Secretaría de Salud asegura que no se escatimarán recursos para adquirir la vacuna contra el Covid-19 – LJA Aguascalientes
14/08/2020


CIUDAD DE MÉXICO. – El secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, aseguró que, aunque no se ha especificado un precio unitario para una eventual vacuna para el covid-19, el Gobierno de México no escatimará recursos para adquirirla. Anunció que el viernes se firmará el convenio con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“En el Gobierno de México no hablamos de limitaciones de presupuesto. Es inversión la salud, las vacunas, y se hará todo lo necesario para cubrir desde el principio el anticipo, por llamarlo así, como en el seguimiento y la compra de lo que sea necesario”, indicó en la conferencia de prensa vespertina sobre covid-19, durante la sesión de preguntas y respuestas.

Previamente, el secretario Jorge Alcocer ofreció una actualización sobre la inmunopatología del virus y se refirió a la situación que guarda el desarrollo de las vacunas en el mundo.

Recordó que dentro de los esfuerzos internacionales para el aceleramiento, desarrollo, producción y distribución de la vacuna contra el SARS-CoV-2 está la Coalición para las Innovaciones de Preparación para las Epidemias (CEPI).



El desarrollo tradicional de las vacunas, explicó, es un proceso largo que en general tarda hasta cinco o seis años y requiere muchas acciones para producir una vacuna y su autorización.

Indicó que están en prueba actualmente 28 tipos de vacuna en fase clínica y más de 141 en fase preclínica.

“Están en la fase clínica más avanzada las del Instituto de Productos Biológicos de Wuhan, de la empresa Sinopharm, y la de Beijing; y la Universidad de Oxford y AstraZeneca; en tercer lugar, por iniciar todavía está en estos días el inicio, en Moderna.

“Hay otras prometedoras, CanSino Biologics y otras que están hacia abajo, pero están apenas en inicio de la fase uno y la fase dos”, detalló.

Mencionó que la Organización Mundial de la Salud se encarga además de darle seguimiento a la meta de cubrir el 20 por ciento de la población en cada país con prioridad en los siguientes grupos: en los trabajadores del sector salud, de seguridad social, en los adultos mayores de 65 años y en adultos con comorbilidades.

“Como ustedes saben, pues nosotros tendríamos con un 20 por ciento de la población. Tal vez nos falte cubrir esto porque sí necesitaríamos aumentarlo”, dijo.

Al final de su exposición señaló que aún se desconoce la duración potencial de la inmunidad de la futura vacuna.

“Y finalmente la vacuna deberá distribuirse de manera equitativa a todos los países y a todas las comunidades, especialmente a los más vulnerables, y esto está de acuerdo a la propuesta de resolución para asegurar el acceso global a los medicamentos, vacunas y equipo médico necesarios para enfrentar la epidemia, y que hiciera el señor presidente Andrés Manuel López Obrador, tanto en el Grupo 20 como en el seguimiento en la Organización de las Naciones Unidas”, concluyó.

 

Acercamiento con Covax

Ya en la sesión de preguntas, Alcocer recordó que no se ha precisado el estimado del costo de la vacuna en México, pero la dependencia que encabeza y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) consideran que estarían en el precio “medio”.

“Efectivamente, el camino ya está planteado por México, al igual que otros países. Les recuerdo, el más emblemático, como es Inglaterra, ellos tienen su propia vacuna, que yo que creo que es una de la que tiene mayores probabilidades. No primero, pero sí con la calidad y potencia necesarias. Pero ellos mismos han puesto sus aportaciones para otras dos, para una de Holanda y otra de otro país europeo”, indicó.

Señaló que existe acercamiento con las vacunas promovidas por Covax, fortalecida por la Organización Panamericana de la Salud.

“En eso no ha habido más que acercamientos y propuestas. En su momento va a ser necesario tener una cuota de participación, una cuota económica, pero todavía esto no se desarrolla, no se logra.


“Pero ese es el camino que seguimos y por normatividad y por claridad de todo lo que se requiere en esta parte, está participando la Secretaría de Relaciones Exteriores” y con Birmex (Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México), reiteró.

