La Purísima… Grilla: Inocente Palomita - LJA Aguascalientes
01/12/2021

Sinvergüenza, la diputada Paloma Amézquita Carreón miente con todos los dientes al presentarse como defensora de los derechos de los niños, en relación con la reforma a la Ley de Educación del Estado de Aguascalientes, trastoca lo que aprobaron a ciegas en el Congreso, ya sea por ineptos (no nos dimos cuenta, justifica Elsa Amabel Landín) o por analfabetas (nos pasaron mal el resumen los asesores, chilla Pedro Heder Guzmán). La panista, que se muere de ganas de ser la Lilly Téllez de Aguascalientes, dice que el Pin Parental se trata de la participación de los padres de familia en el diseño de los contenidos educativos, cuando lo que Paloma Amézquita defiende es que se aleje a los niños de las aulas cuando los padres quieran, la reforma dice “La Autoridad Educativa Estatal dará a conocer de manera previa a su impartición, los programas, cursos, talleres y actividades análogas en rubros de moralidad, sexualidad y valores a los padres de familia a fin de que determinen su consentimiento con la asistencia de los educandos a los mismos, de conformidad con sus convicciones”, nada tiene que ver con la defensa de los derechos de los niños.

Ignorancia. Hay gente a la que le gusta hacer el ridículo, pero más que eso, lo peligroso es que le gusta obstruir a las personas sus derechos humanos, el caso más cercano es la doblemente diputada panista y presidente de la Comisión de la Familia del Congreso infame del Estado, quesque el de la Paridad de Género, Paloma Amézquita, quien insiste a través de un video con la legislación del Pin Parental y que justifica citando la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el Pacto de San José que en su entendido se queda con el parrafito en el que se garantiza que los padres y tutores impartirán la educación moral y religiosa de sus convicciones. En su infinita ignorancia, Paloma Amézquita destaca unas cuantas líneas a modo de estos textos, pero qué podíamos esperar de ella, cuando en sus iniciativas es capaz de citar a William Harvey, un biólogo nacido en 1578, para sustentar “científicamente” lo que ella y su partido llaman “la vida desde la concepción”. Por fortuna, la Comisión para la Igualdad de Género del Congreso de la Unión de la LXIV Legislatura ya se posicionó contra el Pin Parental, y estableció que toda persona tiene derecho de a la educación laica, democrática, nacional, equitativa, inclusiva, intercultural, integral, de excelencia que tiene como objetivo luchar contra la ignorancia y contribuir a la mejor convivencia humana. También la organización Save The Children se posicionó contra el Pin, y determinó que contraviene a diversos ordenamientos legales nacionales e internacionales, como la Convención sobre los Derechos del Niño, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, fundamentalmente en lo que se refiere a los derechos de: Interés Superior de la Niñez; Igualdad Sustantiva; No Discriminación; Vivir en Condiciones de Bienestar y Sano Desarrollo Integral; Protección a la Salud y a la Seguridad Social; Educación; Libertad de Expresión y de Acceso a la información y Participación

Lucro. Paloma Amézquita se siente empoderada porque su padrino Rubén Camarillo ya prometió empujarla para que no se quede sin hueso, y como se acaba de reunir con Gustavos Báez Leos, la diputada cree que ya está en las grandes ligas, cuando no es más que un peón en el juego mezquino de Fernando Herrera, Arturo González y Rubén Camarillo… eso y una pálida sombra de los devaneos de la senadora que saltó al PAN, Lilly Téllez, quien ha emprendido una campaña en contra de Olga Sánchez Cordero, a quien con franca estulticia acusa de “en lugar de promover que haya mejores escuelas y mejor educación, quiere decirle a nuestros hijos que pueden cambiar de sexo”. Mismo discurso que equivoca la senadora Martha Márquez, quien también se siente candidateable y pasa de buscar las cámaras y micrófonos al defender a los padres de niños con cáncer a defender el Pin Parental indicando que “salvaguarda” a la familia, la panista confunde la participación de los padres en las asociaciones que se relacionan con la escuela, con un activismo conservador trasnochado, dice Martha Márquez que defiende el Pin porque los papás “están pidiendo que se les respete ese derecho a educar a sus hijos”, bueno, eso no es lo que dice la reforma de la ley, pero en campaña los veréis.

