Orden nuevo/ Debate electoral  – LJA Aguascalientes
24/09/2020


Varias líneas se han escrito acerca de la reforma más reciente en materia política electoral que data del año 2014. En un muy breve resumen, tras dichas modificaciones, se hizo una nueva conceptualización del sistema político electoral nacional, con un ánimo renovador en las instituciones que lo conforman (iniciando con la modificación del entonces Instituto Federal Electoral, por uno de carácter nacional) y el mejoramiento a través de la actualización de las reglas de la competencia, todo con el objetivo de fortalecer la participación de la ciudadanía en los procesos electorales, brindar mayor certeza a las elecciones federales y locales, y con ello avanzar en pos de la anhelada consolidación democrática.

En ese sentido, el creado Instituto Nacional Electoral, heredero del IFE, no sólo continúa con el legado de la institución que organiza las elecciones de carácter federal en el país, relativas a la presidencia de la república, senadurías y diputaciones federales, sino que además, se fortalece al atribuírsele la facultad de la rectoría del sistema electoral nacional, logrando con ello el que los procesos electorales en todo el país se realicen bajo estándares comprobados de calidad y eficiencia.

Una de las atribuciones novedosas, tendientes a la condición que se señala anteriormente, es la de atraer para sí, conforme a la disposición contenida en el artículo 124 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, una elección o parte de ella cuando la trascendencia de la misma lo amerite, o cuando se trate de fijar un criterio que resulte novedoso o relevante en su interpretación.

Por supuesto que tal condición no es arbitraria. El Consejo General, su máxima autoridad, debe fundar y motivar el interés superlativo de la atracción y valorar el alcance que tendrá tal afectación, ya sea en la ciudadanía de manera directa, o bien, en el aparato electoral que redundará, definitivamente en el sistema.

En estos días, se contempla la posibilidad de que el INE ejerza su autoridad rectora y atraiga para sí la homologación de calendarios en ocasión de los procedimientos de selección de candidatos por parte de los partidos políticos, así como del periodo de obtención de apoyo ciudadano de las y los aspirantes a una candidatura independiente.

La situación que enfrentamos no se había previsto. Por un lado, nos enfrentamos a la elección más grande de este país, en cuanto al número de cargos en disputa, como en la cantidad de personas que potencialmente pueden asistir a las urnas a votar. Ello no es menor, si consideramos por un momento, la cantidad de aspirantes a una candidatura, las candidaturas que habrán de ser revisadas en sus requisitos, registradas y fiscalizadas para los cerca de tres mil quinientos cargos federales y locales. Por el otro, las condiciones actuales de la contingencia sanitaria han provocado, entre otros aspectos, la suspensión de plazos o el diferimiento de algunos de ellos.

En Aguascalientes, por ejemplo, el legislador tuvo a bien indicar a la autoridad administrativa local que el inicio del proceso local se llevará a cabo, de manera excepcional, dentro de la primera semana del mes de noviembre del presente año. Así, en cada entidad federativa, en ejercicio de su autonomía se han determinado plazos en la legislación, los cuales obedecen a las características (permanentes o no) propias de cada uno de los estados.

Ante esa heterogeneidad de plazos y fechas, se ha vuelto compleja la organización en tanto a las facultades de revisión de apoyos ciudadanos a las y los aspirantes a una candidatura independiente, y a la fiscalización de las candidaturas de todo el país, actividad que solamente se realizan en las oficinas centrales del INE, con el apoyo de sus órganos delegacionales.

Esta facultad no es nueva en sí misma, puesto que la autoridad nacional ya realiza de manera exclusiva, para elecciones locales y federales, actividades como la administración de tiempos oficiales en medios de comunicación, la capacitación electoral, la ubicación de casillas y designación de funcionarios de sus mesas directivas. Todas ellas con la calidad a las que nos tienen acostumbrados.

De llevar a buen puerto esta atracción, veríamos modificados los calendarios tradicionales con fechas en las que los apoyos ciudadanos a quienes aspiran a una candidatura independiente salgan a las calles a finales de este año, y precampañas justo al iniciar 2021, para garantizar el apoyo necesario de la autoridad federal. 

El motivo es claro, brindar certeza con la máxima anticipación posible, a los involucrados en el proceso electoral 2020-2021, sorteando todas las dificultades que se presenten de la mejor manera.

 

/LanderosIEE

@LanderosIEE

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous Señorío del tecnicismo jurídico/ Opciones y decisiones
Next Después de 35 años sigo con el dedo en el renglón/ El banquete de los pordioseros 
Close

NEXT STORY

Close

Entregan anteojos a alumnos de primarias

01/11/2017
Close