdades, el modelo de sorteo suele ser más igualitario; sin embargo, este segundo modelo debe ser aplicado para casos prácticos, por ejemplo para alguna asamblea ciudadana sobre alguna obra trascendente o para la aplicación de un jurado ciudadano. 

Otra característica que debe cumplir esta institución participativa es la de garantizar la continuidad de la integración del Consejo aun cuando la administración termine, es decir, que la duración del Consejo no se circunscriba a la duración de la administración partidista, eso garantiza cierta independencia respecto de la autoridad; y por último también se debe garantizar que el actuar de estos consejos sea independiente y autónomo, esto podría ser mediante una valoración de perfiles. 

Sobre los Comités de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción, desde mi visión es una de las instituciones participativas más importantes en México, aunque algunos autores lo han clasificado como el brazo ciudadano del Sistema Anticorrupción y en algunas legislaciones locales le han dado atribuciones particulares, me parece que la principal debe ser que su objetivo sea que la ciudadanía participe en el control de la corrupción en el país, y es ahí donde tiene su principal reto: motivar mediante distintos canales a participar; por ello es fundamental que la ciudadanía conozca y se apropie de esta figura para que la encuentre como una institución mediante la cual pueda participar haciendo propuestas en el control de la corrupción, denunciando, vigilando y constituyendo jurados ciudadanos para casos paradigmáticos de corrupción; por ejemplo, hoy en el ámbito nacional existe un caso paradigmático donde la ciudadanía podría activarse a través de esta Institución para darle seguimiento.

Si bien es cierto que en algunos estados esta Institución sí ha cumplido con el objetivo de canalizar la participación de la ciudadanía, en otros estados no lo han hecho de esa manera y se han quedado en el limbo, en buena parte porque su proceso de designación no ha sido vigilado por la ciudadanía y no se ha garantizado la plena autonomía en su integración. Habrá que exigir que los perfiles de estos Comités sean más cuidados y que en su actuar se conviertan en una verdadera institución participativa. 

Por último, los presupuestos participativos en México, que son políticas establecidas para que la ciudadanía participe en el destino del presupuesto de su municipio o estado, es una Institución a la que le falta mucho por fortalecer en el país; existen algunos casos de éxito y otros de fracaso en este modelo; según el Atlas Mundial de Presupuestos Participativos 2019, se registran 18 ejercicios de presupuesto participativo en México destacando la Ciudad de México, Guadalajara, Zapopan, Puebla, Chihuahua, San Pedro, Tepic y Querétaro. Ejercicios que se deben estudiar a fondo uno por uno para entender sus particularidades; pero es evidente que no es una práctica común en el país, para contrastarlo con otro país de la región, República Dominicana registró más de 127 ejercicios de presupuesto participativo, por lo que para el futuro próximo incentivar más y mejores ejercicios de presupuesto participativo en el país debe ser una prioridad y no desincentivarlos como es el caso de la Ciudad de México donde se ha puesto en duda su realización. En el futuro de nuestra democracia y la nueva normalidad, debemos ir por una democracia participativa de mayor calidad y fortalecer estas tres instituciones participativas nos puede ser de mucha ayuda.

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous Contrataciones Abiertas: herramienta para combatir la corrupción/ Arcana Imperii 
Next Lo bello afeado/ Imágenes de Aguascalientes 
Close

NEXT STORY

Close

Se llevó a cabo la Primer Olimpiada UPA de Matemáticas

29/04/2015
Close