Médicos cubanos, fraude probado/ Análisis de lo cotidiano  – LJA Aguascalientes
15/08/2020


Se le llama “fraude probado” a aquella actividad que en varias ocasiones ha sido demostrada como engaño y ya no necesita ser comprobada. Lo más grave del asunto es que existen muchos fraudes probados que han sido denunciados y corroborados en innumerables ocasiones y la gente sigue cayendo en ellos. Uno de los más antiguos que recientemente se repitió y además con permiso oficial es el de los médicos cubanos. Aquí entre nosotros hay una larga historia de tales hechos. El primero que recuerdo ocurrió en 1992 cuando el DIF Estatal organizó unas conferencias de asistencia infantil que incluía medicina, fisioterapia y apoyos sociales. Se realizó en el recién inaugurado Teatro de Aguascalientes, como uno de los eventos iniciales para darle lustre a tan digno espacio. Un grupo de “neuropediatras” cubanos presentaron algo sorprendente, la curación de parálisis de miembros inferiores de diversas causas mediante una técnica de estimulación. Para esas fechas ya se había constituido la Sociedad de Neurología de Aguascalientes y los integrantes acudimos muy motivados. 

Las conferencias nos parecieron increíbles, inadmisibles y dudamos de los resultados. En uno de los descansos nos acercamos a los médicos y los invitamos a una convivencia académica con nuestra Sociedad. Se negaron rotundamente. En 2002 se realizó una reunión nacional de Salud Mental en la ciudad de Querétaro, dedicada especialmente a diseñar estrategias para la atención de los adictos. La representante de la Secretaría de Salud nos dijo a los asistentes que proveníamos de todo el país, que no nos preocupáramos, que la solución estaba en que contratáramos a un grupo de cubanos y que los trajéramos por toda la nación impartiendo capacitación. Ella aseguraba que costaría una fortuna pero que bien valía la pena. Todos los participantes nos negamos porque además de incosteable era una ofensa al trabajo que ya estábamos realizando. Y para rematar, en 2010 acudieron a nuestra ciudad nuevamente a participar en un evento del DIF Estatal un grupo de cubanos, entre los cuales venía la directora y la subdirectora del Centro Nacional de Atención a las Adicciones de Cuba. Visitaron el centro que teníamos aquí en la Dirección de Salud Mental y durante el recorrido fueron comparándose con nosotros y resultó a fin de cuentas que nos parecíamos mucho. Al terminar le hicimos la observación de que había una diferencia, estaban comparando a un país con un pequeño estado. 

Y ahora con la Pandemia del Covid-19 el fraude cobró proporciones internacionales, los italianos y españoles cayeron en el anzuelo, aunque rápidamente se desengañaron y los regresaron. Nuestro país como de costumbre les volvió a comprar su falacia y los recibimos con los brazos abiertos. Como era de esperarse nuevamente resultaron fraudulentos, ni son expertos, ni saben de epidemias ni han hecho nada. Durante la Guerra Civil Española y las dictaduras militares de Chile, Argentina y Uruguay nuestro país recibió a destacados médicos que vinieron a aportar ciencia y sabiduría. Muchos de ellos se quedaron entre nosotros. Los cubanos no tienen nada que aportar.



Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous Libramiento carretero poniente: Licitación pública transparente/ Arcana Imperii 
Next La Purísima… Grilla: Tamaños 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

NEXT STORY

Close

Mejorar el salario mínimo y los derechos de los trabajadores, retos del nuevo gobierno

17/12/2018
Close