La Purísima… Grilla: In silentio mei verba - LJA Aguascalientes
27/05/2024

Danzón dedicado a nuestro amigo Roberto Valdés Ahumada, autor de La columna J aquí mero, en las páginas de LJA.MX, quien recientemente participó en un debate en A Opinión de Aníbal Salazar, quien tuvo a bien reunirse con Pepe Proa y Francisco Ruiz para “debatir” sobre el nombramiento de que hiciera la LXIV Legispilladura de Francisco Martín Muñoz Castillo como titular del Órgano Superior de Fiscalización de Aguascalientes, el cual estuvo tan entretenido como la lucha en que Rey Misterio perdió un ojo, mucho ruido y pocas nueces.

El supuesto debate pronto pasó a debacle porque a pesar de los llamados a la cordura de Aníbal Salazar, a los participantes se les subió el olor a gel antibacterial a la cabeza y comenzaron a gritarse, que si Roberto Valdés es nuestro empleado (recuerde que es Contralor Interno del Congreso), que si Francisco Ruiz es un incendiario con aspiraciones políticas (expresidente de Coparmex y consejero local del INE) y que si Pepe Proa es… bueno, pues Pepe Proa. El chiste es que si alguno de los dipupillos del Congreso estaba siguiendo la transmisión lograron que se rieran a carcajadas por hacerles el trabajo sucio. El nombramiento de Francisco Martín Muñoz Castillo fue un estercolero, pero eso no lo quisieron discutir, al grito de entre amiguis podemos despedazarnos pero jamás nos haremos daño se rasgaron vestiduras, desenvainaron en balde y, al final, le dieron con todo a Susana Distancia y se abrazaron fraternales.

Recapitular. El estercongreso de Aguascalientes se tardó lo que quiso en ver cómo suplía la ausencia de Héctor León Acero Lozano, cuando al fin se le pega la gana a Guillermo Alaniz de León dar a conocer la convocatoria, reciben críticas; cuando la Legispilladura da a conocer los seleccionados, en una rueda de prensa Clemente Villalobos Llamas, presidente de la Comisión Anticorrupción Coparmex; Ana Susana López de la Parra, presidente Comité Ciudadano Anticorrupción (CCA); Netzahualcóyotl López Flores, comisionado presidente Comité de Participación Ciudadana (CPC); y Raúl González Alonso, presidente local de Coparmex, les hicieron un cartel enorme con peras y manzanas donde les explicaban por qué estaba mal su selección; el diputado que más dinero gastó en su campaña, Luis Enrique García López, puso el grito en el cielo, indignadísimo porque cómo se atrevía nadie a cuestionarlos y chilló y chilló y chilló, con la misma elocuencia con que da gracias a diosito por su curul en las entrevistas pagadas; la analfabeta funcional y presidente de la Comisión de Vigilancia, Karina Eudave Delgado, insistió en defender la terna presentada (Javier Quezada Mora, Yolitzin Rodríguez Zendejas y Francisco Martín Muñoz Castillo) que porque sí cumplían con los requisitos, cuando ya habían exhibido a los candidatos y no, no cumplían con los requisitos, en complicidad con Guillermo Alaniz de León, Juan Manuel Gómez Morales, Enrique García López y Gustavo Báez Leos, llevaron la terna al pleno y ahí la votaron por cédula, porque hasta para eso, para hacer sus cochinadas, lo hacen en lo oscurito.

Con voto secreto la LXIV Legispilladura eligió a Francisco Martín Muñoz Castillo, está bien, ya pusieron al panista que querían, se pasaron el proceso por el arco de la opacidad y dejaron de ver que el actual titular del Osfags no tiene la experiencia para ese cargo, no la puede tener porque es Licenciado en Derecho, y al frente de una auditoría debe estar un contador público certificado en materia gubernamental. En el debate de A Opinión, Paco Ruiz y Pepe Proa, ocupados en resaltar sus propios méritos, se fueron en banda con la falacia que presentó Roberto Valdés Ahumada, que unas cartas de recomendación buenísimas con sello de Santo Domingo y sabe qué más. Lo único cierto es que Francisco Muñoz no era el mejor candidato y aun así lo eligieron.

