Convirtiendo los Rellenos Sanitarios en fuente de materias primas/ La columna J  – LJA Aguascalientes
25/09/2020


Este artículo está dedicado a la redactora principal de este texto, Sylvia de la Peña de la Vega; quien ha hecho una importante crítica y reflexión sobre el cambio climático y sus efectos en México y el mundo.

“La protección del medio ambiente es responsabilidad y tarea de todas las personas. Sólo si conocemos, respetamos y amamos las formas de vida y la naturaleza que nos rodea, podemos hacer posible un estilo de vida sostenible”, Anónimo. 

 

Problema actual

La crisis del Covid-19 ha traído cambios drásticos en nuestra forma de vida, y una de sus consecuencias más importantes pero muy difíciles de manejar es el incremento de residuos. La generación de desechos médicos, residuos peligrosos y materiales desechables como mascarillas y guantes han aumentado considerablemente durante la pandemia. La ONU ha manifestado que el manejo incorrecto de este tipo de residuos “podría desencadenar un efecto de rebote y otras consecuencias en la salud humana y el ambiente, por lo que su gestión y disposición final de forma segura es vital como parte de una respuesta de emergencia efectiva”1.

 

La solución de ITM

Ante este gran reto mundial, ingenieros alemanes muy preocupados por la preservación del planeta de la empresa ITM Alemania han desarrollado tecnología innovadora capaz de resolver el problema con el manejo de residuos. 

Esta TECNOLOGÍA ÚNICA EN EL MUNDO hace posible la producción de energía y de materias primas para su posterior procesamiento, a partir de todos los residuos con base de carbón, tales como; residuos plásticos, materiales de manejo especial, composta, residuos de jardín, gases de incineración, lodos de depuradora, etc. Éstos se procesan dentro de un reactor, en ausencia de oxígeno, y SIN emisiones de gases y CO2, para convertirlos en materias primas que después de procesos especiales de refinación pueden ser devueltos al ciclo de utilización.

 

Tecnología y energía a favor del planeta

El uso de la tecnología NO DEBE ser contrario a la conservación de la naturaleza. Es decisión del ser humano si utiliza la tecnología para destruir la naturaleza o para ayudar a preservarla. Esto es sumamente importante para las tecnologías que producen energía y para las que se dedican al reciclaje de residuos. 

La ventaja de la tecnología de ITM es la capacidad de suministrar continuamente energía a la red eléctrica sin fluctuaciones gracias a los reactores instalados en la planta. Además, se extraen naturalmente importantes materias primas, por ejemplo; el gas de pirólisis se puede procesar para convertirse en fuente de energía, el aceite de pirólisis se puede refinar en combustible diésel o se utiliza para la producción de electricidad, y el carbono que se obtiene del proceso, al ser de alta calidad, puede utilizarse en la medicina, la industria automotriz, la producción de materiales aislantes, etc.

Hoy en día los productores de electricidad más importantes son las centrales eléctricas que utilizan el petróleo o el gas como combustible, estas son muy costosas, contaminan nuestro aire y regularmente son influenciadas por problemas de carácter político. Sin embargo, esto no tiene que seguir siendo así.

Con el uso de esta tecnología tan única podemos convertir los vertederos y rellenos sanitarios en proveedores sumamente importantes de materias primas.

¿Cómo lograron esto? En dos sencillos pasos:

Termólisis de inducción

Al utilizar la termólisis de inducción con la planta de cogeneración posterior, la cual es una planta de producción autosuficiente, de alto rendimiento, muy eficiente y segura que cuenta con su propio suministro de energía.


Debido a su sistema operativo autónomo, todos los residuos con base de carbón se procesan en un reactor con exclusión de oxígeno y SIN emisiones. Estos residuos se convierten en materias primas reciclables que se pueden utilizar posteriormente para garantizar la producción de energía limpia y amigable con el ambiente.

Las plantas pueden expandirse según sea necesario y combinarse con otras instalaciones y tecnologías. Gracias a la construcción cerrada de la planta se elimina el riesgo de cualquier fuga de contaminantes.

 

Gasificación a Alta Temperatura

El siguiente paso es un proceso especial de gasificación a alta temperatura, el cual también es autosuficiente y cuenta con su propio suministro de energía. Aquí se procesan los materiales contaminados y residuos peligrosos para producir energía.

Durante el proceso las plantas de ITM producen un gas de pirólisis (o gas sintético) totalmente utilizable que es elevado a temperaturas de al menos 1800°C para eliminar todos los contaminantes y toxinas. Como también es un sistema autónomo, no se emiten emisiones al ambiente.

 

“Dos pájaros de un solo tiro”

Ambas tecnologías, el proceso de termólisis de inducción y el proceso de gasificación a alta temperatura, pueden resolver nuestros problemas de residuos y de producción de energías amigables con nuestro planeta al convertir los residuos de los rellenos sanitarios en materias primas, valiosas fuentes de energía y productos finales. 

Si a usted querido lector le interesa llevar esta tecnología ÚNICA en el mundo a su ciudad o a su negocio para resolver los problemas de residuos y de producción de energías amigables con el ambiente, no dude en ponerse en contacto. Vamos a dejar este mundo mejor de como lo encontramos. 

In silentio mei verba, la palabra es poder.

 

Datos de contacto

Nicole Heineck

(Finance and Executive Manager)

[email protected]

Sylvia de la Peña

(Public and Environmental Health Engineer)

[email protected] 

 

Referencias

1. Amparo, Lasso. (ONU, 2020) https://bit.ly/2DMJyRI

Vídeo Recomendado

Show Full Content
Previous ¿Qué es la responsabilidad social?
Next A prohibir el hambre / Sobre hombros de gigantes 
Close

NEXT STORY

Close

Movimiento Ciudadano no recibirá financiamiento del PAN o el PRD

25/09/2017
Close