Recordó que en México también hay potencial de investigación participativa como es el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y otras universidades que están por recibir un apoyo económico para impulsar un proyecto en México, por medio de los Programas Nacionales Estratégicos (Pronaces).

“Ya hay varios caminos de producción de vacunas con el mismo elemento técnico que al cambiar el virus , como lo señalé, al darle otra molécula acompañante y conocimiento de otro virus, pues se facilita más rápido, y México tiene esa biotecnología de primera”, añadió.

Respecto a la aprobación de la ley de adquisiciones que fue aprobada por la Cámara de Diputados y el jueves se llevará al Senado de la República, comentó que se pretende poder comprar todos los medicamentos necesarios requeridos por la sociedad mexicana para el 2021, incluyendo vacunas.

 

Aplicación móvil

Al hablar sobre la aplicación móvil CovidMx para teléfonos móviles creada por el gobierno mexicano, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, aseguró que no tuvo un costo relevante, se hizo con los propios funcionarios, servidores que trabajan en la Unidad de Política Digital Nacional del Gobierno de México, adscritos a la Presidencia, liderado por Emiliano Calderón y que ha sido de gran utilidad para detectar y dar seguimiento a personas que presentan síntomas o han sido contagiadas del virus SARS-CoV2 que provoca Covid-19.

“A esta aplicación se han ido agregado otras funcionalidades y se trabaja en este momento en agregar un componente tecnológico de rastreo de contactos. Esto lo que va a permitir es que, de manera voluntaria, por supuesto controlada las personas decidan si quieren incorporar un mecanismo en el que puedan ser identificadas como contactos, garantizando la confidencialidad y solicitándolos para una identificación temprana de contactos de alguien con Covid-19”, añadió.

 

Desencuentros con la prensa

Antes de finalizar la conferencia de prensa, un reportero lanzó una inusual solicitud: que López-Gatell le entregara al presidente Andrés Manuel López Obrador unos papeles cubiertos que dijo eran cuatro estudios impresos envueltos en una bolsa azul sobre la base científica del cubrebocas, porque la semana pasada el mandatario había dicho que no tiene base científica para protección contra el virus.

López-Gatell le preguntó de qué medio provenía, pues le llamó la atención que traía un cubrebocas N95 y no lo reconoció. Le recordó que este tema casi todos los días era tratado, por lo que le pidió revisar las 152 conferencias de prensa.

Además, le comentó que los martes por la mañana, durante la conferencia denominada el Pulso de la Salud, se ha hablado sobre el uso del cubrebocas, junto con el propio presidente López Obrador, porque alguien lo preguntó.

“En síntesis y si le recomiendo no imprimir porque hay que tratar de cuidar el ambiente, la evidencia científica hoy está ampliamente disponible. Hay que señalar, como dijo el secretario, hay más de 35 mil artículos distintos de temas que tienen que ver con el Covid-19 y uno de ellos de interés público en todo el mundo es el de los cubrebocas. Le recomiendo los lineamientos técnicos, precisamente la Guía de Control de Infecciones en la página coronavirus. gob.mx”, resaltó.

Además, le cuestionó que usara el cubrebocas N95, el cual sólo ha sido recomendado para las personas que están en el campo clínico, particularmente en los procedimientos que generan aerosoles como la incubación endotraqueal o las tomas de muestras.

“El cubrebocas, como decíamos ayer, es un aditamento útil para disminuir significativamente la propagación de las partículas a partir de la nariz y boca de alguien infectante. Su uso comunitario masivo puede contribuir a disminuir la probabilidad de que una persona con potencial infectante contagie a otras. Y hay un elemento que es crucial y ahí es donde la evidencia científica tiene todavía un área muy, muy grande de imprecisión o de ausencia de evidencia y es el uso correcto o el uso no correcto del cubrebocas”, explicó.

En ese sentido, siguió recomendando el uso del cubrebocas, acompañándolo con las otras medidas de protección sanitaria ya difundidas, como la sana distancia, el lavado de manos, etcétera.

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous Hasta más de mil 300 pesos por dosis podría costar la vacuna contra el Covid-19
Next Senado aprueba hasta 9 años de cárcel para quienes eviten construcción de vías del tren

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

NEXT STORY

Close

Teatro en la Universidad de las Artes en septiembre

01/09/2016
Close