Tu quoque Roberto Valdés tu quoque, ya en una Columna J dispensó a todos sus jefes señalando que la elección del titular del Osfaags es “un acto consumado” y que por el bien de la “gente muy valiosa que ha dado muestra de un trabajo íntegro y del mismo modo ha puesto en alto el nombre del denominado Osfags”, en vez de señalar el puerquero del Congreso y desatino de los diputados, había que sumarse a “la dinámica de construcción, tanto los perfiles políticos como la sociedad”, ah, caray, ¿pues qué el Osfags es la escuela de cuadros del PAN?, ¿o sea que porque hay gente buena en el Osfags vamos a dejar que les pongan un jefe que no sabe? En ese mismo artículo, nuestro columnista asegura “Nuestro sistema político se desenvuelve en un Sistema Nacional Anticorrupción, cuyos principales soportes son la transparencia, la fiscalización y la participación ciudadana. En esa triada, es como se desarrollarán las oportunidades para erradicar la corrupción y ejercer la impartición de justicia”, ¿en qué quedamos?, ¿cerrar los ojos ante un hecho consumado?, ¿dejar pasar la ignorancia de los diputados a pesar de los señalamientos? Lamentamos que a Roberto Valdés lo presenten como el ganador de un debate que no se dio, en donde sólo excusó la falta de compromiso de los diputados con la transparencia y la rendición de cuentas. En A Opinión dijiste que presentabas tus comentarios a título personal, pero te declaras vencedor como empleado del Congreso, y pues no. Lo lamentamos.

No dejan de resonar las palabras de López Obrador: “No estamos abandonando a las mujeres, estamos protegiendo a las mujeres, se está castigando a los que asesinan mujeres, el feminicidio. No hay disminución del presupuesto, nunca se había protegido tanto a las mujeres de México como ahora”, y aunque esto es punitivo, al más puro estilo del patriarca, para lo único que serviría su declaración es para destacar que mientras existe otra estrategia de prevención se lleven a cabo las leyes que ya están establecidas alrededor del feminicidio. En Aguascalientes, le contábamos, estamos a la espera de que se dictamine como feminicidio el asesinato de “Eva”, la mujer de 73 años que fue golpeada y abusada sexualmente por su hijo. Más allá del terrible relato, el punto es determinar que por el momento no se puede hacer la imputación por feminicidio en contra de Jesus “N”, pues la Unidad de Atención Integral a la Mujer le formuló imputación ante el juez de Control y Juicio Oral por su “presunta participación en los hechos delictivos de violencia familiar, violación en grado de tentativa y lesiones dolosas calificadas”, esto fue antes de que “Eva” falleciera el domingo. Hay que esperar el resultado de histopatología para determinar la causa de la muerte y así, con resultados en mano, el agente del ministerio público de la Fiscalía de Jesús Figueroa Ortega podrá solicitarle al juez la reclasificación de los delitos. Hacemos el apunte porque en este tipo de casos aunque el dictamen científico tiene la palabra, seguramente arrojará elementos de que la muerte derivó de las lesiones, y pues sólo nos queda atender que aquí es donde se ponen a prueba las capacitaciones con perspectiva de género de ministerios públicos y jueces, que se ceñirán a dos de las causales establecidas para el feminicidio de parentesco y del abuso sexual, de todas maneras hay que estar atentos a que, efectivamente, se consigne por feminicidio, no vaya siendo que en una de esas se murió por diabetes, y ni justicia en vida ni en muerte recibirá la víctima… ah, no, que el incremento de penas no significa justicia, ¿o aquí cómo hablamos de reparación de daños y de justicia cuando “Eva” ya no está? Quienes deberían responder serían los diputados y diputadas del Infame Congreso de la Paridad de Género Aida Karina Banda Iglesias, Ma. Irma Guillén Bermúdez del Partido Encuentro Social, Sergio Augusto López Ramírez, de Verde, Mario Armando Valdez Herrera, de Nueva Alianza, Elsa Amabel Landín Olivares, del PRI, Natzielly Teresita Rodríguez Calzada, de Morena y Luis Enrique García López, del PAN, promoventes de las adiciones al Código Penal para aumentar penas a todo lo que se mueva como delito, a ver, diputados, ¿cómo aplica la reparación de daños para la señora “Eva”?

