Conversación/ Bajo presión  - LJA Aguascalientes
28/11/2021

En el Liminar de La llama doble, Octavio Paz se reprocha por haber abandonado el manuscrito de ese ensayo, narra las distracciones diversas que le impidieron desarrollar su idea, hasta que al final, salvando el obstáculo de ser un poco ridículo por, al final de sus días, realizar un libro sobre el amor, comenzó a escribir con una suerte de alegre desesperación, para nuestra fortuna, al menos para la mía, porque he vuelto a sus páginas con la conciencia de que el amor en pareja es una de las conversaciones que hemos abandonado, o al menos relegado hasta resolver las añejas diferencias entre mujeres y hombres, no como géneros que deban luchar entre sí, sino como punto de partida para conformarse personas y ser amantes.

Vuelvo a La llama doble con el pretexto de la pandemia, el encierro obligado nos otorga el tiempo necesario para fustigarnos con el látigo de nuestras obsesiones, una de las mías es la ausencia de diálogo, dónde y por qué abandonamos las necesarias conversaciones esclarecedoras sobre nuestra condición. En México se declaró la emergencia sanitaria apenas unos días después de que las mujeres tomaran la calle y se manifestaran, cuando iban a demostrar el peso que tienen en la economía; estaba convencido que a esos dos días de marzo continuarían retomar las múltiples charlas interrumpidas, desde las más trascendentales hasta las del ámbito privado; no fue así, las muertes y contagios por Covid-19, la necesaria recuperación económica, mantienen nuestra atención en otros asuntos.

Mi obsesión entonces, la vuelco en la relectura de La llama doble. Escribe Paz: “Todos los días oímos esta frase: nuestro siglo es el siglo de la comunicación. Es un lugar común que, como todos, encierra un equívoco. Los medios modernos de transmisión de las noticias son prodigiosos; lo son mucho menos las formas en que usamos esos medios y la índole de las noticias e informaciones que se transmiten en ellos. Los medios modernos muchas veces manipulan la información y, además, nos inundan con trivialidades”.

Trivialidades, desahogar en meme nuestra necesidad de encuentro, disolver la deliberación en gráficos que enlistan consejos, concentrar los motivos en consigna que sentencia hasta eliminar la multiplicidad de sentidos. Otra cita de La llama doble: “El gran peligro que acecha a los amantes, la trampa mortal en que caen muchos, es el egoísmo. El castigo no se hace esperar: los amantes no ven nada ni a nadie que no sea ellos mismos hasta que se petrifican… o se aburren. El egoísmo es un pozo. Para salir al aire libre, hay que mirar más allá de nosotros mismos: allá está el mundo y nos espera”, pero el mundo que percibimos desde el encierro es desde la ventana digital, abundante en nimiedades, la superioridad moral aglomerada en una frase.

Otro asunto que ha puesto en evidencia la pandemia es la violencia en pareja, sólo que deslumbrados por la trivialidad se destacan los episodios íntimos de los actores públicos antes que hablar sobre las causas y propuestas para erradicar estas violencias; un ejemplo cercano es la disculpa pública de un político, justificando su conducta con “nadie me enseñó a ser feminista”, trasladando la responsabilidad a los otros, a la audiencia le bastó o se distrajo y ya no pensó en la víctima, ¿a ella también hay que enseñarla a ser feminista?

Me encuentro con una lista de lemas que sin ningún empacho dictan a la víctima que no se da cuenta, que ahí no es, que la impulsan a la reflexión y a reconocerse como la afectada: Si cuando se enoja golpea cosas a su alrededor… Si sabe que te lastima y aun así lo hace… Si decides callar para que no se enoje… Donde te hagan creer que estás loca o exageras… Si te castiga ignorándote… Si te hace sentir o te dice que nadie más te va a querer… Si se victimiza o te manipula… Si te dice “es tu culpa, tú provocas que yo sea así”, para justificarse… Si sabe cómo te hacen sentir sus comentarios y aún así los sigue haciendo… Si dejas de hacer lo que te gusta… Si solo te endulza el oído, pero no la vida… Si te grita o te maltrata… Donde te hagan perder el amor propio… Si te echa en cara lo que te da, o tienen… Si justifica su actuar con que así es, y no va a cambiar… Si estás pensando en darle otra oportunidad… Si te da miedo… Láminas coloridas con el consejo salvador aventado sobre el otro para abrirle los ojos y decida, ¿qué?

Casi al final del ensayo, Paz describe: “Sometido al tiempo, al cambio y a la muerte, el amor es víctima también de la costumbre y del cansancio. La convivencia diaria, si los enamorados carecen de imaginación, puede acabar con el amor más intenso. Poco podemos contra los infortunios que reserva el tiempo a cada hombre y a cada mujer. La vida es un continuo riesgo, vivir es exponerse”, mientras transcribo vuelvo a sentir lo mismo que al subrayar La llama doble: esto no lo puedo decir, declarar que el amor es una experiencia que merece vivir expuesto y en riesgo, fuera de contexto podría ser considerado un permiso al agresor, una invitación a la víctima, pero sólo si omitimos la generalización, la determinación con que se igualan todas las violencias cuando se admiten como víctima, sobre todo, cuando se anula la capacidad de entendimiento que trae la conversación.

“Reinventar el amor es reinventar a la pareja original, a los desterrados del Edén, creadores de este mundo y de la historia”, define Paz, yo estoy convencido de que la conversación de esos desterrados inició al hablar sobre cómo sería el mundo nuevo que habrían de habitar, juntos, hablando.

Coda. Explica Octavio Paz que La llama doble tiene una relación íntima con el poema Carta de creencia, aquí la última estrofa:

 


Tal vez amar es aprender

a caminar por este mundo.

Aprender a quedarnos quietos

como el tilo y la encina de la fábula.

Aprender a mirar.

Tu mirada es sembradora.

Plantó un árbol.

Yo hablo

porque tú meces los follajes.

 

@aldan


Show Full Content

About Author View Posts

Edilberto Aldán
Edilberto Aldán

Director editorial de La Jornada Aguascalientes
@aldan

Previous Se llevó a cabo ciclo de conversatorios virtuales sobre violencia política de género
Next Están por salir los avalúos de los terrenos en venta del Fiade
Close

NEXT STORY

Close

UTA presta equipos de cómputo a alumnos en situación vulnerable  

18/03/2021
Close