El pez por su boca muere. Le vamos a guardar en letras de oro a Paloma Amézquita para recordarle lo único que dice correctamente en su video, citamos: “Los derechos no están sujetos a opiniones ni encuestas, no están sujetos a voluntades ni de mayoría ni de minorías, los derechos simplemente se respetan y el Estado debe garantizarlos”. La próxima vez que ella y su compinche Gustavo Báez quieran entorpecer la legalización del aborto haremos que mastiquen sus propias palabras.

Los extremos se tocan. El problema con discursos como los de Paloma Amézquita es que no vienen solos, otro que reproduce continuamente insensateces peligrosas es el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien fue cuestionado por la reportera Isobel Yeung, de Vice, sobre los recortes presupuestales a los programas de alerta de género. López Obrador continúa con su discurso omiso, y miente sobre que el Estado ha dado a las mujeres apoyo, continúa con su discurso contra la corrupción y no comprende cuál ha sido el papel que su Gobierno ha tenido en materia de género, lo que le han demandado organizaciones civiles. “No estamos abandonando a las mujeres, estamos protegiendo a las mujeres, se está castigando a los que asesinan mujeres, el feminicidio”, como si el castigo fuera la solución para erradicar la violencia de género, López Obrador se olvida que cada día, durante su gobierno, son asesinadas por violencia de género 11 mujeres, lo menosprecia al decir que: “En México no hay tortura, no se permite, en México no hay masacres, en México estamos construyendo la paz con justicia”. Discursos como el de Paloma Amézquita y el de López Obrador son similares cuando en la realidad miles de niñas, niños, jóvenes y mujeres son abusadas sexualmente en su casa, cuando no hay seguridad para ellas en la cotidianidad y viven multiples violencias, cuando son ellas las que siguen al frente de los cuidados y las responsabilidades ante un Gobierno incapacitado para entender sus necesidades. El recorte a los presupuestos en distintos rubros de la agenda de género, el negar los derechos de la infancia vulneran de la misma manera las vidas que estos dos ignorantes prometieron defender. Lo más grave, son los cómplices de la ignorancia, quienes promueven estos discursos y reparten culpas, ya sea porque les conviene a sus bolsillos, ya sea porque encuentran algún beneficio en promover el odio.

Acosadores. Luego de la denuncia que varias mujeres trans presentaron ante el Centro de Justicia para las Mujeres por acoso, maltrato y exigencia de cobro de piso por parte de policías, especialmente preventivos: uno de ellos trató de amedrentar a una de las denunciantes para “convencerla” de que retiraran la acusación. Ese actuar lo único que provocó es que solicitaran una cita directamente con el fiscal del estado, Jesús Figueroa Ortega, para pedirle que tome cartas en el asunto y cesen, además de los motivos por los que denunciaron a los elementos, ahora por acoso al grupo, al contar con los datos del “defensor de la ley” como nombre y número de patrulla. Ahora esta situación es también del conocimiento de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Aguascalientes, desde donde estarán al pendiente del encuentro de las mujeres con el fiscal. Esta situación nomás viene a abonar de lamentable manera la difícil situación por la que de por sí ya pasa este sector de la sociedad, vulnerable de muchas maneras, más ahora en medio de la pandemia del coronavirus. Desde aquí hacemos un llamado a las autoridades para que, de una vez por todas, se ponga solución a este añejo problema, pues el derecho a la seguridad pública la tenemos todas las personas; lamentablemente es por demás que estos “servidores públicos” sean los que violenten a la ciudadanía, generando sólo desconfianza al trabajo de toda una corporación que seguramente no la merece.

La del estribo. Ya les leyó la cartilla el coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado Carrillo, a los aspirantes al Consejo General del INE, les advirtió que deberán “independientes, con valores profundamente democráticos, personas que crean en la honestidad, que valoren el servicio público y la austeridad republicana”, ¿ser como John Ackerman?, ¿eso quiso decir Mario Delgado?, pues albricias entonces, los cuatro nuevos consejeros podrán “heredar” propiedades siempre y cuando no peleen por su salario.

 

@PurisimaGrilla



Show Full Content
Previous “La justicia llega tarde, pero llega”, dice víctima de César Duarte
Next Presentan denuncia formal contra maltratador y trabajadores del antirrábico en Aguascalientes
Close

NEXT STORY

Close

Inicia gira de promoción por Japón

21/10/2013
Close