Sin vergüenza, la diputada priista Elsa Amabel Landín Olivares se desgarró las vestiduras, otra vez, al acusar con su dedo flamígero a la actual administración federal de López Obrador, que porque las mexicanas dejaron de interesarle al gobierno “ya que ni la vida, ni la integridad, ni la salud de las mexicanas forma parte de los objetivos prioritarios de este sexenio”, nombre, si casi la vimos llorar sobre las iniciativas que ha propuesto para erradicar la violencia de género, o sea, ni una, la imaginamos secarse las lágrimas con las copias de la iniciativa del Pin Parental, esas que no leyó, la vimos gritar angustiada por, citamos el boletín del Congreso: “insultante el crecimiento de un 300 por ciento en los casos de feminicidios, a la par de que aplicaron una reducción del 75 por ciento del presupuesto para el Instituto Nacional de las Mujeres”, mientras que Elsa Amabel no ha hecho nada, nada, por perfeccionar leyes, impulsar iniciativas en prevención y atención a la violencia, o ¿qué, ya va a presentar la que deja de criminalizar el aborto o la que tipifica la violencia obstetra? Muchas lágrimas de cocodrilo.

Palabras llanas. La asesora en Gestión Ambiental, María Esther Figueroa, quien conoce el Relleno de San Nicolás, como dicen por ahí de pe a pa, advirtió, durante la rueda de prensa que dio un grupo de activistas medioambientales y que realizó el estudio del lamentable estado de este lugar de confinamiento de residuos, que los lixiviados son elementos producidos en los rellenos sanitarios altamente tóxicos, al tener altas cantidades de materia orgánica y ser muy ácidos pues se integran también con metales pesados, a tal grado que si llegan al agua la contaminan de forma muy importante. “el asunto es que aquí están llegando al suelo y de ahí fácilmente a los mantos acuíferos”, explicó la científica. María Esther Figueroa recordó que un relleno sanitario debe contar con un diseño de ingeniería que debe evitar el impacto ambiental en el suelo, el agua y el aire, y el de Aguascalientes está a nada de llegar a los sobreexplotados mantos para sumar otro problema a la ya de por sí existente escasez del vital líquido. Luego de esta denuncia ante los medios de comunicación, se espera que más pronto que rápido las autoridades del municipio capital, del estado y la Federación se coordinen para solucionar esta situación que es real y no puede esperar. Esperemos que atiendan al llamado. 

La del estribo. De reversa, mami, de reversa… pobre Arturo Herrera, apenas el martes había recomendado el uso del cubrebocas como “uno de los elementos más importantes para protegernos, va a ser uno de los elementos que permita relanzar con mayor éxito la economía. Vamos a tener que trabajar en condiciones distintas en la economía, vamos a tenernos que adaptar”, cuando al día siguiente López Obrador lo hace recular, otra vez, al grado que tuvo que explicar el secretario de Hacienda que nomás era una analogía, qué duro.


 

@PurisimaGrilla


Show Full Content
Previous Esperanto, una lengua internacional/ De imágenes y textos 
Next INE, cambio de jugada: Mario Delgado cede por “premio mayor”
Close

NEXT STORY

Close

La Purísima… Grilla: Formaciones militares

06/05/2016
Close